Cine

Ridley Scott: ‘Millennials no quieren que se les enseñe nada a menos que se lo digan en el celular’

El cineasta culpó a la generación millenial por la baja taquilla de su película ‘The Last Duel’, que no estuvo ni cerca de recuperar su inversión inicial

Ridley Scott es conocido por ser un director que no se muerde la lengua. En declaraciones recientes, el cineasta dijo que el fracaso de la taquilla de The Last Duel -su primer estreno del 2021- fue culpa de los jóvenes y sus teléfonos celulares.

El director, conocido por películas de éxito comercial y crítico como Alien, Thelma & Louise y The Martian, y de culto por obras como Blade Runner, expresó su polémica teoría en el podcast WTF, del comediante Marc Maron.

Para empezar, el cineasta contó que Last Duel solo recaudó $27 millones en todo el mundo, a pesar de tener un presupuesto de $100 millones.

Luego, el anfitrión del programa le preguntó a Scott si la campaña de promoción de la película no fue la mejor, a lo que el cineasta dijo que “no. Disney hizo un trabajo de promoción fantástico. A los jefes les encantó la película... Me preocupaba que no fuera para ellos, pero les gustó mucho la película, por lo que su publicidad fue excelente”.

Scott, acostumbrado a ser frontal, dijo que “creo que todo se reduce a que lo que tenemos hoy son las audiencias que se criaron con estos malditos teléfonos móviles. Los millennials no quieren que se les enseñe nada a menos que se lo digan en el teléfono celular “, continuó Scott.

“Este es un trazo amplio, pero creo que lo estamos tratando ahora mismo con Facebook. Creo que ha ocurrido una mala dirección en la que se le ha dado el tipo de confianza equivocado a esta última generación “.

Más adelante, Scott reconoció que el poco interés por la película lo tomó por sorpresa.

“Particularmente con Matt Damon, Ben Affleck y Adam Driver, y esta nueva chica llamada Jodie Comer, es extraño que no haya cautivado. Esos nombres son una llamada para ir al cine. Esa es la llamada que hizo Fox. Todos pensamos que era un guión fantástico y lo logramos. No se puede ganar todo el tiempo. En lo que a mí respecta nunca me he arrepentido de ninguna película que haya hecho. Nada. Aprendí muy pronto a ser tu propio crítico. Lo único sobre lo que debería tener una opinión es sobre lo que acaba de hacer. Alejarse. Asegúrate de estar feliz. Y no mires atrás. Ese soy yo”, expresó.

El cineasta aprovechó para recordar cómo vivió algo similar en 1982, cuando lanzó Blade Runner, un estandarte del ciberpunk que envejeció maravillosamente y hoy es obra de culto, a pesar de que en su momento fue despreciada por el público y la crítica.

“Hice una película llamada Blade Runner. Fue mi tercera película. Fui asesinado. Me mató la crítica de cine Pauline Kael, que ni siquiera me conoció. Ella nunca me había conocido y de repente leí un artículo en el New Yorker, que es una revista muy elegante. Lo leí y hay una serie de insultos de cuatro páginas. Lo enmarqué. Está en mi oficina ahora mismo“, dijo Scott, esperando que la historia también le dé la razón a The Last Duel.

The Last Duel es un drama histórico cuenta el enfrentamiento entre el caballero Jean de Carrouges (Matt Damon) y el escudero Jacques LeGris (Adam Driver), al acusar el primero al segundo de abusar de su esposa, Marguerite de Carrouges (Jodie Comer). El Rey Carlos VI decide que la mejor forma de solucionar el conflicto es un duelo a muerte.

Jorge Arturo Mora

Jorge Arturo Mora

Periodista de cultura y sociedad para Viva, Áncora y Revista Dominical.