Jorge Arturo Mora. 21 mayo
Fotograma de 'Fausto', película de 1926 dirigida por Friedrich W. Murnau. Foto: captura.
Fotograma de 'Fausto', película de 1926 dirigida por Friedrich W. Murnau. Foto: captura.

Como parte de su temporada oficial, la Orquesta Sinfónica Nacional excava entre los clásicos de la música y presentará La condenación de Fausto, de Hector Berlioz, título obligado que, por primera vez, será interpretado por este ensamble en sus 78 años de historia.

El espectáculo tendrá lugar en el Teatro Nacional los días viernes 31 de mayo y domingo 2 de junio.

Para lograr su cometido, la orquesta se aliará con tres coros sinfónicos y cuatro cantantes. Se trata del Coro Sinfónico Nacional, el Coro Surá y el Coro de Niños del Instituto Nacional de la Música, todos bajo dirección de Marcela Lizano.

Los solistas invitados para las presentaciones son el tenor coreano Woo Young Yoon, la mezzosoprano estadounidense Raehann Bryce, el barítono canadiense Daniel Okulitch y el bajo costarricense Luis Gabriel Quirós.

La orquesta estará a cargo de John Nelson, destacado director invitado de la orquesta. En total, serán 200 personas en escena para interpretar el mítico tema.

“Es una obra monumental que lleva las voces del coro en un viaje desde lo mundano hasta lo más sublime. El Coro Sinfónico Nacional ha trabajado en la preparación de esta obra durante tres meses y, además, tendremos el gusto de contar con 22 cantantes del Coro Surá... Es un privilegio poder trabajar esta obra con el director John Nelson, quien tiene una amplia y vasta experiencia en las obras de Berlioz”, comunicó Marcela Lizano, directora del Coro Sinfónico Nacional. La interpretación de esta obra coincide con el aniversario de los 45 años de existencia de este coro.

Las entradas para este concierto se encuentran a la venta en la boletería y en el sitio web teatronacional.go.cr, con precios entre los ¢6.000 y ¢25.000, dependiendo de la localidad de preferencia.

Los estudiantes y ciudadanos de oro pueden solicitar un descuento del 40% al presentar su carné en la boletería del teatro.

John Nelson es el director a cargo de este concierto. Foto: Carlos González
John Nelson es el director a cargo de este concierto. Foto: Carlos González
Conociendo la historia

Cuando tenía 24 años, Hector Berlioz (1803-1869) conoció la historia de Fausto y nunca logró olvidarla. El relato de Goethe rebotó en su mente hasta que brotó de sus manos en forma de partitura.

A mediados de la década de 1840, con una madurez musical esculpida, pensó en componer una obra inspirada en el libro inolvidable. Durante una gira europea comenzó a escribir la composición en distintos sitios: Viena, París, Ruan, Praga y Breslavia. El resultado fue una obra que por momentos parece una ópera poderosa que nunca dejará de tocarse, de la misma manera que Fausto nunca salió de la mente del francés.

La clásica historia de Fausto es la de un erudito que, a pesar de llevar una vida relativamente exitosa, lo embarga una náusea existencial. Bajo esa crisis, decide hacer un pacto con el diablo: le entrega su alma a cambio del mayor conocimiento posible y del goce de placeres terrenales.

En la obra de Berlioz, quien escribió el libreto con la ayuda de Almire Gandonniére, se relata su historia en cuatro partes más un epílogo.