Farándula

Meghan y Enrique: guía para entender el ‘no cuento de hadas’

Los duques de Sussex han provocado todo un polvorín que sacude a la familia real británica desde el comienzo de su relación en el 2016.

El príncipe Enrique de Inglaterra y su esposa Meghan Markle, ambos duques de Sussex, han vivido una relación que ni de lejos se puede considerar como convencional dentro de los rigurosos estándares que exige la realeza británica, todo lo contrario.

Desde el momento en que el príncipe se interesó de manera romántica en una actriz, estadounidense, afrodescendiente y ¡divorciada!, todas las miradas se posaron sobre la relación. No solo por parte de la prensa rosa o de los fanáticos de las historias de amor de los royals, sino que también la familia real como institución estuvo sobre ellos.

Decididos a vivir su vida como ellos quieren, aunque eso significara romper las reglas y perder títulos nobiliarios, Meghan y Enrique tomaron las riendas de su matrimonio y provocaron todo un polvorín en torno a la casa real británica. Desde un matrimonio a su manera (y a escondidas del ojo público) pasando por renunciar a los derechos y deberes de ser parte de la realeza hasta la reciente y reveladora entrevista que le cedieron a la presentadora Oprah Winfrey; este es el resumen de lo que podríamos considerar el “no cuento de hadas” de Enrique y Meghan.

4 de agosto de 1981: Nace Rachel Meghan Markle, en Los Ángeles, California. Es hija de Doria Loyce Ragland una mujer afroestadounidense, trabajadora social e instructora de yoga, y del director de fotografía Thomas Wayne Markle, de ascendencia británica, neerlandesa e irlandesa.

15 de setiembre de 1984: Nace su alteza real el príncipe Enrique Carlos Alberto David Mountbatten-Windsor en el hospital ST. Mary’s, en Paddington, Londres. Es hijo del príncipe Carlos de Inglaterra y la princesa Diana de Gales.

Meghan Markle, antes de conocer al príncipe Enrique se dedicaba a la actuación. Sus papeles más reconocidos llegaron con su participación en las series de televisión Suits y Fringe. Estuvo casada entre el 2011 y 2013 con el productor de cine estadounidense Trevor Engelson.

Enrique por su parte, cumplió durante su infancia, juventud y adultez temprana con todos los requisitos y deberes que tenía al ser miembro de la casa real británica. Tuvo una carrera militar que combinó con sus estudios y compromisos reales y actividades humanitarias. Sentimentalmente (y de manera pública) se relacionó con Chelsy Davy y Cressida Bonas.

La primera cita: En el 2016 una amiga en común de Meghan y Enrique los unió en una cita a ciegas. Un día después volvieron a salir, el flechazo fue directo. Según contó la pareja a la BBC, un mes después de la primera cita, el príncipe invitó a Meghan a acampar durante cinco días en Botswana, ellos solos.

Acoso contra Meghan: En noviembre del 2016 el príncipe Enrique emitió un comunicado oficial en el cual informaba que su entonces novia sufrió ataques de acoso, sexismo y racismo por parte de la prensa inglesa. Este es uno de los primeros encontronazos que sufrió la pareja con la opinión pública.

Juntos oficialmente : La primera aparición oficial de Meghan y Enrique como pareja fue durante la inauguración de los Juegos Invictus en Toronto, Canadá, en setiembre del 2017. En noviembre de ese mismo año el príncipe Carlos por medio de un comunicado oficial emitido desde Clarence House, anunció el compromiso matrimonial de la pareja.

Se dice que la propuesta de matrimonio la hizo el príncipe mientras preparaba junto a Meghan pollo asado en uno de los jardines del palacio de Kensington. El anillo de compromiso fue elaborado con diamantes que habían pertenecido a Diana de Gales y en el centro tenía un diamante de Botswana.

La boda real: El 19 de mayo de 2018 Meghan y Enrique dieron el sí acepto en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor. La ceremonia fue televisada y se pudo ver en la mayor parte del mundo; sin embargo, la parafernalia no es algo que ame la pareja y en la entrevista con Oprah revelaron que tuvieron un matrimonio íntimo, ellos dos solos con el arzobispo de Canterbury Justin Welsby, tres días antes de la ceremonia oficial.

Títulos: Tras casarse, la reina Isabel II les otorgó los títulos de sus altezas reales el duque y la duquesa de Sussex. Enrique no perdió, por supuesto, su título de príncipe.

Primer bebé: El 15 de octubre del 2018 el palacio de Kensington anunció oficialmente que los duques estaban esperando a su primer hijo.

Preocupaciones: Durante el embarazo de Meghan, la pareja manifestó que había sufrido mucha tensión por la constante insistencia de los medios de comunicación en informar el estado de la nueva mamá. Enrique y su esposa contaron a la BBC que el escrutinio público fue una presión muy grande para ambos, más para Meghan durante su embarazo. Durante todo el tiempo de la relación la pareja se enfrentó a los señalamientos racistas en contra de Markle por su tono de piel.

Archie: El 6 de mayo de 2019 la duquesa dio a luz a un varón, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, en el Hospital Portland.

Demanda contra el Mail on Sunday: Meghan presentó una demanda por invasión de privacidad en contra del diario británico Mail on Sunday en 2018, luego de que el medio publicara una carta que ella le envió a su padre en la cual le pedía que no hablara sobre asuntos privados con los medios. Las autoridades británicas le dieron la razón a Meghan y ella ganó la demanda en febrero de este año.

Renuncia a la realeza británica: El 8 de enero del 2020 Meghan y Enrique sacudieron al mundo con una noticia fuera de toda realidad: renunciaron a los deberes y derechos de ser miembros de la realeza británica. “Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros ‘senior’ de la familia real y trabajar para ser financieramente independientes, mientras continuamos apoyando plenamente a su majestad la reina”, manifestó la pareja en un comunicado de prensa. Esta decisión suscitó que la pareja no pudiera usar sus títulos de altezas reales, pero sí los de duques de Sussex.

Otra demanda: En octubre del 2020 el príncipe Enrique presentó una nueva demanda contra el Mail on Sunday, esta vez por difamación. Las acusaciones del tabloide afirmaban que el príncipe le dio la espalda al ejército cuando dejó sus deberes reales, así como que se había distanciado de los marines de las fuerzas armadas británicas, agrupación a la que estuvo ligado por muchos años.

La corte dictaminó a inicios del 2021 que las publicaciones eran falsas y obligó a la publicación a emitir una disculpa pública y pagar una compensación económica.

Pierden los últimos títulos: En febrero de este año se anunció que los duques de Sussex perdieron sus últimos títulos nobiliarios al confirmar la corona su decisión de no ser parte activa de la familia real. Enrique perdió sus títulos militares, concretamente en los Royal Marines a los que está muy vinculado tras haber realizado una misión en Afganistán, así como su función representativa en la federación de rugby. Por su parte, Meghan Markle perdió sus títulos de orden caritativo.

Nuevo bebé: En febrero del 2021 los esposos anunciaron al mundo que esperan a su segundo hijo. La noticia primero fue publicada por la BBC y luego confirmada por un vocero de los duques.

Denuncian a Meghan: Una denuncia que data del 2018, en la que el exsecretario de comunicaciones de Markle la acusa de acoso. El demandante reveló que dos asistentes personales de la duquesa estaban siendo víctimas de acoso laboral por parte de Markle, lo que provocó que finalmente abandonaran su puesto.

La entrevista reveladora: Tras muchos años de dimes, diretes, chismes, secretos, decisiones y encontronazos con la prensa y la familia real, Meghan y Enrique decidieron contar su verdad. El 7 de marzo la pareja le concedió una amplia y reveladora entrevista a la presentadora Oprah Winfrey en la que hablaron largo y tendido sobre lo que han vivido en sus años de relación, sobre ese “no cuento de hadas” que han pasado.

Las principales revelaciones de la pareja incluyen acusaciones de racismo (como cuando se preocupó un miembro de la familia por el color de piel que tendría Archie al nacer), los problemas entre Meghan y su cuñada Catalina (esposa del príncipe Guillermo), los pensamientos suicidas de la duquesa, la mala relación de Enrique con su padre y su hermano, y el temor de que se repitiera la historia fatídica de la princesa Diana de Gales en el hogar de Meghan y Enrique.

La posición de la reina y el palacio: En su entrevista, Meghan y Enrique dejaron muy claro que mantienen una buena relación con la reina Isabel. Sin embargo, tras las declaraciones a Oprah, tanto la monarca como la institución de la corona británica emitieron sus criterios.

En un comunicado oficial la reina afirmó que todos los miembros de la familia están entristecidos de conocer los difíciles que han sido los últimos años para la pareja. Además confirma la información que los asuntos tratados en la entrevista, como el tema racial, serán trabajados a lo interno de la familia.

Jessica Rojas Ch.

Jessica Rojas Ch.

Bachiller en periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Cubre temas de música nacional e internacional, además de informaciones de entretenimiento.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.