Alexánder Sánchez. Hace 6 días
El expresidente colombiano, Andrés Pastrana, participa en '¿Justicia y olvido?'. Cortesía de Francina Delgado
El expresidente colombiano, Andrés Pastrana, participa en '¿Justicia y olvido?'. Cortesía de Francina Delgado

¿Justicia y olvido?, el documental con el que el periodista costarricense Randall Rivera se vio cara a cara con Andrés Pastrana, expresidente colombiano; un par de víctimas del conflicto armado de ese país, y un exguerrillero, secuestrador y sicario de las FARC-EP, se estrenó en Colombia con muy buena recepción.

El filme, que tiene 1 hora y 57 minutos de duración, se develó en la plataforma streaming Boonet, un desarrollo colombiano dedicado a difundir lo más selecto de la producción latinoamericana.

“El filme se estrenó el jueves y nos dijeron los de Boonet que le fue súper bien. Estamos muy contentos y con deseos que puedan ver el documental en Costa Rica”, dijo Francina Delgado, directora del trabajo.

Para grabar ¿Justicia y olvido?, Francina Delgado, Randall Rivera y un equipo fílmico en su mayoría costarricense, viajaron a tierras colombianas para entender desde sus entrañas el origen de la guerrilla, el desarrollo de los procesos de paz y su efecto en las vidas de las víctimas y victimarios.

En Colombia, tuvieron acceso privilegiado a protagonistas de primera línea, lo que hace del documental un esfuerzo de gran valor fílmico e histórico.

“Para mi fue un sueño hecho realidad. Yo la verdad iba un poco inseguro porque nunca había trabajado en un documental, pero aprendí un montón. Fue una experiencia fascinante”, dijo Rivera, director de Noticias Monumental.

“Las entrevistas que hice fueron muy interesantes, porque retratan un drama muy difícil de entender. Es balancear dos sentimientos muy humanos, por un lado el de tener sed de justicia y la obligación de olvidar y seguir adelante”, agregó el periodista.

Además de Pastrana -que en su figura de expresidente lideró los procesos de paz-, para la película Rivera entrevistó a la excongresista Consuelo González, que estuvo secuestrada a manos de las FARC-EP por seis años-, y a Luis Herlindo Mendieta, mayor general que sufrió el cautiverio por 12 años.

En la contraparte, el documental encara a Yesid Torres, exguerrillero, secuestrador y sicario de las FARC-EP, que se desmovilizó y sometió a las normas de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), surgida de los acuerdos de La Habana.

“El proceso fue muy rico, porque vos tenés acceso a contactos que no tenés aquí en Costa Rica. Eso te abre el panorama de un conflicto tan complejo. Incluso, uno se llega a preguntar ¿quiénes son las víctimas?, ya que hay personas de la guerrilla que son víctimas, hay policías y militares que son víctimas, hay familias que son víctimas y políticos que son víctimas. Incluso, la guerrilla misma se dice víctima, porque según ellos fueron desplazados políticamente”, explicó Rivera.

El filme '¿Justicia o olvido?' se grabó en Cartagena, Pitalito, Cali y Bogotá, entre los meses de enero y marzo de 2019. Cortesía de Francina Delgado
El filme '¿Justicia o olvido?' se grabó en Cartagena, Pitalito, Cali y Bogotá, entre los meses de enero y marzo de 2019. Cortesía de Francina Delgado

En el documental también hablan congresistas y senadores actuales, quienes formaron parte del movimiento revolucionario y que gracias a los acuerdos de paz ahora lideran sus luchas desde una curul: hablamos de Luis Alberto Albán, alias Marco Calarcá, y Julián Gallo, alias Carlos Lozada.

Y por último, en ¿Justicia y olvido? también tienen voz Humberto de la Calle, jefe negociador de los acuerdos de paz por parte del gobierno colombiano, y Patricia Linares, presidenta de la JEP, polémica y cuestionada instancia que intenta aplicar la llamada justicia transicional.

“Además, en el filme mostraremos un archivo espectacular que logramos conseguir por parte de las FARC, que por cierto fue muy loco como lo conseguimos”, aseguró Delgado.

En el blanco de la polémica

Un ingrediente muy especial de ¿Justicia y olvido? es que se filmó en un momento crucial para el conflicto. Cuando Rivera estaba en Colombia, los acuerdos de paz comenzaron a ponerse en entredicho y tan solo meses después exguerrilleros como Iván Márquez y Jesús Santrich retomaron las armas y se escondieron en la selva.

Eso, según Rivera, condimentó las entrevistas y dieron al documental un acabado diferenciador.

“Hay muchos documentales sobre la guerrilla, pero el acuerdo de paz es muy nuevo y nosotros caímos justo en el momento en que estaban los cuestionamientos al acuerdo, que quedó en alitas de cucaracha”, expresó Rivera.

Póster oficial de ¿Justicia y olvido?. Cortesía de Francina Delgado
Póster oficial de ¿Justicia y olvido?. Cortesía de Francina Delgado

“En ese panorama, logramos unir a secuestrados, a expresidentes, a jueces y a negociadores en un mismo producto. Eso era supremamente difícil en las condiciones que se estaban presentando. De hecho, cuando hemos mostrado el filme a gente de Colombia, para ellos es una novedad haber logrado eso”, agregó.

Finalmente, Rivera cree que ¿Justicia y olvido? es un producto en el que tanto Costa Rica como los demás países de Latinoamérica se pueden ver en el espejo de sus realidades.

“Es así, pues el problema de Colombia es una muestra de lo que puede pasar si no se logran resolver los conflictos de desigualdad por las vías institucionales”, concluyó el periodista.

En varias partes

Aunque en Boonet ¿Justicia y olvido? se puede ver como un solo largometraje, lo cierto es que el documental cuenta con un formato de serie; que lo divide en tres grandes bloques.

Según sean los requerimientos de las audiencias y las plataformas donde se vaya exhibir el material, se decidirá si se muestra como largometraje o como serie de capítulos.

En formato de serie, el primer capítulo se llama Un país secuestrado, el segundo El difícil camino hacia la paz y el tercero Los obstáculos para lograr la paz.

En Un país secuestrado, se pone especial acento en los raptos de personas en todo el país, entre los que destacaron como víctimas políticos y militares.

“Por primera vez, junto a sus hijas, Consuelo (González) enfrenta al hombre que la secuestró”, adelanta la sinopsis de la película, como uno de los elementos fílmicos más llamativos.

En El difícil camino hacia la paz se retrata el secuestro de 12 diputados en el Valle del Cauca, donde en el 2002 las FARC-EP son nuevamente protagonistas. En ese evento fueron asesinados 11 de los congresistas y solamente sobrevive uno, Sigifredo López.

“A Sigifredo lo llevamos al propio lugar de los hechos. Él nunca había vuelto ahí y no quería hacerlo, por lo que representa. Pero lo convencimos y nos contó la dura historia”, reveló Delgado.

Francina Delgado (al centro y abajo) junto a Randall Rivera y el resto del crew de '¿Justicia y olvido?'. Cortesía de Francina Delgado.
Francina Delgado (al centro y abajo) junto a Randall Rivera y el resto del crew de '¿Justicia y olvido?'. Cortesía de Francina Delgado.

Este episodio cierra con los esfuerzos de Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia, por finalmente ponerle fin al conflicto e instaurar la paz de una vez por todas.

Finalmente, en Los obstáculos para lograr la paz se detalla el acuerdo suscrito entre la guerrilla y el gobierno colombiano y cómo este documento dividió a la sociedad profundamente.

“La Jurisdicción Especial para La Paz (JEP) enfrenta fuertes críticas de quienes la consideran la cuna de la impunidad para las FARC-EP, mientras algunos firmantes del acuerdo se arrepienten y regresan a las armas dejando el final del conflicto en vilo”, detalla el argumento.

Las últimas líneas de esta sinopsis se refieren a Iván Márquez y Jesús Santrich, quienes efectivamente retomaron la lucha armada.

“Eso último que pasó nos obligó a cambiar el final de ese capítulo, había que hacerlo”, confesó Delgado.

¿Dónde verlo?

Además de la plataforma Boonet, ¿Justicia y olvido? se podrá ver en Costa Rica próximamente.

“El filme lo íbamos a pasar en el Costa Rica Festival de Cine, pero fue cancelado. Ahora solo estamos esperando que reabran el cine Magaly para proyectarlo allí”, adelantó Delgado.

“Ya tenemos todo hablado, pero dependemos de las medidas sanitarias y que nos den luz verde”, agregó la directora.

Delgado agregó que también desean enviar el documental a festivales internacionales, pero asegura que la pandemia por el covid-19 ha pausado esos planes.