Alexánder Sánchez. 9 febrero
El equipo de 'Parasite' celebrando el Óscar a mejor película del año. Simplemente no lo podían creer. AP
El equipo de 'Parasite' celebrando el Óscar a mejor película del año. Simplemente no lo podían creer. AP

Por su indiscutible calidad fílmica y fino retrato social, las más aventuradas y fantasiosas apuestas ponían a Parasite ganando el Óscar a mejor película del año. Lo que no esperaba nadie es que sus deseos se volverían realidad, marcando un hecho sin precedentes en la historia de la Academia.

El equipo de cinta surcoreana de Bong Joon-ho subió al escenario del Teatro Dolby, en Los Ángeles (Estados Unidos), para recoger la estatuilla más codiciada de la noche, entre un mar de aplausos, por ser la primera producción en obtener los premios a mejor película y a mejor película internacional, anteriormente conocida como de “habla no inglesa”.

“Estoy sin palabras, nunca imaginamos que esto sucedería. Esto es un momento muy oportuno en la historia. Mil gracias”, dijo Kwak Sin-ae, productora del filme al recibir el premio.

Para quienes no la hayan visto, el filme Parasite es el retrato de dos familias surcoreanas muy distintas: una en extrema pobreza, otra rica. El caso es que, por razones laborales, las dos familias comienzan a interrelacionarse entre sí, con resultados sumamente peligrosos.

Al final, Parasite fue ganadora indiscutible con cuatro premios Óscar: mejor filme, mejor filme internacional, mejor director y mejor guion original. ¡Una locura!

 Bong Joon-ho aceptando el premio a mejor director, triunfando por encima de figuras como Quentin Tarantino y Martin Scorsese. AFP
Bong Joon-ho aceptando el premio a mejor director, triunfando por encima de figuras como Quentin Tarantino y Martin Scorsese. AFP
Así comenzó el ‘show’.

A las 7 p.m. en punto, la música dio el banderazo de salida a las esperada ceremonia. Fue Janelle Monae, la que con una lucida presentación de poderosas interpretaciones, inyectó energía y movimiento a la gala 92.° de los premios de la Academia.

Inmediatamente después Steve Martin y Chris Rock rompieron el hielo. A falta de un maestro de ceremonias, tal como sucedió el año pasado, ambos artistas tomaron el escenario para disparar carisma por todo lado y poner a todos a reír. Fue el tradicional abrebocas, que nunca falta en los Óscar.

Como es costumbre, la primera categoría en ser anunciada fue la de mejor actor de reparto. Brad Pitt, tal como lo apuntaban todas las apuestas, fue llamado a recibir la estatuilla por su espectacular trabajo en Había una vez en Hollywood, de Quentin Tarantino. Para Pitt, a sus 56 años, fue el primer Óscar en su carrera.

Pitt, muy generoso en sus palabras, aprovechó su discurso para darle los créditos a quien lo fichó para la película: Tarantino.

“Es increíble. Tengo que decir que esto es de Quentin Tarantino (el Óscar), un hombre único y original. Quentin, la industria del cine no sería tan buena sin ti”, dijo Pitt hablándole al cineasta.

Al triunfo de Pitt le siguió el anuncio de mejor película animada, donde Toy Story 4 –a pesar de ser amenazada por Klaus, Missing Link y ¿Cómo entrenar a tu dragón 3?– alcanzó la estatuilla. Pixar alcanzó así el décimo Óscar en esta categoría, reafirmando su reinado de varios años.

La música regresó pocos minutos después. El tema Into the Unknown nominado a mejor canción por Frozen 2, puso a fantasear a una audiencia que siguió el canto de princesas con especial atención. Idina Menzel es la artista que la canta en la película; esta vez las cantantes Aurora y Gisela la apoyaron y brindaron un espectáculo sobresaliente.

 Brad Pitt posando con su Óscar a mejor actor de reparto. La primera estatuilla de su carrera. AFP
Brad Pitt posando con su Óscar a mejor actor de reparto. La primera estatuilla de su carrera. AFP
Un aviso de ‘Parasite’.

Cuando Diane Keaton y Keanu Reeves dijeron “el Óscar va para Parasite”, muchos comenzaron a sudar frío. Era la categoría de mejor guion original, una de los ámbitos clave de la ceremonia, en que la cinta surcoreana tenía fuerza pero no era la principal favorita.

Fue un tremendo batacazo para calentar la noche. Parasite golpeaba la mesa desde temprano haciendo pensar que el sueño de coronarse como mejor película del año era posible. No era descabellado pensarlo, pues en el 2019 Green Book había ganado esta categoría y su final glorioso era para todos conocido.

Para calmar un poco las ansias, la cantante Chrissy Metz saltó a escena para cantar I’m Standing With You, de la película Breakthrough. Vestida de azul, impecable en su voz, la artista recordó al mundo porque el tema era uno de los predilectos para ganar en mejor canción.

Otra categoría con ganadora sabida era la de mejor actriz de reparto. Laura Dern, como estaba previsto, subió al escenario para recibir su Óscar por Historia de un matrimonio, donde encarnó a una abogada implacable en medio de una dolorosa separación. Ella lo había ganado todo en la temporada de premios y solo faltaba el galardón de la Academia para coronar el año.

“Gracias a la Academia por este honor. Comparto esto con mis padres, mis héroes”, dijo Dern, mientras la cámara enfocaba a sus progenitores, conmovidos hasta las lágrimas.

A sus 52 años, también fue el primer Óscar para Dern, quien en el pasado había intentado hacerse con la estatuilla en 1992, por Rambling Rose, y en el 2015, por Wild.

Con su trabajo en Historia de un matrimonio, Laura Dern convenció a la Academia. AFP
Con su trabajo en Historia de un matrimonio, Laura Dern convenció a la Academia. AFP
Movidos Óscar.

Eminem no estaba en el guion, al menos no en el de la prensa ni en el de la gente. A la hora y media de show, el rapero llegó al Teatro Dolby haciendo saltar de sus sillas a actores, directores y cineastas en general.

Sin duda le imprimió su sello a la noche, con la canción Lose Yourself. Recordemos que con este tema el rapero ganó el Óscar en el 2002, pero no asistió a la ceremonia por que se había peleado con la organización. Dicen que estaba durmiendo cuando se enteró que ganó, pues no se lo esperaba.

Randy Newman también hizo lo suyo. En un entremés, con piano incluido, interpretó el mágico tema I Can’t Let You Throw Yourself Away, de Toy Story 4. Otra de las canciones nominadas.

Luego llegó, como una reina de ébano, Cinthia Erivo. La única afroamericana nominada en la rama de mejor actriz tuvo su momento en la gala cantando Stand Up, el tema principal de la cinta Harriet. El sentido tema, también postulado al Óscar, se interpretó con coros en vivo y gran sentimiento.

No faltaron las burlas en la gala. Una parodia a la cinta musical Cats, que tuvo una crítica desastrosa a finales del año pasado, fue protagonizada por James Corden y Rebel Wilson.Ambos artistas, vestidos como felinos saltaron a escena para anunciar el ganador a mejores efectos visuales, que fue 1917. Lo curioso es que tanto Corden como Wilson tuvieron participación en la criticada cinta, pero dejando la pena a un lado se sumaron a participar en uno de los momentos más divertidos de la noche.

Shia LaBeouf y Zack Gottsagen, en uno de los momentos mas conmovedores de la noche. Gottsagen fue el primer actor con síndrome de Down en una gala del Óscar. AFP
Shia LaBeouf y Zack Gottsagen, en uno de los momentos mas conmovedores de la noche. Gottsagen fue el primer actor con síndrome de Down en una gala del Óscar. AFP

Volvamos a los premios, aunque sea por un momento, pues Parasite volvería a alzar la mano en la ceremonia. Tal como se esperaba, la cinta surcoreana ganó el premio a mejor película internacional, lo cual iba a significaba su segunda estatuilla de la noche en ese momento.

“Esta año la categoría de habla no inglesa, cambió como mejor película internacional. Me sienro muy contento de ser el primer depositario de ese premio. Gracias al elenco y a todos", exclamó Bong Joon-ho emocionado.

Elton John, luego de ver a Bong Joon-ho celebrar en grande, entró a escena como una tromba musical. Nominado por su tema (I’m Gonna) Love Me Again, de la cinta Rocketman, el cantante británico se mostró con una energía envidiable al tocar su piano. Color, sonido impecable y mucho talento se mezclaron en el escenario para convertirse en uno de los montajes más lucidos de la noche.

Luego, como era esperable, Elton John lograría el premio a mejor canción. El segundo Óscar de su carrera luego de Can You Feel the Love Tonight, de El rey León.

Otro detalle musical imperdible fue la forma en que se presentaron los nominados a mejor banda sonora, pues cada una de los partituras fueron interpretadas en vivo de una forma magistral. Al final, en ese categoría, ganó la compositora Hildur Gudnadottir, de Joker.

Lo fuerte para el final.

A las 10 p.m. Parasite volvió a asustar. En la categoría de mejor director Bong Joon-ho volvió a ganar venciendo a grande como Martin Scorsese, Sam Mendes y Quentin Tarantino.

Bong Joon-ho no se lo podría creer.

“Jamás pensé que ganaría, cuando estudiaba cine estudié todas a las cintas de Scorsese y pensé que solo estar nominado a su lado sería un honor. Y resulta que gané, no lo puedo creer”, dijo el cineasta, visiblemente conmovido.

Y si lo de Bong Joon-ho fue impresionante, lo fue también ver a Billie Eilish cantando Yesterday. Con ese tema, de Los Beatles, homenajeó a todos los artistas que fallecieron en el último año. Kobe Bryant, por ejemplo.

Luego vendría el Óscar a mejor actor. Joaquin Phoenix, como lo pedía el mundo y la crítica, fue el ganador por su intensa y dramática interpretación del Joker.

Billie Eilish cantó 'Yesterday' en el homenaje al os fallecidos en el último año. AP
Billie Eilish cantó 'Yesterday' en el homenaje al os fallecidos en el último año. AP

Un discurso, abogando por más humanidad y justicia, social, fue el que dio Phoenix cuando fue a recoger su Óscar, el primero de su carrera luego de haber estado postulado por Gladiador (2001), Walk the Line (2006) y The Master (2013)

Renée Zellweger hizo su parte en la categoría de mejor actriz. Encarnando a Judy Garland, en Judy, la actriz triunfó en la importante categoría. Se trató de el segundo Óscar de su carrera, pues en el 2003 fue coronada como mejor actriz de reparto en Cold Mountain.

“Judy Garland no recibió este honor en su momento, pero este premio es una extensión de su legado. Tu eres una héroe Judy, de esas que nos unen y nos inspiran, esto es para ti”, expresó Zellweger al aceptar su estatuilla.

Lo mejor para lo último. Por eso el premio a mejor película iba a llegar al cierre para terminar de infartar al mundo entero. El Óscar fue para Parasite y todos quedaron mudos. ¡Sorpresa monumental en los Óscar!

Lista completa de ganadores

Mejor película: Parasite.

Mejor actriz: Renée Zellweger, Judy.

Mejor actor: Joaquin Phoenix, Joker.

Mejor director: Bong Joon-ho, Parasite.

Mejor canción: (I’m Gonna) Love Me Again, de Elton John (Rocketman).

Mejor banda sonora: Joker, Hildur Gudnadottir.

Mejor película internacional: Parasite (Corea del Sur).

Mejor maquillaje y peinado: Bombshell.

Mejor efectos visuales: 1917.

Mejor edición: Ford v Ferrari.

Mejor fotografía: 1917, Roger Deakins.

Mejor mezcla de sonido: 1917.

Edición de sonido: Ford v Ferrari.

Mejor actriz de reparto: Laura Dern, Historia de un matrimonio.

Mejor corto documental: Learning to Skateboard in a Warzone (If You’re a Girl).

Mejor documental: American Factory.

Mejor diseño de vestuario: Mujercitas.

Mejor diseño de arte: Había una vez en Hollywood.

Mejor cortometraje: The Neighbors’ Window.

Mejor guion adaptado: Jojo Rabbit, Taika Waititi.

Mejor guion original: Parasite, Bong Joon-ho, Han Jin-won.

Mejor corto animado: Hair Love.

Mejor película animada: Toy Story 4.

Mejor actor de reparto: Brad Pitt, Había una vez en Hollywood.