El Universal/GDA. 12 febrero
Salma Hayek deslumbró con su presencia en la alfombra roja previa a la gala de los Óscar. La artista mexicana desfiló con un diseño de la casa Gucci. Foto: AP.
Salma Hayek deslumbró con su presencia en la alfombra roja previa a la gala de los Óscar. La artista mexicana desfiló con un diseño de la casa Gucci. Foto: AP.

El Universal /GDA. Esta 92 ° entrega de los premios Óscar no fue muy placentera para la actriz mexicana Salma Hayek, ya que los nervios de subir al escenario a entregar una estatuilla y luego toparse de frente con Eminem, unos de sus ídolos de la música, le provocaron que causara un accidente.

La intérprete veracruzana, entre el apuro de salir al aire y ver al rapero nacido en Misuri que iba bajando del escenario, se sorprendió tanto que le derramó agua encima y ese instante quedó inmortalizado en la cuenta de Instagram de la intérprete donde explica el porqué la cara del cantante de Lose Yourself, tema que presentó en la gala a lo mejor del cine mundial.

Quien diera vida a la pintora Frida Kahlo en la pantalla grande aseguró que al tratar de limpiar su error, abrazó impulsivamente a Eminem –quien ya tenía cara de terror– para luego confesarle que era una de sus más grandes admiradoras. ”En estas imágenes podría parecer que Eminem y yo somos mejores amigos, pero lo que realmente sucedió es que mientras él salía del escenario y yo me preparaba para entrar, me sorprendió tanto verlo que le tiré agua encima. Si examinas la foto, me veo mortificada y él se ve aterrorizado de mí. Mientras intentaba limpiarlo, lo abracé impulsivamente y le dije: ‘Encantada de conocerte, Eminem. ¡Soy tu gran fan!’", aseguró la esposa del empresario francés François-Henri Pinault en la red social.

A pesar de que la veracruzana se sintiera muy apenada por tal situación, las cosas terminaron de una manera que ni ella esperaba, ya que el cantante de Rap God y My Name Is en una breve declaración a la revista Rolling Stone aseguró haber disfrutado ser el centro de atención de la noche, pero lo que más le había agradado fue haber abrazado a Salma.

Eminem causó asombro y confusión entre los invitados a la ceremonia con su actuación, y es que nadie esperaba verlo en el escenario cantando el tema original de la cinta 8 Mile, Lose Yourself, el cual le valió un Óscar en el 2003.

El divertido accidente con Eminem no fue todo lo que tuvo que vivir Salma en la gran noche del cine. La artista terminó la velada en un hospital de la ciudad luego de la gala de premiación.

Salma siguió el protocolo, se cambió de ropa y salió a festejar, pero su noche concluyó en un centro médico. El motivo de la visita al hospital fue que Evelyn O’Neill, mánager y amiga de la mexicana, tuvo un pequeño accidente y tuvieron que llevarla a emergencias del centro médico Cedars-Sinai para que la atendieran.

A través de sus redes sociales la también empresaria y productora posteó una imagen donde se le puede ver con su amiga y representante en el cuarto de un nosocomio. “Cuando las fiestas apenas comenzaban, mi acompañante, amiga y mánager Evelyn O’Neill, tuvo un pequeño accidente y tuve que llevarla a urgencias donde pasamos el resto de la noche de los Óscar hasta que salió el sol”, escribió la actriz de Frida y Socias en guerra.