Alexánder Sánchez. 22 agosto
Brad Pitt y Leonardo DiCaprio, las estrellas de 'Había una vez en Hollywood'. En la cinta trabajan juntos y se protegen juntos. Cortesía de Discine
Brad Pitt y Leonardo DiCaprio, las estrellas de 'Había una vez en Hollywood'. En la cinta trabajan juntos y se protegen juntos. Cortesía de Discine

¿Qué diantres ocurrió en Hollywood para que Tarantino, una vez más, no pudiera dormir tranquilo?

Esta vez no fue un asesinato, un pozo de sangre, ni ningún ‘bastardo sin gloria’ sediento de inmisericorde justicia, al menos no primordialmente. En la penúltima película de su carrera, el genio estadounidense perdió el sueño explorando quizá algo más dramático y profundo que todo eso: el peligro de los triunfos y los fracasos.

En la meca del cine se gana o se pierde, nunca se empata; por lo que a veces es imperativo arriesgarlo todo por la victoria. Vea Había una vez en Hollywood (Once Upon a Time... in Hollywood, 2019) y compruébelo, pero sobre todo vaya al cine y siéntase en la libertad de emocionarse únicamente por esto: ¡Tarantino ha vuelto y con todo!.

Descarnado, chistoso y hasta cálidamente emotivo, en la nueva cinta Quentin vuelve a brillar con su legendario estilo. El cineasta vuelve hacer lo que le da la gana con la estructura de su nueva película, hace piruetas con la historia y juega como un niño con sus extraordinarios y locos personajes. Leonardo DiCaprio y Brad Pitt son oro en el esperado cuento, es cierto, pero no serían nada sin el pulido de su director.

“Obra mayor y definitiva de Tarantino, que demuestra que sigue siendo el autor más genial, salvaje y sorprendente de su generación (...) Tenía que contar este cuento de Hollywood y lo ha hecho del mejor modo posible”, dice el diario El Mundo sobre la esperada cinta, que hoy se estrena en los cines ticos.

En Había una vez en Hollywood (2019), sin dar muchas vueltas, descubriremos a DiCaprio encarnando a un tal Rick Dalton, una estrella del western televisivo que se roba las miradas de la pantalla chica allá por los años 60, época en la que se asienta la historia.

También, sin darse por menos, conoceremos a Cliff Both, el doble de Rick Dalton que caracteriza el mismísimo Pitt.

Ambos se embarcan en un camino tortuoso que va del trono al abismo de la incertidumbre, en una época en que los vientos de cambio ponen a dudar al más curtido.

“Es oficial viejo amigo, ya pasé de moda”, confiesa Dalton a Cliff, en una frase que se convierte en el corazón de la película.

Dalton tiene mucho miedo, pues en Hollywood las cosas están cambiando y nadie sabe para donde irá la cosa. –¿Habrá todavía un espacio para él?–, se pregunta.

Lo que pasa es que Rick tiene razones para dudar. Luego de brillar con la serie Bounty Law nada más pasó con su carrera y es preocupante. Nunca dio el paso al cine.

“Rick Dalton es un producto de los años 50 –la década del héroe con copete–, pero una nueva era ha comenzado y el tren le ha dejado”, expresó DiCaprio en las notas de producción de la cinta.

Quentin Tarantino, según Pitt, hace de la filmación una fiesta. Para los actores, el director tiene algo mágico. Cortesía de Discine
Quentin Tarantino, según Pitt, hace de la filmación una fiesta. Para los actores, el director tiene algo mágico. Cortesía de Discine

“Gracias al trabajo realizado con Quentin, nosotros comenzamos a tomar la historia de Dalton como el viaje ocasionado por una inmensa falta de autoconfianza, no sabe cómo mostrarse agradecido por la posición que ocupa y lo que ya ha conseguido. No hay momento en el que no anhele algo más”, agrega el ganador del Óscar.

En ese trance, para su ganancia, el buen Cliff es su apoyo incondicional. No solo lo reemplaza en sus escenas más arriesgadas, sino que fuera del set intenta de que no se lastime con los gajes de la vida. Son inseparables.

“Nuestros personajes se basan en la relación actor-doble acrobático. En ese tiempo, existía un vínculo mucho más estrecho entre esta clase de personas, pues hoy, en ese plano, somos mucho más transitorios. Cliff y Rick dependen uno del otro y se apoyan mutuamente", comenta Pitt.

Alrededor de ellos y su drama existencial, Tarantino construye el singular y nostálgico mundo del largometraje. Los años 60, donde se desarrolla la cinta, es precisamente el cosmos que lo vio crecer y el que deliberadamente quiso reconstruir como especie de carta de amor a aquellos buenos y dorados tiempos.

Nada es un cabo suelto en la historia, y eso la hace especialmente personal.

Ojo a Al Pacino, su papel como un representante de cine western es clave en la cinta. Cortesía de Discine
Ojo a Al Pacino, su papel como un representante de cine western es clave en la cinta. Cortesía de Discine

“La película es en parte una especie de memoria. Vivía en el Condado de Los Ángeles – en Alhambra- en 1969. Recuerdo lo que programaban en el cine y en la televisión. Parte de lo divertido en esta ocasión consistió en devanarme los sesos, en disparar la memoria y recordar cómo solía ser todo”, comentó en los boletines oficiales.

Por eso mismo, es posible que Rick y Cliff también sean un atisbo de sus más dulces recuerdos. Lo mismo, exactamente, pasaría con el resto de personajes de la cinta, quienes terminan por darle engranaje y abolengo al cuento.

Solo estrellas figuran en los papeles secundarios de Había una vez en Hollywood (2019). Está Al Pacino, como Marvin, un agente especializado en westerns italianos, y Kurt Russell como Randy, quien es un coordinador de acrobacias.

También alza la mano Margot Robbie, quien como Sharon Tate, hace el papel de una chica talentosa, pero bastante ingenua. La bella actriz se ha casado con Roman Polanski, el director más cool del momento, y tal parece que lo tiene todo.

O al menos eso es lo que Sharon cree, pues la tragedia está a punto de asomarse.

No podía ser diferentes, Margot Robbie vuelve a lucirse en 'Había una vez en Hollywood'. Su físico y su extraordinario talento se roban las miradas. Cortesía de Discine
No podía ser diferentes, Margot Robbie vuelve a lucirse en 'Había una vez en Hollywood'. Su físico y su extraordinario talento se roban las miradas. Cortesía de Discine
El lado oscuro y otros detalles.

Aunque varios críticos insisten en la dulce emotividad de la cinta y algunos de sus productores califican al filme como una cinta “sobre la amistad”, lo cierto es que no podía haber una película de Tarantino sin un poquito de sadismo.

El lado atroz, por supuesto, tenía que asomarse por algún lado, sin convertirse esta vez en el centro de la historia.

En Había una vez en Hollywood, Tarantino hace una versión descarnada de lo ocurrido del 9 de agosto de 1969, en Los Ángeles.

Esa noche, Charles Manson y su secta asesinaron a seis personas, entre ellas a Sharon Tate de la película, quien estaba embarazada de su esposo el director Roman Polanski.

Pero para entender como se inserta este suceso dentro de la historia principal, no hay otra que ver la película. Solo podemos adelantar que Damon Herriman encarna al psicópata en la película y Dakota Fanning, como Squeaky, es una de las integrantes de su espantosa familia.

En 'Había una vez en Hollywood' era importante recrear el pasado. 1969, con impresionante detalle, regresa a la vida gracias a Tarantino. Cortesía de Discine
En 'Había una vez en Hollywood' era importante recrear el pasado. 1969, con impresionante detalle, regresa a la vida gracias a Tarantino. Cortesía de Discine

Ah, y algo más, Sharon es vecina de Rick Dalton en la historia.

Lo demás lo dejamos a su curiosidad. De más está decirles que hechos reales y ficticios, sobre el escabroso tema, se juntan en la mente de Tarantino para implosionar en algún placentero momento.

Otro detalle, que sin duda llamará a muchos a las butacas, será ver a Luke Perry (90210 Beverly Hills) interpretando el último papel de su carrera fílmica.

Perry, quien murió a los 52 años a causa de un derrame cerebral, encarna en la cinta a Wayne Maunder, el actor que dio vida al protagonista de la serie Lancer, emitida entre 1968 y 1970 por CBS.

Detalles que enamoran.

Una de las cosas que más fascinan de Había una vez en Hollywood es la fotografía, el sonido y la recreación de la época en la que se sitúa.

Para el diario ABC, de España, más allá de la belleza ‘tarantina’ del guion, la cinta es “técnicamente prodigiosa”.

Para Telegraph, esos detalles hacen aún más grande la propuesta, la sazonan, convirtiéndola en “extraordinaria”. Puntos extra cuando el resultado visual es obra de un esfuerzo manual, sin retoques tecnológicos.

Rick Dalton siempre fue una estrella de televisión, pero 'Había una vez en Hollywood' tal parece que nada es eterno. Cortesía de Discine
Rick Dalton siempre fue una estrella de televisión, pero 'Había una vez en Hollywood' tal parece que nada es eterno. Cortesía de Discine

Tarantino es tan purista que no hay efectos digitales (en la cinta). Percibo que en su mente eso sería como hacer trampas”, aseguró Pitt a la agencia de noticias EFE.

Érase una vez en Hollywood estará disponible en todos los cines del país. Eso sí, como es costumbre en las películas de Tarantino, solo podrá ser vista por mayores de 18 años.

Ficha técnica

Érase una vez en Hollywood

Género: Comedia negra, drama.

Director: Quentin Tarantino

Elenco: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie.

Duración: 165 minutos

Cines: CCM, Cinemark, Cinépolis, Citicinemas, Nova, Multicines.