9 diciembre, 2011
 Los tacos chinos se sirven en la mesa enteros o partidos por la mitad. Se agrega una salsa, ya sea de soya o agridulce (como la que aparece en la fotografía) . Abelardo FonsecaSabor oriental.
Los tacos chinos se sirven en la mesa enteros o partidos por la mitad. Se agrega una salsa, ya sea de soya o agridulce (como la que aparece en la fotografía) . Abelardo FonsecaSabor oriental.

Para los asiduos clientes de los restaurantes chinos, resulta en un verdadero ritual, devorarse un par de tacos chinos, con salsa incluida, antes de degustar del plato principal.

La preparación de ese apetecido platillo no conlleva gran ciencia, solo una dosis de buen gusto y querer sorprender a los invitados que lleguen a comer a la casa.

El paso a paso para preparar tacos chinos, debe comenzar con lo más complicado: la elaboración de la tortilla de harina.

Según explicó Mike Kuo, chef del Instituto Oriental Kung Tse, en nuestro país muchas personas utilizan las tortillas de harina, que se venden en los supermercados, pero lo ideal sería cocinarlas por cuenta propia.

Para elaborar la tortilla, se requiere una masa con base en harina y agua, cuyo tamaño dependerá de la cantidad de tacos que se quiera cocinar.

Kuo comentó que cuando la masa tenga buena consistencia, se debe dejar reposando por al menos una hora, “para que se suelte un poco y no quede tan dura”.

Se viene así el paso más difícil: agarrar con la mano una porción de la masa para esparcirla en forma de tortilla, con una capa lo más delgada posible, sobre un comal plano, sin aceite y a fuego medio.

“Entre más delgada se hagan las tortillas, más crujiente quedará el taco. Se dejan al fuego máximo 10 segundos a cada lado”, citó el chef.

Como dato importante, las tortillas deben dejarse enfriar, cubiertas con un paño, para evitar que se revienten a los lados.

El relleno. Una parte fundamental de los tacos chinos es el relleno, en el que predominan los vegetales.

La lista de ingredientes para hacerlo contempla zanahoria y repollo rayado en tiras lo más finas y largas posibles. También se puede agregar culantro y apio, pero eso dependerá del gusto del cocinero.

Usualmente, y según aseveró Kuo, se utiliza jamón, pollo o carne (tipo mechada) para acompañar el relleno, aunque muchos optan por incluir los tres ingredientes.

Los trozos de carne y los vegetales se colocan en un tazón para añadir sal, pimienta blanca y azúcar, también al gusto, con el fin de revolverlo todo.

El tazón debe tener orificios en el fondo. “El relleno se deja escurrir y reposar para que el repollo se suavice y suelte el agua”, explicó el joven, de origen chino.

El último paso con el relleno consiste en cocinarlo en otro tazón, a fuego lento y con aceite vegetal, con el objetivo de dorar un poco sus ingredientes (se recomienda un máximo de seis minutos). Luego, se debe dejar enfriar.

Con las tortillas y el relleno preparados, la siguiente fase consistiría en enrollar los tacos; para eso, se extiende la tortilla y se colocan los vegetales con la carne en una orilla, se hace el rollo hacia el frente, uniendo los lados sueltos.

Para sellar, se recomienda cocinar harina con agua hasta que tome forma de atol y que funcione como pegamento. Se esparce por las orillas, antes de enrollar. También se puede usar huevo batido.

Para el sartén. Para cocinar los tacos chinos caseros, se puede usar un sartén con fondo o una olla freidora. El chef aconsejó el aceite vegetal para freírlos.

Tenga presente que no existe problema alguno en prepararlos cuando estén a temperatura ambiente, pero si se tiene congelados, la recomendación sería ponerlos en el sartén o en la olla (a fuego medio) sin descongelarlos.

En el primer caso, el tiempo de cocción dependerá de cuán dorados se quieran servir los tacos, pero si estaban en el congelador, el lapso será mayor, principalmente para que el relleno no quede frío.

“Lo ideal, y como la gente más lo prefiere, es bien crujientes. Recuerde que eso dependerá del grosor de la tortilla”, recordó Kuo.

Ya sea en un restaurante o en la casa, la mejor forma de servir tacos chinos es con una salsa, a temperatura ambiente, que funcione como dip, para sumergirlos en el líquido. Además, puede colocarlos a la mesa enteros o partidos a la mitad.