Jorge Arturo Mora. 8 enero
José María Zonta nació en Pérez Zeledón en 1961. Foto: Rafael Murillo.
José María Zonta nació en Pérez Zeledón en 1961. Foto: Rafael Murillo.

Una antología de poetas ficticios fue la que le trajo la felicidad decembrina al poeta nacional José María Zonta.

Su libro Al este de la mariposa: antología de poesía rumana fue el ganador de la cuarta edición del Premio Internacional de Poesía Gabriel Celaya, en España.

Este es el décimo segundo premio internacional que recibe el escritor nacional, cuatro años después de haber ganado el prestigioso Premio Manuel Acuña en México.

“Estoy muy contento con el premio, porque siento que este libro es muy diferente por la dinámica que utilicé para escribirlo. Todo en el libro, desde los nombres, las notas biográficas, las notas al pie de página y, por supuesto, las historias principales, son inventadas. Creo 12 poetas, seis mujeres, seis hombres, y (a los jurados) les llamó la atención, calificando el libro de rupturisa y vanguardista”, cuenta Zonta.

El jurado otorgó el premio el pasado 19 de diciembre con la siguiente declaración: “el poemario destaca por su originalidad y versatilidad, ya que, con diferentes registros y voces poéticas, el autor recrea una multiplicidad de autores e inventa una falsa antología que pasa del aforismo al poema realista, y de ahí al verso irracionalista o al fantástico. La invención de las biografías de los presuntos poetas forma asimismo parte de la creación poética, en la línea pessoana de los heterónimos, con un resultado singular emparentado con la mejor poesía experimental, y que muestra como particularidad el ahondamiento en la cultura rumana”.

Zonta recibió el Premio Nacional de Cultura en dos ocasiones. Foto: Rafael Murillo
Zonta recibió el Premio Nacional de Cultura en dos ocasiones. Foto: Rafael Murillo

Este libro, el cual es su publicación número 20, fue escrito con el propósito de ser postulado para este galardón. El escritor reconoce que su dinámica como escritor se basa en “planes anuales” y el año pasado ya tenía el certamen literario en su radar, por lo que dedicó cuatro meses para construir la antología.

“Pensé que podía ser algo audaz e hice un esfuerzo para que las voces del libro sonaran diferentes. No podía sonar uniforme, como si fuera un libro de un solo poeta. Había que imprimir a los personajes de distintos acentos y perspectivas de la vida. Ahora hablando sobre el libro me doy cuenta que toca muchas dimensiones, porque no solo se trata de crear a un poeta ficticio, sino también todas las relaciones del poeta con su entorno: familiares, traductores, críticos... Se trata de crear toda una vida”, analiza Zonta.

Siendo fiel a su dinámica de trabajo, para este año el escritor planea debutar en el género de novela, así como participar en nuevos certámenes literarios a partir del mes de marzo.