21 septiembre, 2009
 La Botica Central, declarada patrimonio histórico en el 2002. | ARCHIVO
La Botica Central, declarada patrimonio histórico en el 2002. | ARCHIVO

Cartago. El antiguo edificio de la Farmacia Central, al costado sur de las Ruinas de Cartago, fue tarnsformado internamente para dar paso al Centro Domo Comercial, que se inaugurará en diciembre.

La estructura, declarada patrimonio histórico-arquitectónico en el 2002, recibió una inversión de alrededor de ¢400 millones.

La dueña del inmueble, la Hermandad de la Caridad de Cartago, recibió la autorización del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural para hacerle modificaciones, pero respetando la fachada y otros detalles.

“El propósito de esta inversión es que con el alquiler de 14 locales podamos incrementar la ayuda económica que damos a asilos de la vejez, centro de atención del sida, Cruz Roja y talleres de formación para discapacitados, entre otros”, expresó Mario Bonilla, presidente de la Hermandad.

De acuerdo con Bonilla, los futuros inquilinos han sido seleccionados con el fin de darle realce al sitio y hacer de su patio colonial “un lugar de estar, para tomar café y presenciar actividades culturales y artísticas”.

El local, de 1.141 metros cuadrados y construido en 1896, fue la casa del filántropo cartaginés Max Peralta, quien la donó como hizo con los terrenos donde se asienta el hospital que lleva su nombre.

Historiadores dicen que en el siglo XVI el sitio donde está la Farmacia se conocía como la “esquina de la boñiga”, porque allí se reunían a hablar las familias de ganaderos de Cartago .