Lysalex Hernández A.. 24 enero, 2016

(Video) Mariachi Vargas en el Festival Ranchero de Palmares

Palmares

Considerados como "el mejor mariachi del mundo", según el propio Vicente Fernández, el Mariachi Vargas dejó un muy buen sabor de boca la noche del sábado, tras finalizar su presentación en el Festival Ranchero de Palmares.

Cuando el reloj marcó las 8:50 p. m., los 13 músicos que integran la agrupación se dirigieron, con sus instrumentos en mano, en dirección al escenario. El público, al verlos, los recibió con efusivos aplausos y gritos, gesto que agradecieron los músicos levantando sus sombreros de charros.

Con casi 120 años de existencia, están más que claras las razones del por qué este mariachi es uno de los más respetados de la industria musical. La calidad de las voces de sus integrantes, la conexión que establecen con su público y la extraordinaria precisión con la que tocan sus instrumentos, es parte de ello.

La canción Sabes una cosa, que interpretaron a tres voces, fue una clara muestra de su reconocimiento. Mientras se paseaban por todo el escenario, los asistente se deleitaban haciendo como solo suya estrofas como: "No sé ni desde cuándo llegaste. De repente mi corazón lo empieza a notar".

A este le siguieron temas como El cascabel, Mi país, Cuando pasan los años, Hasta que te conocí y La norteña; haciendo que el público viajara por una montaña rusa de emociones.

El mariachi también tuvo el tiempo de compartir con sus seguidores su más reciente sencillo, que lleva por nombre Se me hizo fácil, incluido en su más reciente producción discográfica, y que lleva por nombre 16 razones para cortarse las venas.

"Ese es un disco que está hecho para el disfrute de nuestros público. Estamos seguros que cada una de esas 16 canciones llevará por un viaje de emociones a quienes lo escuchen", comentó uno de los músicos.

Carlos Ramírez, quien asistió por quinta ocasión al Festival, destacó que una de las mejores virtudes de este mariachi es la forma en la que "engranan" instrumentos como las trompetas, el guitarrón, el arpa y los violines.

"Esa destreza no la tienen todos los mariachis del mundo y eso es algo que agradecemos quienes amamos la música mexicana. Transmitir tantos sentimientos con esto, la verdad, no es una tarea fácil", argumentó Ramírez.

Un popurrí que sirvió de homenaje a José Alfredo Jiménez, fue la excusa perfecta para que algunos integrantes del mariachi descendieran de la tarima para cantarles de cerca a los asistentes. Esto fue aprovechado por el público para tomarse fotografías y abrazar a los cantantes.

El cierre, luego de dos horas de presentación, llegó con la invitación al escenario, por segunda vez, a la cantante Ángeles Ochoa, que los acompañó en temas como La norteña, canción que, en particular, le valió muchos aplausos a la mexicana.

La negra fue la canción con la que el público se puso de pie para despedir al Mariachi Vargas, que dijo adiós con ma promesa de seguir complaciendo a sus seguidores de Costa Rica.

Voz femenina. Si bien, el Mariachi Vargas era el "plato fuerte" de la noche, la mexicana Ángeles Ochoa fue la voz escogida para ir calentando la garganta del público con su repertorio musical.

Al ser las 8:10 p. m., la cantante fue escoltada hasta el escenario. Allí, mientras saludaba a los presentes, procedió a interpretar la canción El Herradero, en medio de silbidos y aplausos, que parecían ser una especie de reconocimiento a si voz.

"Buenas noches, Palmares. Estoy tan emocionada, porque este es mi primer concierto del 2016, así que ustedes serán mis padrinos de este año. No había tenido la oportunidad de poder cantarle a este público tan hermoso y poder hacerlo me hace muy feliz", dijo la artista.

Durante media hora, Ochoa hizo un repaso por temas como Los cuatro gallos, que grabó gracias al reconocido Vicente Fernández, que hizo que la gente no escatimara en aplausos.

Mención aparte merece el Mariachi Colonial, la agrupación costarricense que acompañó a la mexicana y que se llevó consigo gran cantidad de elogios, esto gracias a la buena ejecución musical durante su presentación.

Uno de los momentos más especiales fue con la canción Costumbres, en la que los asistentes la acompañaron de principio a fin, en una sola voz. El tema sirvió para que varias de las parejas se demostraran su amor con besos, caricias y abrazos.

La edición número 24 del Festival Ranchero de Palmares también contó con la participación los cantantes ticos Mia Araujo y Yecson Carvajal, quienes junto al chileno y exparticipante de Latin American Idol, Rubén Álvarez, presentaron un espectáculo dedicado a la música plancha.

La noche del sábado fue ideal para quienes deseaban una dosis intravenosa de "sentimientos y recuerdos", como dijo una persona del público mientras salía del redondel. Al final de cuentas, una vez al año, no hace daño.