Carlos Soto Campos. 3 octubre, 2018
Debi Nova conoció al ingeniero de grabación Geoff Emerick en el estudio Sonic Ranch en Texas. Instagram de Debi Nova
Debi Nova conoció al ingeniero de grabación Geoff Emerick en el estudio Sonic Ranch en Texas. Instagram de Debi Nova

Los ingenieros en grabación y músicos en todo el mundo lamentaron este miércoles 3 de octubre la muerte de Geoff Emerick, el famoso ingeniero que realizó junto a The Beatles las grabaciones de álbumes icónicos como Abbey Road y Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Paul McCartney, Jack White y Giles Martin (hijo del difunto productor de Los Beatles, George Martin) los despidieron con sentidos mensajes en redes sociales por sus aportes a la música moderna.

A sus 72 años, Emerick continuaba trabajando y fue recientemente que una figura del ámbito costarricense pudo compartir una sesión de trabajo con él.

Debi Nova trabajó con Geoff Emerick en diciembre del 2017 en el estudio Sonic Ranch en Texas, y recordó con cariño al ingeniero por las horas que compartieron.

“Me impresionó la emoción que Geoff tenía en el estudio, era como estar con un ingeniero que acababa de empezar a trabajar. Aprendí que no importa cuántos años tiene uno haciendo su profesión, siempre hay que abarcarla con una mente de principiante dejando que cada cosa lo sorprenda a uno sin perder la magia y el amor por lo que uno hace", contó la tica desde España.

Esta experiencia llegó en un punto de su carrera en el que empieza a trabajar no solo como compositora e intérprete, sino como productora. En marzo se estrenó Pum Pum, canción de la cantante mexicana-estadounidense Sammi Sanchez para la que la tica hizo el arreglo.

El tiempo en el estudio con la leyenda permeó su acercamiento al estudio, dijo Debi Nova. Ella se encuentra grabando el que sería su tercer disco.

“Geoff escuchaba con oídos muy críticos porque en los años 60 y 70, cuando él grabó a Los Beatles, corregir y cuantificar ciertas cosas no era una opción.

“Siento que él aportaba otra manera de escuchar (la música), él se encargaba de posicionar los micrófonos de las guitarras y las baterías para que el espacio de grabación también incidiera en el sonido”, explicó la compositora.

La buena actitud en el estudio de Emerick fue algo en lo que Debi Nova y McCartney coincidieron: él siempre tenía la mejor disposición.

"Era muy hermoso ver cómo él estaba superpresente y fue muy respetuoso y halagador; de verdad que cuando uno hacía una toma bonita él se tomaba la molestia de decir cuánto le había gustado y eso para mí fue lindísimo presenciarlo”, finalizó la tica.