Farándula

Demi Lovato: Daño cerebral y pérdida de visión, las secuelas con las que vive tras sobredosis

La cantante y ex estrella Disney revela que en el 2018 sufrió tres derrames cerebrales y un infarto que la dejaron al borde de la muerte.

Demi Lovato ya no puede conducir y le ha tomado mucho tiempo volver a leer. Su vista ya no es la misma de antes.

El 24 de julio del 2018 la artista acaparó todos los titulares tras sufrir una sobredosis de opioides que la envió al hospital y provocó que estuviera a cinco o diez minutos de fallecer. En aquel momento TMZ reportaba que la intérprete de Skyscraper presentaba náuseas extremas y fiebre muy alta que estaban complicando su salud.

La diva pop que debutó en la pantalla siendo un niña en el programa Barney y sus amigos, había estado sobria por más de seis años, sin embargo, volvió a caer en las drogas, provocando que estuviera internada por varias semanas.

Han pasado tres años desde entonces y ahora la ex estrella de Disney se encuentra lista para hablar de aquel día. En una conversación con varios medios de comunicación estadounidenses, la cantante reveló que producto de la sobredosis sufrió un infarto y tres derrames cerebrales, que le dejaron secuelas que le impiden llevar su vida con normalidad.

“Quedé con daño cerebral, y todavía estoy lidiando con los efectos de eso hoy. No conduzco un automóvil porque hay puntos ciegos en mi visión y durante mucho tiempo me costó leer. Siento que todavía están ahí para recordarme lo que podría suceder si alguna vez vuelvo a entrar en un lugar oscuro”, dijo a los medios norteamericanos.

A pesar de la situación, la cantante y actriz afirma que hoy agradece estar sana y no haber tenido más complicaciones físicas, mientras lidia con la pérdida de visión y el daño cerebral que le provocó el abuso de drogas.

“Estoy agradecida por esos recordatorios, pero también estoy muy agradecida de haber sido alguien que no tuvo que hacer mucha rehabilitación. La rehabilitación vino del lado emocional y del lado terapéutico, internamente. Hizo mucho trabajo después de eso, pero no físicamente “.

La artista expondrá más detalles de lo que sufrió esa noche, cómo llegó hasta ahí y las repercusiones que ha tenido desde entonces como parte del documental de varios episodios Demi Lovato: Bailando con el demonio, cuyo primer capítulo se estrenará en YouTube el próximo 23 de marzo.

“Cruce una línea que nunca antes había cruzado... Me rompí”, asegura en el avance.

Según la cantante de Échame la culpa y Sorry Not Sorry, este será “un retrato íntimo de la adicción” y tiene como fin presentar “el proceso de curación y empoderamiento” del que ha sido parte desde entonces.

“Tengo mucho que decir sobre los últimos dos años, queriendo dejar las cosas claras sobre lo que sucedió (...). Cada vez que reprimas una parte de ti mismo, se desbordará”, dice en el avance del documental.

Demi Lovato sufre desde hace muchos años con las adicciones y en reiteradas oportunidades ha entrado a clínicas de rehabilitación para poder superarlas. A través de la música la artista ha mostrado parte de sus luchas.

En el extracto que YouTube presentó y que muestra a la artista y a personas cercanas a ella, la cantante afirma que tiene más vidas que su gato y que ahora está viviendo su “novena vida” y, entre otras cosas, ya no le interesa lo que digan las redes sociales.

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.