Música

El ‘bebé’ de la portada de ‘Nevermind’ demanda a Nirvana por pornografía infantil

Spencer Elden fue fotografiado cuando tenía cuatro meses de edad, la imagen se convirtió en todo un ícono de la música y la cultura pop. Ahora, a sus 30 años dice que sufre por la foto.

Un bebé desnudo, nadando con la aparente intención de tomar un billete de $1 que hay en el agua, se convirtió en una de las imágenes más icónicas de la música y de la cultura pop. La instantánea que protagonizó un bebé de cuatro meses, lució en la portada del disco Nevermind, el más importante de la breve discografía de la banda Nirvana.

Hoy, 30 años después, Spencer Elden, quien era ese niño de cuatro meses que protagoniza la foto, demandó a la agrupación por pornografía infantil, ya que aduce que la imagen muestra de manera lasciva sus partes íntimas.

Elden asegura además que ha sufrido daños de por vida ya que su imagen está ligada a la explotación sexual comercial de la que fue víctima cuando era menor de edad, ya que la fotografía fue vendida en todo el mundo desde que era un niño hasta la actualidad.

Medios internacionales como Variety, BBC y El País, han dado cuenta de esta información. La demanda fue interpuesta por el abogado Robert Y. Lewis, quien sostiene que la inclusión del billete de $1 (que se colocó en la imagen después de la toma de la foto), hace que el menor parezca un trabajador sexual.

En la acusación alegan que a los padres de Elden les habían prometido que los genitales del bebé se iban a tapar, pero al final no fue así. BBC confirmó que Elden está pidiendo al menos $150.000 a cada uno de los 15 acusados como pago por daños y perjuicios. La lista incluye a los miembros sobrevivientes de la banda: Dave Grohl y Kris Novoselic; así como al administrador de la propiedad de Kurt Cobain, a Courtney Love (viuda de Cobain) y al fotógrafo Kirk Weddle.

La demanda cita un pasaje de la biografía Come as You Are: The Story of Nirvana del escritor Michael Azerrad, en la que se narra que la casa disquera quería usar una imagen diferente para la tapa del álbum, pero que fue el propio Kurt Cobain quien insistió en usar la de Elden.

Se dice que supuestamente el artista insistió en poner una calcomanía para cubrir el pene del bebé con una leyenda que dijera: “Si esto te ofende, debes ser un pedófilo encubierto”. Sin embargo, la imagen se publicó sin la etiqueta, reseña Variety.

Elden ha expresado que siente que no ganó nada por ser la imagen central de un disco que vendió más de 30 millones de copias en el mundo. “Todos los involucrados tienen toneladas y toneladas de dinero. Siento que soy el último pedacito de rock grunge. Vivo en la casa de mi madre y conduzco un Honda Civic”, había dicho en una ocasión, de acuerdo con el diario El País.

Variety recordó que en entrevistas anteriores, Elden había dicho que nunca fue compensado por la foto más allá de los $200 que le pagaron a sus padres en ese momento. Un argumento nuevo en esta demanda es que el acusador explica que sus papás no firmaron un documento en el que dieran permiso para el uso de la imagen de su hijo.

Según había comentado Rick Elden, padre de Spencer, en una entrevista que ofreció en el 2008 a la radio NPR, el fotógrafo era amigo de la familia y le había ofrecido dichos $200 a los padres del pequeño para participar en la sesión fotográfica.

“¡Acabábamos de tener una gran fiesta en la piscina y nadie tenía idea de lo que estaba pasando!”, dijo en esa ocasión. La familia se olvidó de la foto hasta que tres meses después la vieron en la portada del disco.

Los medios internacionales califican como contradictoria o ambivalente la actitud de Elden respecto a la famosa fotografía, ya que en ocasiones anteriores el hombre había emulado la imagen (ya de adolescente y de adulto) para festejar los aniversarios del disco Nevermind.

BBC recopiló declaraciones que había dado Elden en años pasados. En el 2016 dijo a la revista Time que se sintió molesto por la notoriedad que adquirió a medida que crecía.

“Me desperté de repente ya siendo parte de este gran proyecto. Es bastante difícil, sientes que eres famoso por nada. Es difícil no enojarse cuando escuchas de cuánto dinero se trataba”, había dicho.

“[Cuando] voy a un juego de béisbol y pienso: ‘Hombre, todos en este juego de béisbol probablemente han visto mi pene de bebé’, siento que me revocaron parte de mis derechos humanos”, siguió el hombre.

Tiempo antes, en entrevista con The Guardian, Elden a sus 23 años dijo que la foto había sido algo positivo en su vida y que le había abierto muchas puertas. “Ahora tengo 23 años y soy artista, esta historia me dio la oportunidad de trabajar con Shepard Fairey durante cinco años, lo cual fue una experiencia increíble. Es un gran conocedor de la música: cuando escuchó que yo era el bebé Nirvana, pensó que eso era genial”, explicó en ese momento.

La demanda fue presentada este martes 25 de agosto en el distrito central de California del Tribunal de Distrito de Estados Unidos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.