Agencia AP. 18 enero
Meghan Markle y el príncipe Enrique se casaron el 19 de mayo de 2018, en la Capilla de San Jorge de Londres. AP
Meghan Markle y el príncipe Enrique se casaron el 19 de mayo de 2018, en la Capilla de San Jorge de Londres. AP

El Palacio de Buckingham informó de que el príncipe Enrique y Meghan Markle, su esposa, ya no utilizarán los títulos de “alteza real” ni recibirán fondos públicos en virtud de un acuerdo alcanzado para que se retiren como miembros de la realeza.

El Palacio agregó que Enrique y Meghan dejarán de ser miembros activos de la familia real cuando los nuevos acuerdos entren en vigor en la “primavera (boreal) de 2020”. Serán conocidos como Enrique, duque de Sussex, y Meghan, duquesa de Sussex.

Ambos dejarán de usar los títulos de "su alteza real", pero no se les despojará de ellos. Enrique seguirá siendo considerado un príncipe y el sexto en la línea de sucesión al trono británico.

El comunicado agregó que la pareja reembolsará unos 2,4 millones de libras ($3,1 millones) del dinero de los contribuyentes, el cual gastaron en la renovación de su hogar cerca del Castillo de Windsor.

En un comunicado oficial, la reina Isabel II dijo que estaba complacida con los acuerdos alcanzados.

"Hemos encontrado un camino constructivo y de apoyo para mi nieto y su familia. Enrique, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de mi familia”, expresó la monarca.

Meghan Markle y el príncipe Enrique compartieron fotos en Instagram del bautizo del príncipe Archie, su primogénito.
Meghan Markle y el príncipe Enrique compartieron fotos en Instagram del bautizo del príncipe Archie, su primogénito.

El anuncio apareció después de varios días de conversaciones entre cortesanos reales, debido al anuncio de Meghan y Enrique de renunciar como miembros de la realeza y vivir a tiempo parcial en América del Norte.

Eso sí, el Palacio de Buckingham no reveló quién pagará la seguridad de la pareja, financiada actualmente por los contribuyentes británicos. El palacio expresó que no hará comentarios “sobre los detalles de los arreglos de seguridad”.

“Existen procesos independientes bien establecidos para determinar la necesidad de seguridad financiada con fondos públicos”, especificó el comunicado.

Antecedente real.

La forma en la que el príncipe Enrique y Meghan hicieron públicos sus deseos de separarse de la realeza, sin prevenir a la reina ni al príncipe Carlos, provocó un polvorínen Inglaterra y en todo el mundo.

Uno de los puntos más polémicos era precisamente la no renuncia de la pareja a sus títulos nobiliarios ni privilegios, como su residencia o su servicio de seguridad estatal. También provocó un debate sobre si la decisión estuvo influida por un trato racista de la prensa sensacionalista británica a Meghan.

Sin embargo, con el reciente anuncio, parece que muchas de las aguas podrían volver a su cauce.

Por ahora, la duquesa de Sussex se encuentra en Canadá y se le vio muy relajada en una aparición pública que tuvo, mientras que el príncipe Enrique también se dejó ver en Inglaterra, donde presidió el sorteo de la Copa del Mundo de Rugby, que se realizará en el 2021.