17 febrero, 2011

El Cairo (AFP). Una estatua de inestimable valor del faraón Akenatón, robada el pasado mes del Museo de El Cairo, durante las protestas celebradas contra el régimen, fue encontrada por un adolescente cerca de una basura y entregada a las autoridades, declaró este jueves el jefe del servicio de antigüedades.

Coincidiendo con las manifestaciones, que provocaron el cese en el poder del presidente Hosni Mubarak, unos ladrones lograron entrar en el museo dedicado a la arqueología egipcia y robaron varias piezas de gran valor.

El estudiante encontró la estatua de Akenatón junto a una basura cerca de la plaza Tahrir, epicentro de las manifestaciones contra el régimen, explicó Zahi Hawass.

"Esta estatua, una de las más bellas que existe de Akenatón, pone en evidencia el talento de los artistas egipcios de la época, escribió Hawass en un comunicado.