Veinte años sin el filósofo Roberto Murillo

Recuerdos. El filósofo dejó una obra escrita que debe publicarse o reeditarse

Mi madre, Ángela Valverde Marín (“de Murillo” como se decía) y mi padre, Roberto Murillo, estuvieron casados por 30 años. Ella fue devota admiradora de su pensamiento y su obra. Lo sobrevivió 20 años y, en abril de 2014, al filo de sus 80 años, tuvo una callada y dulce partida. Esto nos puso a mí, a mi hermana y a mi hermano, y a quienes nos acompañaron, en la situación de volver a la tumba de nuestro padre para que los restos de ella reposaran junto a los de él.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.