Fernanda Matarrita Chaves. 14 agosto, 2017

¡Qué desilusión sentimos al llegar al vestidor y descubrir que el increíble vestido no nos queda como se le veía al maniquí de la vitrina iluminada con luces frías! Otra desmotivación: encontrar la prenda soñada y que resulte muy pequeña o muy grande para nuestra silueta.

Las chicas de talla grande tenían un panorama aún más complicado: en las tiendas pocas veces se veía un diseño que superara la talla L y, de antemano, desistían de ingresar al negocio, porque para qué entrar si les iban a a decir que “de tu talla no hay”.

Eso han vivido las tres entrevistadas en este artículo: Ritha Clarke, María José Soto y Alexandra Forero. Al entrar en la tienda y preguntar por algún producto las veían de reojo y les decían: ¿es para usted? A veces, les daban algún pantalón de una talla que desde antes de entregarlo, el vendedor y la compradora saben que no les quedará.

(Video) ¿Qué debería de tomar en cuenta una chica de talla grande al ir de compras?

El panorama hoy es otro. Ahora cuando “ventaneamos” en un mall podemos notar cómo, poco a poco, emergen negocios con ropa plus size y los departamentos de talla grande empiezan a aparecer en las tiendas convencionales, con estilos sofisticados y agradables para todas las edades.

Con Clarke, Soto y Forero, visitamos tres diferentes lugares en los que existen secciones talla plus y una tienda especializada en este tipo de ropa.

“Al final de cuentas, cuando a uno le dicen ‘usted está muy gorda’, yo digo: ‘Sí, y¿qué, cuál es el tema?’. Yo soy saludable. Yo tengo un perrito adoptado que es mi adoración y lo saco a pasear todos los días por lo menos una hora. Yo me cocino y todo es supersaludable. Hay gente que le dice a uno usted va a ser de las modelos que adelgaza y yo digo que aunque eso pase siempre voy a ser grande”, resaltó Forero. 

Más adelante puede ver un video en el que las muchachas cuentan por qué eligen las tiendas Acrux Plus Size Store, Pistacho y Cotilú para conseguir vestimenta para toda ocasión, así como deportiva y versátil. Además aparece una guía con consejos de tiendas Ekono para tener un “clóset inteligente”.

Durante toda la ruta las modelos se compenetraron, contaron sus vivencias y sintieron admiración por las nuevas amigas que hicieron aquella tarde. Se empoderaron.

De moda. Las modelos de talla grande están de moda. Ahora no solo vemos más variedad de productos para ellas, sino que, además, hay concursos que resaltan la belleza para las más voluptuosas figuras: Miss Latina Plus Costa Rica, y Fashion XL, organizado por tiendas Ekono, son dos de los más reconocidos. También se premia la belleza grande a nivel internacional con el Miss Plus Universo.

Ritha Clarke, María José Soto y Alexandra Forero son tres modelos talla plus. Adrián Soto
Ritha Clarke, María José Soto y Alexandra Forero son tres modelos talla plus. Adrián Soto

Haciéndole justicia a todas aquellas siluetas que no entran en los impuestos estándares de belleza, sobresalen estas modelos talla plus . Para fortuna de todas las que no son 0, 2 o 4 la industria de las modelos de talla grande crece: “La moda ha ido cambiando y visualiza que la mayoría de las mujeres no son talla cero. Debemos continuar impulsando que la ropa se nos ve bien, somos hermosas”, dijo Ritha Clarke.

Es común escuchar o leer que cada quien proyecta lo que siente. Conocer a Ritha, María José Soto y Alexandra hace creer que ese adagio es real. Ellas dicen sentirse bien con sus cuerpos y su autoestima, exteriormente esa afirmación es notoria: sus ojos brillan, sus sonrisas son simpáticas y cuando pasan por algún sitio concurrido llaman la atención. Ellas son bellas, lo tienen claro y saben lucirlo.

Ritha Clarke, de 35 años, es modelo de talla grandes desde hace casi un lustro.
Ritha Clarke, de 35 años, es modelo de talla grandes desde hace casi un lustro.

Ritha Clarke, de 35 años, es la actual Miss Universo Plus. En mayo viajó a Trinidad y Tobago donde durante la gala de coronación le dijeron que había obtenido el segundo lugar, mas en su viaje de retorno a Costa Rica le notificaron que luego de sumar los puntos ella quedaba como reina. La corona se la tuvieron que enviar porque para ella era imposible regresar.

“Yo gané mejor traje de gala, mejor discurso y mejor respuesta final. Ellos querían que yo fuera hasta allá pero para una plus es muy difícil porque todo se lo tiene que costear uno. Yo haciendo bastante esfuerzo pude conseguir ayuda de algunos patrocinadores”, contó Clarke.

Desde hace cuatro años, Clarke es modelo talla grande. Su travesía inició cuando para una tarea de la universidad se le ocurrió hacer unas fotografías, su primo la ayudó y desde entonces validó la hermosa figura que veía en aquellas imágenes. Está casada y es madre de Saysha, una pequeña de seis años.

“Yo tuve una pérdida de un bebé y en lugar de preocuparme me ocupé: vi el certamen de Miss Latina Plus Costa Rica 2016, me metí y lo gané. Eso me ayudó porque me rodeé de chicas. Los trabajos que he conseguido los he buscado, yo no he estado en agencias.

María José Soto: “Lo difícil es que como esto está de moda hay personas que no quieren reconocer los honorarios por un trabajo que es profesional. Ya se abrió el camino en la moda talla plus . Ahora, hay que cambiar la mentalidad de que porque somos plus nos están haciendo un favor usándonos como imagen”.

”A las personas plus les cuesta más, y hay que decirlo, más a una persona negra. Hasta ahora lo he hecho sola; mi primo me ha ayudado porque me dice que practique poses y estudie moda”, contó Clarke, quien es traductora y máster en Gerencia de Proyectos.

El contraste entre su cabellera afro y verdes ojos hacen que Ritha no pase inadvertida. Durante esta conversación, expresó sus ganas de ser parte de alguna agencia de modelos. Tras tocar varias puertas le han dicho que aún no se abre una categoría talla grande.

Ritha pesa 104 kilos. En busca de mejorar su salud perdió 20 luego de estar en estado de coma diabético.

“Me encanta hacer ejercicio y hago videos haciendo ballet: así puedo demostrar que por el peso no tenemos esa limitación. También me gusta practicar pilates. Atrás quedaron los momentos en los que me sentía mal cuando me decían ‘de qué jugás si sos una gorda’. Lo más lindo es cuando la belleza viene de adentro. Si usted es linda por dentro lo va a demostrar”, dijo.

María José Soto, de 27 años, alternará próximamente su trabajo como modelo 'plus size' con los estudios de Administración de Empresas.
María José Soto, de 27 años, alternará próximamente su trabajo como modelo 'plus size' con los estudios de Administración de Empresas.

Para Clarke poder ser modelo talla grande implica ser humilde, carismática y estar a la vanguardia con las tendencias para poder reflejar lo mejor de sí a otras mujeres. Ser siempre un ejemplo positivo y motivar a que se promueva el empoderamiento de mujeres de todas las edades es su objetivo.

Clarke afirma que para ella y sus homólogas se torna complicado ser contratadas para pasarelas de “alta costura” pues “casi no hay diseñadores que confeccionen para nosotras”.

Clarke también señaló que uno de los mayores desafíos que deben enfrentar es la “desigualdad”, que en ocasiones, existe en el pago.

“Yo pido que nos reconozcan igual. No es posible que quieran pagarle más a quienes son delgadas”, dijo.

Exteriorizar la belleza. Con 27 años, María José Soto tiene en su historial de modelo ser Miss Latina Plus Costa Rica 2015 y Fashion XL 2016.

“Yo siempre he trabajado por canje (le remuneran el trabajo con productos del cliente). Ahora cobro sin miedo”, asevera Soto. “Lo difícil es que como esto está de moda hay personas que no quieren reconocer los honorarios por un trabajo que es profesional. Ya se abrió el camino en la moda talla plus . Ahora, hay que cambiar la mentalidad de que porque somos plus nos están haciendo un favor usándonos como imagen”.

María José se vinculó con los concursos de belleza y el modelaje con la intención de “exteriorizar su belleza”.

“Yo peso 100 kilos y esto nunca me ha afectado para nada. Siempre he sido gruesa y eso no ha sido impedimento. Cuando entré a un concurso lo hice porque me gusta como soy, no fue por aceptación, mi autoestima es alta”, dijo.

María José Soto pronto iniciará los estudios en la carrera de Administración de Negocios. Ella planea combinar sus estudios con el modelaje independiente.

“Para ser modelo de talla plus hay que tener carisma, una excelente actitud, buena autoestima y proyectarlo. Nos estamos abriendo paso en el mundo de la moda: las modelos de talla grande hemos roto barreras y estamos derribando estereotipos que dicen que se es bella solo si se usa una talla pequeña. No ha sido fácil, al contrario, es una cultura nueva que se está desarrollando y las pioneras de esto debemos dejar unas buenas bases para quienes vengan después”, dijo.

”A las personas plus les cuesta más, y hay que decirlo, más a una persona negra. Hasta ahora lo he hecho sola; mi primo me ha ayudado porque me dice que practique poses y estudie moda”, contó Clarke, quien es traductora y máster en Gerencia de Proyectos.

Modelo orgullosa. Alexandra Forero es una de las primeras modelos de talla grande fichadas por una agencia. Ella pertenece a High Select Models desde hace poco más de un año.

En el caso de Forero, de 28 años, siempre estuvo vinculada con la moda, pero detrás de la pasarela. Ella es productora e incluso ha trabajado en oportunidades para producciones de la Revista Perfil, de Grupo Nación.

Alexandra Forero, de 28 años, es modelo talla plus, productora y dueña de la empresa de desarrollo creativo The Neetwerk.
Alexandra Forero, de 28 años, es modelo talla plus, productora y dueña de la empresa de desarrollo creativo The Neetwerk.

“Estaba trabajando para la agencia haciéndoles unas producciones, así empecé. Me dijeron que yo iba a modelar y me ofrecieron hacer un catálogo. En esto me ha ido muy bien. Llegó un momento en el que caí en cuenta de lo que estaba representando y me empezó a gustar más: nunca se me hubiera ocurrido que la gente me iba a seguir o que gente me iba a decir que las inspiraba.

”Ahí lo empecé a tomar más en serio. Gracias a Dios tengo mucho trabajo. Yo soy productora, máster en Moda y luego modelo”, comentó.

Alexandra resalta que ser una chica plus size no significa que detrás de ella haya una triste historia. “Yo no solo soy plus size , soy grande. En mi familia todos son grandes. Yo vendría siendo la versión amazónica de una mujer porque no solo mido 1.80 m, también peso 98 kilos y calzo hasta 40- 41”, añadió.

Alexandra ha estado en las pasarelas de Perfil Mujer y constantemente es invitada a programas radiales para hablar de seguridad y amor propio. Recientemente, participó en un anuncio de la marca de toallas femeninas Saba. Alexandra recalca que para ser modelo no hay que valerse de una talla, sino de determinación, buena actitud, disponibilidad y compromiso.

Forero, quien es dueña de la empresa de desarrollo creativo The Neetwerk, señala que para ella que la llamen “gorda o gordita” jamás es una ofensa.

“Al final de cuentas, cuando a uno le dicen ‘usted está muy gorda’, yo digo: ‘Sí, y¿qué, cuál es el tema?’. Yo soy saludable. Yo tengo un perrito adoptado que es mi adoración y lo saco a pasear todos los días por lo menos una hora. Yo me cocino y todo es supersaludable. Hay gente que le dice a uno usted va a ser de las modelos que adelgaza y yo digo que aunque eso pase siempre voy a ser grande”, resaltó.

¿Qué pasa afuera? Costa Rica es uno de los países en los que estamos viendo esta tendencia que en Estados Unidos está en auge desde hace bastante tiempo. Actualmente la modelo Ashley Graham es uno de los máximos iconos de belleza en talla grande.

En febrero durante el Fashion Week Nueva York, Graham fue por primera vez parte de una pasarela de Michael Kors. Con la inédita aparición de Ashley en la presentación otoño- invierno, el gran Kors dio el banderazo inicial para que el mundo en general y el mundo de la moda comprendan que la belleza no se puede medir.

No todas han sido victorias inmediatas. Recientemente, Graham reveló que no pudo asistir a la gala del Metropolitan museum of Art 2016 porque no encontró un diseñador que la vistiera. Poco después apareció Christian Siriano, el estadounidense que se ha popularizado por su política de diseñar para figuras muy estilizadas y también voluptuosas.

Pero, ¿cómo estamos en Costa Rica en ese aspecto? Por ahora, en el gremio de la moda local, este es un tema pendiente.

Según Ana María Blanco, estudiante de Diseño de Modas, de la Universidad Véritas y quien realiza su proyecto de graduación enfocado en moda talla plus , dijo que luego de realizar su investigación se percató de que no hay diseñadores de moda que se dediquen de lleno a crear para tallas más allá de lo “convencional”.

“Siempre me llamó la atención porque crecí rodeada de personas talla plus y vi la dificultad que enfrentaban para conseguir ropa. Luego de una investigación exhaustiva vi que no hay diseño local que tenga como público meta las personas talla plus .

”Hay marcas que están incursionando en el tema, pero no se dedican del todo a ellas. La moda ha estado intentando romper ese ideal de que es solo para personas delgadas y altas. En los últimos años este es un mercado que está agarrando fuerza, pero que se ha dejado de lado”, dijo.

Aunque el mundo de la moda y el mercado no siempre estén de su lado, las modelos de talla grande llegaron para quedarse, decididas a seguir abriendo camino.