Gloriana Corrales. 7 octubre, 2017

El cantante de R&B Nelly fue detenido la mañana de este sábado por presuntamente haber violado a una mujer, según el portal TMZ.

El artista, cuyo verdadero nombre es Cornell Iral Haynes Jr., se encontraba de gira en Washington con el grupo de música country Florida Georgia Line.

Esta no es la primera ocasión en la que el rapero se enfrenta a la ley. En el 2012 y en el 2015 fue detenido por posesión de drogas y una pistola cargada.
Esta no es la primera ocasión en la que el rapero se enfrenta a la ley. En el 2012 y en el 2015 fue detenido por posesión de drogas y una pistola cargada.

La detención habría ocurrido cerca de las 7 a. m., de acuerdo con el diario The Telegraph. La presunta víctima, cuya identidad aún no ha trascendido, habría interpuesto la denuncia cerca de las 4 a. m.

Según las versiones policiales, el delito habría ocurrido durante la madrugada en el autobús de la gira, en la zona de Seattle, luego de una actuación en el Anfiteatro White River.

Contra Nelly se levantaron cargos de violación en segundo grado, es decir, que la víctima no estaba consciente de estar siendo abusada por estar física o mentalmente incapacitada.

El rapero, de 42 años, tiene programado presentarse junto a Florida Georgia Line en Ridgefield, Washington, esta noche. De acuerdo con declaraciones de sus representantes a New York Daily News, ya fue liberado.

"Nelly es víctima de una acusación completamente fabricada", dijo el abogado del cantante, Scott Rosenblum, a la revista Variety. "Nuestra investigación inicial establece claramente que esta acusación carece de credibilidad y está motivada por la avaricia y la venganza. Estoy seguro de que, una vez que se investigue esta injuriosa acusación, no habrá cargos. Nelly está preparado para emprender todas las medidas legales para reparar cualquier daño causado por esta acusación claramente falsa".

Este no es el primer enfrentamiento del intérprete de Hot in Herre con la justicia. El ganador de tres premios Grammy fue arrestado en el 2015 en Tennessee por posesión de drogas, luego de que el Departamento de Transportes de Estados Unidos descubriera metanfetaminas y marihuana en su bus de giras.

Además, en el 2012 las autoridades de un puesto de control de patrulla fronteriza en el oeste de Texas hallaron marihuana, heroína y una pistola cargada, también en su autobús.