El País/Uruguay/GDA. 8 abril
La evolución de Millie Bobby Brown la ha llevado a ser Eleven en 'Stranger Things', Enola Holmes y ahora Maddison Russell en 'Godzilla vs. Kong'. Fotos: Archivo.
La evolución de Millie Bobby Brown la ha llevado a ser Eleven en 'Stranger Things', Enola Holmes y ahora Maddison Russell en 'Godzilla vs. Kong'. Fotos: Archivo.

Millie Bobby Brown está en gira de medios porque es una de las figuras de Godzilla vs. Kong, la película que se convirtió en uno de los primeros éxitos de taquilla de pandemia.

En ese marco, la joven actriz conversó con la cadena MTV y en la charla reflexionó sobre cómo es crecer ante las cámaras.

Bobby Brown tiene 17 años y saltó a la fama con la serie de Netflix Stranger Things, donde interpreta a la adolescente Eleven. Tenía 12 años cuando la historia de ciencia ficción llegó a la plataforma para conquistar al mundo.

“Solo tengo 17 años, pero al final del día, estoy aprendiendo a ser mujer, una joven mujer. Entonces, siendo una niña, la gente te ve crecer, ¿verdad? Y casi se han involucrado en tu crecimiento y en tu viaje. Pero no están dispuestos a aceptar el hecho de que estás creciendo”, expresó la intérprete.

Bobby Brown comentó que todos, a través de las redes sociales, opinan sobre su imagen. “Entonces uso un top y la gente reacciona como: ‘¡Tiene 10 años!’ No, tengo 17, es lo que las chicas hacen. O uso tacones altos o un outfit para un premio y dicen: ‘¡Parece de 50!’ No, eso es porque me has visto desde los 10 años, por eso pensás eso. Creo que eso ha sido lo más difícil del periodo de transición, que ellos no lo aceptan (el cambio) y yo lo acepté completamente. ¡Estoy lista!”, aseguró.

“Ya no voy a interpretar a niñas”, declaró la joven en su Instagram y avisó: “No quiero que nada me detenga, que creo que es lo más importante. Quiero evolucionar”.

Además de la próxima temporada de Stranger Things, Millie Bobby Brown tiene por delante dos películas: el thriller The Girls I’ve Been, en el que interpretará a una chica bisexual y que también podrá verse en Netflix, y el drama The Thing About Jellyfish. Son dos oportunidades para demostrar hacia dónde se dirige su carrera, dejando de lado la imagen de niña.