Andrés Díaz P.. 5 septiembre

La caricatura Adventure Time marcó una época en los dibujos animados, no solo por sus trazos sencillos sino por su abordaje en temas existenciales y complejos dirigidos a una audiencia joven. Que un niño disfrute de este programa es una señal de inteligencia y curiosidad. La serie creada por Pendleton Ward y estrenada hace ocho años llegó a su fin esta semana en Estados Unidos, tras la emisión del capítulo Come Along with Me.

En Costa Rica aún no hay fecha para la transmisión del capítulo final, puesto que el episodio tiene que pasar por un proceso de doblaje.

Esta épica animación finalizó de manera muy digna en un episodio de una hora que dejó a los fanáticos boquiabiertos. No había otra manera de culminar con casi una década de esta animada epopeya.

Adventure Time es una historia difícil de explicar, pero es protagonizada por Finn, un joven humano y su amigo el perro Jake, el cual tiene la habilidad de cambiar de forma a su antojo. También hay una vampiro que toca el bajo, una clase de consola parlanchina, una princesa que reina en un feudo de golosinas y un clon de Finn hecho de hierba. Todos estos personajes viajan a través de la Tierra de Ooo, la cual parece no conocer las reglas del espacio, tiempo y dimensionales a las que estamos acostumbrados. Ven, es difícil de explicar.

La mayoría de los capítulos se centran en las aventuras frenéticas de los protagonistas. Eso sí, hay ciertos episodios que desenvuelven la historia de la Tierra de Ooo y dan contexto sobre los personajes. Si bien comenzamos en una inocente fiesta en el palacio, las temáticas se expandieron a la filosofía, la metafísica, el existencialismo y hasta en la ciencia. Estos aportes son conocidos como lore en inglés y han inspirado a formar una comunidad bastante activa en foros y en YouTube.

La influencia de Adventure Time se puede palpar en el estilo de caricaturas más contemporáneas como Steven Universe, Show regular, Clearance y Over The Garden Wall; de hecho, estas series fueron producidas por artistas que también le dieron vida a los exagerados personajes del reino de Ooo.

La caricatura de Finn y Jake también toca temas como la identidad, la amistad, la igualdad de género, las aventuras, siempre en el plano fantástico; quizá este puede ser el mayor aporte de esta epopeya, introducir temas existenciales y complejos en una audiencia joven.