Cultura

Exposición de Manuel Vargas: ¡Ay, cholita, qué recuerdos!

El artista guanacasteco muestra 17 esculturas inéditas en el Museo de Arte Costarricense. Es un tributo a la mujer y una remembranza.

Una sala del Museo de Arte Costarricense, en La Sabana, resguarda a 17 mujeres comunes y, a la vez, muy especiales: son corajudas, fuertes, difíciles de doblegar, siempre piensan en todo y en todos, y miran hacia el futuro con la frente en alto. Son las cholas de madera del escultor tilaranense Manuel Vargas, quien obtuvo el Premio Nacional Francisco Amighetti de Artes Visuales de obra tridimensional.

LEA MÁS: Premios nacionales celebran tres caminos en las artes visuales

Estrategias del recuerdo es un tributo a la mujer que tanto admira Vargas y una remembranza.

La exposición está compuesta por 17 piezas nuevas, de pequeño, mediano y gran formato, creadas para esta exhibición, así como dos esculturas pequeñas de bronce de 1998 y del 2001.

“La mujer es la gran protagonista de lo que somos. Tuve la dicha de ser educado por ella porque mi papá se iba a trabajar en la construcción de la carretera Interamericana y lo veíamos pocas veces; la que siempre estaba y la que no nos soltaba era mi mamá. En este país extraordinario, hay mujeres extraordinarias en todos los campos”, asegura el escultor de 64 años.

Retrato hablado

Con su contundencia de madera, sus cholas le hablan al espectador de una existencia llena de sacrificios, de la fuerza para no caer a pesar de las circunstancias y de nunca rendirse.

Son serias y pausadas; algunas esperan con los brazos abiertos, otras señalan el mañana y algunas interrogan acerca de sus vivencias. “Siempre me pregunto qué les está pasando y el título nos lleva a ese pensamiento. Ellas no paran de reflexionar”, cuenta Vargas, quien desde la década de los años 80 viene explorando las posibilidades que le brinda esta temática al enfrentarse a una tuca de madera o crear la maqueta que se convertirá en un bronce.

Además de convocar las remembranzas de las mujeres que le sirvieron de ejemplo e inspiración, el artista asegura que trata un tema de identidad. “Es recordar a estas mujeres, que a veces vemos porque no les ponemos atención; les doy permanencia a su protagonismo. También es recordar que tenemos una identidad; trato de explorar nuestra idiosincrasia”, explica el hombre que fue profesor en el Conservatorio Castella entre 1980 y el 2011.

Belleza y sueños

Con su cadera ancha, su pecho pequeño y un vestido muy sencillo, cada mujer muestra una belleza discreta. Incluso, en esta ocasión, Vargas desnuda a unas cuantas cholas. “E s un desnudo que resalta su belleza, e s un desnudo que no llega a ser erótico o escandaloso. Las vemos en su intimidad”, dice.

Tras estas décadas conviviendo con estos personajes, Vargas está lleno de agradecimiento y no se conforma con que algunas de ellas estén colocadas en colecciones en países como Noruega, México, Estados Unidos y Japón.

¿Hacia dónde van las cholas? “Quisieran salir. Me gustaría mostrar mis obras fuera de Costa Rica y quizá hacer trabajos más grandes. Sin embargo, aquí cuesta mucho: no hay estrategia y existen pocas posibilidades; casi siempre nos quedamos con los sueños en un baúl”, asegura.

Este hombre que no para, a pesar de hernias en la cuarta y quinta vértebras, cree que el intercambio comercial con otros países debe ir acompañado de posibilidades para los artistas ticos y que un premio como el Magón debería ofrecerle la oportunidad al ganador de cumplir un gran anhelo.

En breve

La exposición Estrategias del recuerdo , de Manuel Vargas, está abierta del 8 de diciembre al 12 de febrero del 2007 en el Museo de Arte Costarricense.

Esta institución está ubicada en La Sabana, junto a la estatua de León Cortés. Se puede visitar de martes a domingo, de 9 a. m. a 4 p. m. La entrada es gratuita.

Doriam Díaz

Doriam Díaz

Editora de Áncora. Periodista y egresada de la Maestría de Literatura de la UCR. Se especializó en la cobertura noticiosa de temas relacionados con teatro, danza, música, literatura, artes plásticas, patrimonio y arquitectura.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.