Jessica Rojas Ch.. 29 mayo, 2018
Ana Torroja superó los 20 años de carrera como solista. Fotos: OCESA Seitrack
Ana Torroja superó los 20 años de carrera como solista. Fotos: OCESA Seitrack

La cantante española Ana Torroja con su voz inconfundible se presentará en Costa Rica el próximo 7 de junio con el fin de apoyar a la Fundación Cadena Mayor, que busca el bienestar para la población adulta mayor de nuestro país.

Ana, quien supera los 30 años de carrera artística (primero con la agrupación Mecano y luego en solitario) cantará los éxitos de ayer y sus nuevas canciones en el Teatro Melico Salazar, en San José, a las 7 p. m.

Conexión es el nombre del espectáculo que traerá a suelo tico, con este show promociona el álbum homónimo que publicó en el 2015 y donde canta no solo temas de Mecano, sino también de su faceta en solitario.

Las entradas están disponibles en el sitio web Specialticket.net y sus puntos de venta autorizados. Los precios y localidades son: ¢17.000 (general cuarto piso), ¢32.000 (palco tercer piso), ¢38.000 (balcón tercer piso), ¢45.000 (palcos segundo piso), ¢48.000 (balcón segundo piso), ¢55.000 (palcos primer piso y luneta lateral) y ¢62.000 (luneta central). Los montos incluyen los impuestos y cargos por servicio. Además, los clientes de las tarjetas del Banco Nacional tienen un 20% de descuento en el precio.

Torroja habló con Viva de cara a su espectáculo en el Melico Salazar. No solo trató temas musicales, sino que también alzó su voz, como es su costumbre, para defender los derechos de la comunidad gay. A continuación les presentamos la entrevista:

-¿Cómo será esta presentación?

-Va a ser algo diferente a lo que ya hemos hecho; no totalmente, pero sí tiene cosas nuevas, sorpresas nuevas. Con Conexión ya llevo casi tres años girando y parece que no para uno, es comprensible porque al final todas las canciones que canto forman parte de la banda sonora de mucha gente, realmente es un concierto para disfrutarlo, para disfrutarlo con los cinco sentidos.

-En esta ocasión viene a apoyar a la Fundación Cadena Mayor. ¿Qué tan importante es buscar ayuda para esta población?

-Es algo de lo más gratificante que puede haber. Cuando uno ve y siente que lo que hace –aparte de hacer feliz a la gente y de verle brillo en los ojos cuando están en el concierto– sirve para ayudar, en la medida de lo posible, a la gente adulta, todo tiene muchísimo más sentido.

-El disco Conexión es muy particular porque conjuga canciones nuevas, viejas, grabadas en directo y hasta colaboraciones. ¿Qué le permite tener esa versatilidad en este disco?

-Es emocionante porque realmente no hay un solo segundo en el que la gente se vaya a otro sitio porque el disco es la base de un concierto con temas nuevos, temas para el recuerdo, canciones que para la gente son importantes porque pertenecen a momentos especiales de su vida. Todo eso hace que el concierto sea un viaje maravilloso por el recuerdo, pero también por el presente. Tener esa versatilidad hace que sea un espectáculo dinámico, divertido, enérgico y que haya tiempo para todo: para la locura, la emoción, las lágrimas o la risa; pasa de todo.

-¿Personalmente cómo siente las presentaciones y el disco?

-Un poco diferente en cada lugar en el que se presenta porque depende si los sitios son grandes o pequeños. Pero lo que sí siempre ocurre es que la gente sale eufórica, cuando termina el concierto no me dejan acabar; hay un momento en el que digo que si hay una canción que no canté y es importante para alguno que me lo diga y la canto. La conexión con la gente en un concierto es básica, fundamental, a mí me gusta comunicarme con ellos y que sean parte de lo que ocurra, por eso cada noche es diferente y mágica.

La cantante española se presentará en Costa Rica con el espectáculo 'Conexión'. Fotos: OCESA Seitrack
La cantante española se presentará en Costa Rica con el espectáculo 'Conexión'. Fotos: OCESA Seitrack

-¿Sigue sintiendo emoción, se le sigue erizando la piel?

-Sí, sino estaría muerta. Cada día es una experiencia nueva, una aventura; uno no sabe lo que va a ocurrir y eso es lo maravilloso de la vida. Si no siguiera erizándome la piel, no estaría haciendo esto. Me emociona seguir cantando, ver como la gente se emociona, me gusta tener esa comunión con el público.

-¿Qué es lo que ha hecho como artista para mantenerse vigente tras más de 30 años de carrera?

-Reinventarme, no dejar de sorprenderme nunca. Me importa mucho el público porque una vez que uno termina el trabajo ya no te pertenece sino que forma parte de la colectividad. En estos años lo más importante es ser honesta conmigo misma, ser consecuente, hacer lo que siento que debo sin preocuparme por modas o no modas; eso a veces tiene un riesgo porque aciertas más o aciertas menos, pero eso la gente lo percibe y lo valora. Sigo el camino que creo que debo seguir, intento hacer las cosas lo mejor que sé, nunca siento que lo tengo conseguido porque cada proyecto es algo nuevo.

-Había dicho que Conexión es el cierre de una etapa. ¿Qué viene después?

-Estamos trabajando ya en el final de un nuevo disco, estamos rematando esas canciones, creo realmente que va a sorprender porque es un proyecto que la gente no espera. Lo he hecho casi que en silencio y cuando lo ha escuchado gente cercana o de la disquera, se ha sorprendido; eso va a ocurrir con el público. Me siento con muchas ganas de publicarlo, es como si tuviera fuego debajo de los pies, pero ya llegará el momento.

-¿Cuál es la canción que no le puede faltar en un show?

-Hay muchas, es difícil. Si vas al concierto vas a ver que es muy difícil decidir cuál porque todas son importantes. Quizás A contratiempo, que fue la canción me vio nacer como solista o Mujer contra mujer que es un tema que por tratarse de la comunidad gay todavía hay que cantarlo, hay que seguir defendiendo.

-¿Sigue siendo una abanderada de la comunidad gay, qué tan importante es defender las minorías?

-Es importantísimo que uno pueda alzar su voz en lo que cree que hay que defender. Para mí el amor no se trata de títulos, no se trata de ponerle nombres porque si es unión o matrimonio al final son dos personas que se aman y no importa el sexo o la edad; son dos personas que celebran ese amor. Hay gente que tiene la manía de ponerle nombre a todo, que parece que si dices matrimonio o unión son una cosa o la otra; hay cosas que me cuesta mucho entender porque ni siquiera habría que defenderlas, son naturales.

-¿Ha pensado en incursionar en otros géneros como el urbano, en hacer este tipo de colaboraciones?

-Una colaboración no es algo que descarte porque creo que dentro de una canción pop puede incluirse una colaboración a lo mejor de algo más urbano; pero yo no sé hacer eso. Mi naturaleza es pop y no me gustaría hacer el ridículo en géneros que no son mi lugar natural para hacer música. Aquí lo importante es que hay sitio para todos, lo importante es que hay variedad de géneros.

-¿Qué significa Mecano en su actual vida artística?

-Seguramente no estaría aquí si no hubiera sido por Mecano, fue algo que estaba destinado para mí, he contado muchas veces la historia, Mecano apareció para mí, no lo busqué. Realmente hay tantas y tantas canciones que he cantado de Nacho y José (Cano) que han transcendido años y generaciones que es algo que no tiene precio, es un valor tan enorme que después de treinta y tantos años sigo cantándolas porque están tan vivas como cuando nacieron.