Víctor Fernández G.. 6 octubre, 2016

(Video) New York Comic Con, día 1

Nueva York (EE. UU.)

Mario caminaba de la mano con la Mujer Maravilla. Hello Kitty hacía fila en un puesto callejero de perros calientes. Tres distintas versiones de Harley Quinn conversaban mientras la luz del semáforo pasaba de rojo a verde, y un niño vestido de Kylo Ren le seguía el paso a su madre ataviada como la Princesa Leia... Un día como cualquier otro en la Gran Manzana.

New York Comic Con.
New York Comic Con.

Los neoyorquinos están acostumbrados a todo tipo de fauna urbana. Sin embargo, este jueves los residentes difícilmente podían ignorar el desfiles de personajes salidos del catálogo de fiestas infantiles. El New York Comic Con (NYCC) dio licencia para un Halloween adelantado, con miles de fanáticos disfrazados moviéndose por la libre en la ciudad, luciendo sus mejores galas.

Todos convergieron en el centro de convenciones Javits, una gigantesca mole de hormigón y cristal que recibirá por cuatro días a quienes hacen de la ciencia ficción y la fantasía su modus vivendi. Todos lo entendemos: lo que los demás llaman "vagabunderías", aquí son asuntos abordados con tremenda seriedad. Coleccionistas de figuras de acción; lectores de historietas; profesionales de los videojuegos; eruditos en mundos ficticios, todos unidos, en una familia feliz.

Para un debutante en estas convenciones, la experiencia inicial es abrumante, casi despiadada. El Javits alberga a cientos de exhibidores, entre ilustradores, diseñadores, editoriales, y comerciantes de coleccionables, todos sacándole los ojos a los visitantes, a la espera de que las compras se concreten. Y sí que lo hacen: la cantidad de gente que camina con las manos llenas de bolsas no deja duda de que las ventas son descomunales.

New York Comic Con.
New York Comic Con.

Estamos de acuerdo: nada de lo que aquí se mueve es de primera necesidad, y la vida bien podría seguir adelante sin tener que pagar $500 por un busto tamaño real de Darth Vader. El debate sobre el consumismo degenerado y la necesidad de lo innecesario siempre viene de la mano con las ferias comerciales. Sin embargo, para los miles de asistentes a la NYCC, esos cuestionamientos no caben en sus billeteras.

El jueves vio ya los primeros páneles con celebridades, aunque las joyas dentro del programa están para los siguientes días. Entre los principales oradores de hoy se destacan el cineasta Kevin Smith; el científico Neil deGrasse Tyson; el creador de The Walking Dead, Robert Kirkman, y el icónico Stan Lee, quien daría la primera de varias firmas de autógrafos a lo largo de la convención.

Entre quienes se apuntan al cosplay, algunos personajes parecen ser los lugares comunes del 2016. Por donde se mire hay demasiados Deadpool, Flash, Harley Quinn, Guasón, y Sailor Moon.

Otra tendencia muy marcada este año está en la oferta de experiencias que involucran realidad virtual. Abundantes son las firmas tecnológicas que ofrecen la posibilidad de ponerse sus visores y sumergirse en historias en primera persona, aunque eso implique a los interesados formarse en fila por casi una hora, según el caso.

En su primera jornada, la NYCC bien podría decir que ya cumplió sus metas. Con tres días por delante, todo lo que viene es ganancia.