Carlos Soto Campos. 30 enero
El último concierto de The Beatles fue en la azotea de la oficina del grupo. Captura de pantalla
El último concierto de The Beatles fue en la azotea de la oficina del grupo. Captura de pantalla

Sir Peter Jackson conocido por dirigir la saga de películas de El Señor de los Anillos, se ha dado a la tarea de tratar otra historia querida alrededor del mundo: la de los cuatro grandes, The Beatles.

La noticia llegó este 30 de enero, día en que se celebran 50 años del último concierto de Paul McCartney, John Lennon, George Harrison y Ringo Starr, realizado en la azotea de Apple Corps, Londres.

El famoso grupo inglés tuvo una estrecha pero prolífica carrera. Debutaron en 1960 y se despidieron en 1970 con el álbum Let It Be, el cual siempre ha tenido un aura misteriosa para sus fanáticos.

Hasta ahora, se sabía poco de cómo habían transcurrido esas grabaciones en los estudio de EMI en Londres y en los últimos días del grupo, pero eso está por cambiar.

El documental que prepara Jackson se aprovecha de más de 55 horas de grabación en video para darle al público un vistazo de cómo ocurrió la penúltima grabación de The Beatles en el estudio, durante enero de 1969 (la última sería Abbey Road, realizada entre febrero y agosto de 1969).

Además de todo el material de video, el equipo de Peter Jackson tuvo acceso a unas 140 horas de grabación de audio en el estudio.

Michael Edward Lindsay-Hogg fue el director encargado de hacer esas tomas 50 años atrás. Su objetivo era hacer un documental sobre el regreso del grupo a los escenarios (se habían retirado en 1966), pero al final decidió centrarse en el concierto final en la azotea de Apple Corps.

Diferente al mito

Let It Be fue un final feliz a la carrera de los cuatro grandes. Después de haber publicado la psicodelia del álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band y otras experimentaciones sónicas, Let It Be vio al grupo reacomodado a la música más digerible y radiable.

Las grabaciones más psicodélicas de los Beatles ocurrieron de forma dispersa, con los cuatro miembros del grupo rotando en el estudio sin toparse muy a menudo. Las tensiones del álbum The Beatles, conocido como el álbum blanco, solo exacerbaron la situación.

Fue Paul McCartney quien sugirió que se reunieran en enero de 1969 para tocar juntos de nuevo como grupo, como lo hacían en los viejos tiempos del bar The Cavern.

Según Jackson, el grueso del que obtuvieron material muestra un ambiente de camaradería entre los cuatro miembros de un grupo que tenía los días contados.

“Me contenté de saber que la realidad es muy diferente al mito. Claro que hay momentos de drama, pero nada parecido a las diferencias que la gente asoció con este disco por mucho tiempo. Ver a John, Paul, George y Ringo trabajar juntos, creando canciones que ahora son clásicos, no solo es fascinante, sino que gracioso, motivador y sorprendentemente íntimo”, declaró el director en un comunicado enviado a los medios.

Peter Jackson dirigirá un documental sobre
Peter Jackson dirigirá un documental sobre "la despedida" de The Beatles". AP

Según Jackson, los espectadores pueden esperar una experiencia muy cercana al grupo, como si fueran “una mosca en la pared”.

“Será como una máquina del tiempo que los llevará hasta 1969 a sentarse en el estudio junto a ellos”, agregó.

Las grabaciones originales serán digitalizadas por Clare Olssen y el editor Jabez Olssen el mismo equipo que elaboró el documental They Shall Not Grow Old, que recuperó y colorizó material de la Primera Guerra Mundial. Esa es la clase de importancia que le dan en Inglaterra a los Beatles.

El documental de Peter Jackson aún no tiene nombre ni fecha de salida, pero se espera que sea publicado en el 2020, año en que se cumplirán 50 años de la salida del álbum Let it Be y medio siglo después de la disolución de la banda.

Según el comunicado enviado a los medios, el documental se está elaborando con la cooperación de los miembros sobrevivientes del grupo, Paul McCartney y Ringo Starr, así como Yoko Ono Lennon y Olivia Harrison, las parejas de los fallecidos John y George.