3 febrero
Aunque prácticamente siempre se mantiene lejos de escandaletes y concentrado en la gran cantidad de trabajo que tiene, esta vez el comediante, actor y director Hernán Jiménez se sacudió magistralmente del hachazo de un colega de comedia. Foto Grupo Nación
Aunque prácticamente siempre se mantiene lejos de escandaletes y concentrado en la gran cantidad de trabajo que tiene, esta vez el comediante, actor y director Hernán Jiménez se sacudió magistralmente del hachazo de un colega de comedia. Foto Grupo Nación

Rarísimo, pero es una realidad: en estos tiempos de redes, de todos contra todos, se arman a veces unos dimes y diretes tan absurdos que casi parecen un montaje… lo surrealista es que se trata de hachazos reales que hoy empedran un camino supuestamente destinado al humor, a pasarla bien, al libre albedrío: si le gusta, lo consume, si no, nadie lo obliga.

Contexto: Como esto es una finca (dijo aquella) –a mucha honra, la aldeíta tiene lo suyo– todos nos conocemos y nos tratamos de tú a tú. Es así como Hernán Jiménez, quien a nuestro juicio es uno de los actores, directores y humoristas más talentosos del país –además, pionero en lo suyo– se la juega para armar sus proyectotes fuera de nuestras fronteras pero, desde hace rato ya, también se prodiga para matarnos de risa A QUIENES NOS GUSTA su arte y su humor.

Nadie, absolutamente nadie en el planeta tiene una legión de seguidores unánime… lo que imperaba hace varios lustros era el gusto particular de cada quien, y básicamente nadie tenía que darle cuentas a nadie sobre sus preferencias.

Dicho lo anterior, Hernán Jiménez, está totalmente probado, desborda sus shows con gente como estos Topos, que salimos nutridos anímica y físicamente tras presenciar aquel armatoste de stand up a lo Tiquicia que, al menos a nosotros, nos deja sin aliento de la risa… y también de la envidia –sin cochambre– por ver un hijuemadre de San Pedro, un tiquillo más, desbordándonos la serotonina de todo el mes en hora y pico de show.

Del archivo:

Diálogos con Hernán Jiménez, Cineasta

Peeero, como todo en la vida, hay quienes disienten de nosotros y todo bien, ahí está el maravilloso libre albedrío ¿No les gusta? No lo consuman, obviamente –por dicha– todo el mundo puede opinar en redes y quienes no se sienten seducidos por su arte, pues ta’ güeno que lo digan.

LO FURRIS fue lo que le pasó a un aspirante a colega de Jiménez, Pablo Montoya, un muchacho del cual no habíamos escuchado hablar nunca, quien se mandó de patada voladora con un comentario en redes que nos dejó patitiesos y meditabundos cuando posteó: “El stand up de Hernán Jiménez es como el café de Starbucks: ralo, carísimo y hace sentir cool a gente básica”, escribió en su perfil”.

Hasta la fecha, no sabemos si Hernán reaccionó con el tino adecuado, pero poniéndonos en sus zapatos, casi fijo habríamos hecho lo mismo: resulta que Pablo Montoya es un standapero incipiente (al igual que él opina sobre el trabajo de Hernán, en redes hay gente (a Montoya) lo admira y gente que lo percibe como una papa sin sal), el punto es que Pablo le hizo el reclamo público a Hernán y, el otro, con evidencia en mano, reposteó un mensaje en el que Montoya le manifestaba (amigable y mansamente, ve vos) su intención de “abrirle” uno de sus shows.

Comediante Pablo Montoya. Foto FB
Comediante Pablo Montoya. Foto FB

Se dice que Jiménez no le contestó nunca a Montoya y, por eso, este optó por dizque exponer públicamente a Hernán (¿se pueden imaginar cuánta gente le escribe a Hernán?) y bueno, una vez que Montoya se le lanzó de supersayayín al otro, Jiménez le respondió con un pantallazo con el que quemó la extraña doble posición de su detractor.

Así, Hernán le pegó un “colorazo” decente pero punzantemente, al agregar al pantallazo un comentario en el que lamentaba mucho que pensara tan mal de su trabajo, pero que entonces no se explicaba por qué Pablo le había solicitado abrirle sus shows…

Aquí nos podemos quedar en un puro dime y direte, el tema es que, en medio del absurdo que pueda englobar este toma y dame, diay ganaron los dos: Hernán (como si no fuera suficiente con que sus stand up se vendan a la velocidad de la luz), había abierto –una vez más– nuevas fechas en marzo (sus shows serán entre febrero y marzo… y cuidado si no le da la cuerda para extenderlos), el tema es que Hernán deschingó a Pablo y Pablo Montoya, bastante bajo perfil aún, aunque con su buena cifra de seguidores, logró con un post en contra de Hernán Jiménez, lo que posiblemente habría demorado años: que medio mundo en Tiquicia se mandara a buscarlo en redes y, para bien o para mal, observar su arte y comentarlo. Nosotros mismos estamos intrigados y apenas podamos, iremos a ver a Pablo Montoya, a quien parece haberle salido el tiro por la culata… aunque tal vez no. Ya les contaremos largo y tendido.

Carlos Coto, exCombate, hoy radicado en Perú. Foto IG
Carlos Coto, exCombate, hoy radicado en Perú. Foto IG

Uno muy: Coto se fue de Combate, pero Combate nunca salió de él. Esta semana mientras vineaba las redes en mi madriguera, casi que me da un soponcio cuando me enteré de que el exparticipante del desaparecido espacio Combate, de Repretel, Carlos Coto Hernández, había sido protagonista de un zafarrancho en Perú, país en el que se radicó desde hace ya algunos años.

Resulta que Erick Sabater, un excompañero del show Esto es guerra, habló de Coto en otro programa al aire y sus decires le sacaron el fuá al costarricense al punto de que se fue a buscar a Sabater para reclamarle, la cosa subió de tono y de la discusión pasaron a los mecos. El corpulento Coto no se dejó cuando el dominicano le propinó un sorpresivo golpe, el pereque fue comidilla de la televisión local y obviamente, acá el escándalo trascendió en la prensa casi de inmediato.

Lamentable que el diferendo haya terminado a los porrazos; nunca nunca nunca la violencia física debería ser un medio para resolver conflicto alguno, no importa de qué calibre sea la bronca. Lo peor es que al parecer el asunto continúa, pues Coto compartió en su Instagram supuestas “amenazas contra su integridad” que le han estado haciendo usuarios en sus redes sociales.

Desde que estaba en Combate, Coto había demostrado ser bien temperamental; sin embargo, ya no es el muchachillo veinteañero de entonces y ha ido labrando una interesante carrera en el extranjero. Esto, además de que posiblemente Coto sea uno de los hombres más guapos entre las figuras faranduleras del país. En fin, esperamos que el asunto se tranquilice, los muchachos reflexionen, resuelvan el pleito por las buenas en la Corte y hasta se vayan a tomar un yodito juntos, ya con cabeza fría porque recuerden, ya lo dijo El Chavo: “la venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena”. Ahí se las dejamos.

Joaquín Yglesias, su esposa Valeza Rodríguez y el bebé de ambos, Lorenzo, quien nacerá a mediados de junio. Facebook.
Joaquín Yglesias, su esposa Valeza Rodríguez y el bebé de ambos, Lorenzo, quien nacerá a mediados de junio. Facebook.

¡Es un niño! El tenor Joaquín Yglesias y su hermosa esposa, Valeza Rodríguez, por fin supieron el sexo del bebé que nacerá en unos cinco meses y, en medio de ternura, contentera e ilusión, compartieron el notición con sus miles de seguidores en redes: serán padres de un varón al que le eligieron un nombre espectacular, Lorenzo, el que conjugado con el apellido le augura al pequeñito, ya de entrada, un nombre lleno de caché: Lorenzo Luconi ¡hágame el favor!

La pareja –que por cierto es una de las más bonitas del medio, en todo sentido– compartió las buenas nuevas en sus redes sociales: en su Instagram, Joaquín puso una foto lindísima en la que aparece abrazando a su esposa, quien con el vientre descubierto tiene escrito en celeste el nombre Lorenzo. Muchas felicidades a la familia feliz. A como pasa el tiempo, ya casi los vemos chineando.

A Gustavo Matosas se le desbordó su lado paternal con la pequeña Fergie Gonzalez, de 5 años. Foto Jeffrey Zamora
A Gustavo Matosas se le desbordó su lado paternal con la pequeña Fergie Gonzalez, de 5 años. Foto Jeffrey Zamora

Este sábado el uruguayo Gustavo Matosas arrancó funciones como seleccionador de Costa Rica en un amistoso ante Estados Unidos, partido que este Topo no va a entrar a analizar porque, al cierre de esta edición, el juego no se había realizado. En cambio, sí podemos decir que el charrúa nos sigue sorprendiendo con la empatía, pegue y magnetismo que desarrolla con la gente, como lo demostró una vez más en una visita que el miércoles pasado realizó en el cantón de Alajuelita.

En una actividad en la que la Fedefútbol donó una cancha de concreto a la comunidad de Los Geranios, barrio del cantón del sur de la capital, el “Profe” rompió la formalidad del momento cuando, de pronto, llamó su atención la carita de una pequeña de cinco años llamada Fergie Rachel González, a quien el técnico llamó para ir al frente junto a él en medio acto protocolario.

El gesto del entrenador generó sorpresa y ternura en los presentes, y también risas, pues al principio la chiquita se manifestó tímida y se negó, mientras intentaba esconderse entre sus vecinos, quienes la alentaron a ir al frente y, finalmente, avanzó hacia el técnico, quien en declaraciones a La Teja contó que había quedado “derretido” por los colochos de la chiquita y su sonrisa pícara, las que desbordaron en aquel momento su instinto paternal (el uruguayo es padre de cuatro varones que son el sol de sus ojos, pues si algo pondera en su vida es justo su rol como progenitor)

Una nota del diario La Teja recopiló las reacciones tanto del entrenador como de la chiquita “Divina, hermosa, la chica de colochitos preciosa, me encantó ella, maravillosa". Rachel, por su parte, le confesó a ese medio que en un principio le dio “vergüenza” el llamado del Profe, pero ya después, con las cámaras apagadas, se le quitó la pena, se acercó al técnico, conversaron y se fundieron en un tierno abrazo; hicieron clic de inmediato y, al final, ya ni sabemos quién le robó el corazón a quién.

Cada vez nos cercioramos más que lo de Matosas no son poses ni deseos de aprovechar los momentos frente a las cámaras. Él más bien responde encantado el cariño genuino con el que lo ha recibido la gente desde que se vino para Costa Rica, habrá que ver hasta dónde llega la luna de miel con el seleccionador, pues sabemos que los resultados futbolísticos enamoran y desenamoran en cosa de minutos a un país. Pero independientemente de lo que pase en las canchas, como persona Gustavo Matosas nos sigue pareciendo sumamente auténtica y agradable, y las buenas vibras siempre se agradecen.

Monserrat del Castillo, hoy. Foto IG
Monserrat del Castillo, hoy. Foto IG

La verdad de Monserrat. Aunque para muchos la apariencia de la presentadora de De boca en boca, Monserrat del Castillo, fuera digna de admiración y halagos, lo cierto es que otros muchos convirtieron casi en un pasatiempo basurear a la conductora, escondidos tras sus monitores, con intensas burlas y ataques por las evidencias de retoques estéticos exagerados en su juvenil rostro.

Ciertamente, Del Castillo vivió tiempos difíciles después de aceptar, apenas frisando los 20 años, un regalo que se convirtió en su pesadilla, un relleno de labios que se fue convirtiendo en su tormento diario, pues cada mañana despertaba sintiéndose hinchada y viendo cómo sus labios se deformaban más y más. Esto y el bullying masivo la hicieron tomar acciones urgentes y hace poco más de un año logró que un profesional de verdad le realizara una reconstrucción facial, principalmente por salud, no por estética.

Monserrat tuvo que someterse a dolorosas sesiones de inyecciones y una posterior operación, con la que recuperaría sus rasgos originales, lo cual ocurrió. Sin embargo, el bullying ha continuado y este miércoles ella se sinceró con el público y contó cómo se sentía ante todo lo vivido, no sin mencionar la crueldad de la gente que sigue atacándola. “Antes porque mi cara se veía artificial, ahora porque mi cara se ve diferente, si no es por una cosa es por otra, hacen memes, comparaciones y chistes, me decían que me parecía a Michael Jackson, llegué a deprimirme, lloraba todos los días, ya había recuperado mis facciones y aún así seguían las humillaciones, fue muy duro… sin embargo, hay muchísima gente que me da su apoyo y cariño y ya aprendí a vivir con la idea de que hay gente que odia a las figuras conocidas solo porque sí, ya eso no me hace perder la paz, más porque me pudo haber pasado algo muy grave con la mala praxis que me hicieron y por dicha, todo se pudo corregir, aprendí la experiencia, pagué caro mi error y ahora estoy muy feliz porque me siento bien, y porque quiero que lo que me pasó a mí les sirva de lección a otras personas para que sean demasiado prudentes si se van a hacer algún procedimiento”, manifestó Monserrat, quien ya fuera de cámaras se manifestó liberada y con la sensación de haberse quitado un gran peso de encima al abrir su corazón, sin filtro alguno, con la teleaudiencia.

Bien por Monse, quien por cierto recién formalizó su noviazgo con el joven mexicano Johnna Morroy, de quien se confiesa muy enamorada. La cosa va muy en serio, pues ya la conductora hasta conoció a su suegra y cuñadas, de manera que al parecer este febrero Monserrat tendrá un inolvidable Día de los Enamorados, porque al parecer el muchacho es superdetallista y chineador. Bien por ambos.

Bali Rodríguez, impresionante. FOTO IG
Bali Rodríguez, impresionante. FOTO IG

¿Quién dice que los veganos comen mal? Me llevé una grata sorpresa cuando, pasando Instagram, vi la monumental figura de Bali Rodríguez, la top model que dejó su vida en Nueva York para venir a hacer activismo por el veganismo y por el bienestar del planeta.

Con su figura Rodríguez deja muy claro que a ella no le hace falta la proteína de la carne, pues ¡se ve bien alimentada la muchacha!

Lo más curioso de Bali es que pone fotos llamativas —en las que luce su escultural figura— para enviar mensajes acorde con su filosofía de vida actual. Con esta foto adjunta lo que invita es a hacer limpieza en las playas, o al menos, a no abarrotarla de basura como muchos lo hacen durante cada visita. Muy bien Bali, por todo lado, muy bien.

Keyla Sánchez está pasando por un gran momento. Foto Instagram.
Keyla Sánchez está pasando por un gran momento. Foto Instagram.

Keyla, siempre ganando. Les repetimos nuestro discurso de que estamos en tiempos en los que tenemos que dejar de lado la cochambrosa envidia y la amargazón y el odio. Aún no podemos comprender cómo es que a Keyla Sánchez, presentadora de Qué buena tarde, le decían que tenía unos kilos de más mientras participó en Dancing with the Stars 5, como si tener peso de más estuviera mal, pero bueno, ese no es el punto.

El asunto es que recientemente la muchacha ha estado compartiendo fotos en las que se ve muy guapa y eso se evidencia en la cantidad de likes que le reparten sus casi 480.000 seguidores (esto solo en Instagram). Hace poco Keyla andaba en Miami acompañando a su mamá, quien corrió media maratón. Luego la familia se fue a pasarla bien a Bahamas (eso sí, Carlos Hernández, pareja de Keyla se quedó en el país), y durante ese periplo Sánchez ha lucido cuerpazo.

Estas vacaciones ella está renovando energías, pues hace poco se anunció que será copresentadora de la cuarta temporada de Tu cara me suena, pues según la productora del espacio, Vivian Peraza, Keyla es una de las figuras más fuertes que tienen en Teletica. A Keyla le decimos que siga ganando y que se mantenga con la autenticidad que tiene enganchada a la audiencia.