Carlos Soto Campos. 2 septiembre, 2019
Bieber confesó por Instagram que utilizó drogas para lidiar con su depresión. El cantante visitó el país el 24 de abril del 2017. Foto: José Cordero
Bieber confesó por Instagram que utilizó drogas para lidiar con su depresión. El cantante visitó el país el 24 de abril del 2017. Foto: José Cordero

Durante muchos años han corrido rumores del estado de salud de Justin Bieber, sus romances y adicciones, pero la estrella de pop canadiense se ha encargado de contarles a sus fanáticos todo lo que ha ocurrido.

Este lunes volvió a hacerlo por medio de Instagram, al compartir una nota en su celular donde se sincera ante varios temas.

“Empecé a hacer drogas fuertes a los 19 años y fui abusivo en la mayoría de mis relaciones”, confesó en el mensaje el cantante de 25 años.

El texto arranca explicando que muchas veces se siente abrumado con su vida y que esto se debe a que se volvió famoso desde muy corta edad.

“Puedes ver que tengo mucho dinero, ropa, carros, allegados, logros, premios y aún así no me sentía lleno como persona. ¿Han visto las estadísticas de cómo termina la vida de los que empiezan a ser famosos desde niños? Se pone una presión y responsabilidad absurda sobre la cabeza de un niño y sus emociones y lóbulo frontal (el que se usar para tomar decisiones) no está desarrollado aún”, explicó el cantante.

Esas habrían sido las condiciones que lo llevaron a usar drogas.

Bieber dijo que recibir admiración y fama a una corta edad no le permitieron aprender de responsabilidad ni humildad, lo cual le dio carta abierta para tomar “todas las malas decisiones posibles" al llegar a sus 20 años.

El intérprete de Sorry dijo que ahora, a sus 25 años, se encuentra viviendo la mejor etapa de su vida, dado que le dio vuelta a su vida y que su matrimonio con Hailey le ha dado oportunidades de aprender.

“(Estar casado) es una locura y extraordinaria responsabilidad. Aprendes paciencia, confianza, compromiso, amabilidad, humildad y todas las cosas que implica ser un hombre”, señaló Bieber.