Alexánder Sánchez. 1 agosto, 2018

Abby Lee Miller, estrella del reality Dance Moms, no le teme a las cámaras y se deja ver mientras lucha contra el cáncer.

Miller padece un tipo de cáncer que se desarrolla en el sistema linfático, por lo que está siendo sometida a sesiones de quimioterapia. La enfermedad le fue diagnosticada en abril.

Fotografía de Abby Miller publicada por TMZ.
Fotografía de Abby Miller publicada por TMZ.

Además de las ya conocidas fotos colgadas a su perfil de Instagram, mientras recibe el duro tratamiento, el lente del portal TMZ captó a Miller tomando el sol en silla de ruedas, en gorra y con su celular en la mano.

La nueva imagen fue tomada en las afueras del centro médico en el que está internada, ubicado en Los Ángeles.

No extraña para nada verla tan apegada al teléfono, pues las redes sociales se han vuelto un canal para que Miller libere tensión y se bañe de muestras de apoyo de sus seguidores.

“Recientemente, Miller completó su quinta ronda de quimioterapia. Se sabe que son 6 sesiones las que tiene enfrentar para combatir la enfermedad, por lo que está muy cerca de cumplir la meta”, publicó TMZ.

Tiempos de prueba

Además de la lucha contra la enfermedad, a principios del 2017 Miller fue encontrada culpable de fraude y fue ingresada a una prisión federal en California.

Se le sentenció a pasar un año y un día en una prisión. Una vez que cumplió diez meses de condena fue trasladada a un centro de menor seguridad.

De acuerdo con el portal web de ABC News, Miller además fue forzada a pagar $40.000 en multas y a pasar dos años bajo un régimen de libertad condicional.

(Video) Jojo, estrella de Dance Moms, visita a Abby en el hospital

Miller, de 50 años, fue la estrella de Dance Moms desde el estreno de la serie en el 2011. Durante siete temporadas, Miller ganó reconocimiento como coreógrafa y fundadora de la academia de baile Abby Lee Dance Company. Su presencia en la serie generó tres spin offs.

Fue acusada en octubre del 2015 de intentar ocultar $775.000, que ganó gracias a uno de esos spin offs, Abby's Ultimate Dance Competition. Miller ocultó el dinero en cuentas bancarias secretas entre el 2012 y el 2013.

Además, Miller fue acusada de repartir $120.000 y hacer que sus amigos llevaran el dinero en bolsas plásticas en su equipaje, durante un vuelo en agosto del 2014.

En abril pasado, Miller dijo a la revista People que, ante la inminencia de su tiempo en la cárcel, sentía miedo “de ser abusada físicamente o violada. Lo pienso todos los días”.