Uno de los músicos más destacados del mundo en su instrumento murió a los 90 años el 31 de enero

Por: Fernando Chaves Espinach 3 febrero, 2016

Redacción

Portada de uno de los discos más célebres de Aurèle Nicolet, con grabaciones de obras de Mozart.
Portada de uno de los discos más célebres de Aurèle Nicolet, con grabaciones de obras de Mozart.

Versátil explorador, poderoso ejecutante y completo artista: así fue Aurèle Nicolet, uno de los flautistas más influyentes del siglo XX, quien falleció este 29 de enero a los 90 años.

Schweizer Radio und Fernsehen informó del fallecimiento del músico suizo el 30 de enero. Empezó a ganar reconocimiento en los años 40 y 50, y con el tiempo se convirtió en una de las grandes referencias del instrumento en todo el mundo.

Nacido en Neuchâtel, Suiza, estudió en el Conservatorio de París, donde ganó el primer premio en flauta, y tocó en orquestas suizas. En 1950, fue nombrado flautista principal de la Filarmónica de Berlín, bajo la batuta de Wilhelm Furtwängler, un cargo que ejerció por nueve años. Luego enseñó en Berlín y Friburgo.

Tras su paso por Berlín, comenzó a tocar con importantes orquestas del mundo y a realizar recitales y grabaciones propias; grandes compositores como Toru Takemitsu y György Ligeti le dedicaron obras.

Entre sus más notables grabaciones se encuentran los cuatro cuartetos para flauta de Mozart, las sonatas completas para flauta de Bach y conciertos de Vivaldi y Louis Spohr. En 1967, publicó un muy utilizado Método para flauta; uno de sus aportes al instrumento fue la metodología de la respiración circular.

Era un músico de fuerte personalidad e ideas concretas. La revista Codalario recordó un famoso desencuentro que tuvo con el célebre director Herbert von Karajan, quien le reclamó en una ocasión por no estar ensayando. "'¿El señor flautista no necesita hacer labio?', le preguntó Karajan según la revista de música clásica. "Y el señor director, ¿no necesita hacer batuta?", le respondió Nicolet.