Fernanda Matarrita Chaves. 15 octubre
Fiorella Arbenz luego de recibir la corona como cuarta finalista. Foto: captura de pantalla.
Fiorella Arbenz luego de recibir la corona como cuarta finalista. Foto: captura de pantalla.

El 9 de octubre, en Filipinas, la costarricense Fiorella Cortés Arbenz, conocida como Fiorella Arbenz, se convirtió en la cuarta finalista del certamen de belleza Miss Asian Pacific International 2019, en el que participaron 54 candidatas.

Arbenz siempre estuvo segura de sí misma y confiada en su esfuerzo, aunque admite que el resultado fue inesperado porque la competencia era bastante y la gran mayoría de participantes contaban con experiencia en certámenes de belleza, a diferencia de ella, que nunca había participado en uno.

“No esperé este resultado, no porque no crea en mí o porque no estuviera preparada, lo que pasa es que estaba compitiendo con 54 mujeres de todo el mundo y muchas de ellas tenían más de un certamen de experiencia. Eso sí, sentía que iba a llegar al top 25. Me siento muy feliz por este resultado”, dijo Arbenz a Viva desde Filipinas.

Tras convertirse en una de las ganadoras, la costarricense, quien es psicóloga, deberá permanecer hasta finales de mes trabajando en temas propios de la organización. El año siguiente deberá viajar para coronar a su sucesora.

La gran corona del Miss Asian Pacific International fue para la española Chaiyenne Huisman (amarillo). El primer lugar fue para la dominicana Eoana Constanza (rojo); la segunda finalista fue Miss Canadá , Jessica Cianchino (morado); la tercera Miss Brasil, Carolina Schüler (verde) y, finalmente, la costarricense Fiorella Arbenz (plateado) ostenta la posición de cuarta finalista. Foto: captura de pantalla.
La gran corona del Miss Asian Pacific International fue para la española Chaiyenne Huisman (amarillo). El primer lugar fue para la dominicana Eoana Constanza (rojo); la segunda finalista fue Miss Canadá , Jessica Cianchino (morado); la tercera Miss Brasil, Carolina Schüler (verde) y, finalmente, la costarricense Fiorella Arbenz (plateado) ostenta la posición de cuarta finalista. Foto: captura de pantalla.

Arbenz ve su corona como una recompensa, pues durante el certamen hubo días en los que no durmió y otros en los que comió poco.

“Al final todo valió la pena, quedé entre el top cinco y es una experiencia que nunca voy a olvidar”, comentó Fiorella, quien asegura que entró al concurso para “retarse”.

“Quería algo nuevo, ya que siempre he sido modelo. Muchas personas en Costa Rica me han dicho que ingresara a un concurso para ver cómo me iba y así en el futuro participar en Miss Costa Rica. Participar me encantó porque pude retarme: nunca me imaginé que iba a lograrlo, ha sido impactante para mí”, agregó.

“Siempre le digo a las personas que si quieren lograr algo solo tienen que retarse y trabajar para llegar lejos; si tiene sueños hagan lo imposible para alcanzarlos”, Fiorella Arbenz.

Gerson Jiménez, director de la franquicia en Costa Rica de Miss Asia Pacific International 2019 y asesor de Fiorella durante su representación internacional, destacó el trabajo que ella realizó en Filipinas.

“Para Fiorella es un gran logro. Este es su primer certamen, colocarse como cuarta finalista en un grupo de más de 50 mujeres alrededor del mundo es un logro muy grande, más para ella, que no tenía experiencia en certámenes ni nacionales ni internacionales", dijo el experto en certámenes.

Fiorella permanecerá en Filipinas hasta finales de mes. Foto: F. Arbenz para LN.
Fiorella permanecerá en Filipinas hasta finales de mes. Foto: F. Arbenz para LN.

Tres costarricenses han logrado la corona del Miss Asian Pacific International: Gabriela Aguilar (1994), Kisha Alvarado (1998) y Leonora Jiménez (2005).

Aprendizaje

–Luego de esta experiencia, ¿qué viene ahora para usted? ¿Se visualiza participando en Miss Costa Rica?

–Acabo de terminar mi carrera y quiero continuar con la licenciatura,que este año que viene la termino. Con relación a participar en otros concursos, no sé, la verdad. Tengo que visualizar si entro en el curso (Miss Costa Rica), ello porque vienen muchas cosas nuevas, ya que soy reina en esta organización y me piden que durante un año no participe en otros concursos.

–¿Qué fue lo más retador de este concurso? ¿Qué aprendizajes le quedan?

–Algo de lo más retador fue ver que todas tenían mucha experiencia en certámenes de belleza y yo ninguna.

“Esta experiencia me deja como enseñanza que si uno quiere luchar por sus sueños, tiene que arriesgarse en todo. Al final, si te equivocas, no importa, ya que para eso está la vida (…) Es muy importante siempre ser uno mismo, nunca me imaginé estar en un escenario donde había miles de personas viéndote, aun así lo disfruté al máximo”.

–¿Cuál considera que fue su mayor debilidad?

–Mi mayor debilidad fue el tema de tener que hablar ante cámaras. Esto es algo que siempre me ha dado un poco de temor, aunque con este certamen creo que salí de mi zona de confort y pude expresarme un poco más, aunque siento que los nervios me ganaron un poco.

–Al momento de responder titubeó un par de veces. ¿Qué pasó en ese momento?

–La verdad estaba demasiado nerviosa. Había muchas cámaras, tenía al jurado y a todo el mundo viéndome; aparte, el traductor se equivocó un poco. Aun así, siento que al final traté de que eso no afectara mis nervios. Cuando conocí a los jueces, por primera vez, respondí muy bien y me sentía muy tranquila.

Fiorella Arbenz, de 26 años, es psicóloga y tiene experiencia en el modelaje. El 9 de octubre se convirtió en la cuarta finalista del Miss Asian Pacific International. Foto: Fiorella Arbenz para LN
Fiorella Arbenz, de 26 años, es psicóloga y tiene experiencia en el modelaje. El 9 de octubre se convirtió en la cuarta finalista del Miss Asian Pacific International. Foto: Fiorella Arbenz para LN

–¿Cree que de haber contestado mejor el primer lugar sería suyo?

–No. Pero sí creo que pude alcanzar un primer o segundo lugar. Acá (Filipinas) les encanta el estilo como el de (Miss) España que son machas, de ojos claros y blancas. La competencia fue muy difícil.

–¿Durante el certamen sintió que sería una de las favoritas?

–La verdad no. Se siente mucho apoyo, pero nunca me imaginé ser favorita. Solo como al final empecé a percibir algo distinto, porque me querían para entrevistas, hasta salí en el periódico de acá. Cuando los filipinos veían que era de Costa Rica se emocionaban.

–¿Qué cree que puede mejorar en próximos concursos?

–Tengo que pulir la parte de la oratoria y superar el temor de estar ante las cámaras. Creo que hice un gran papel y vuelvo a mencionar que las chicas tenían años de estarse preparando, yo tenía pocos meses de preparación cuando me propusieron estar en este certamen.