Carlos Soto Campos. 5 enero, 2017
En el 2012, Deborah Dixon ofreció su primer concierto en el país, en Jazz Café Escazú. CORTESÍA DE ADRIANA CHACÓN
En el 2012, Deborah Dixon ofreció su primer concierto en el país, en Jazz Café Escazú. CORTESÍA DE ADRIANA CHACÓN

La voz de Deborah Dixon lleva más de 20 años resonando en distintos aforos de Argentina. Ella ha grabado junto a Fito Páez y lo acompañó en el escenario en Viña del Mar, y ha sido parte de las bandas de El Indio Solari e Illya Kuryaki and the Valderramas.

Sin embargo, por haber viajado hacia el sur desde hace tanto tiempo, su nombre ha sido casi desconocido en la escena musical costarricense, que en pocas ocasiones ha podido constatar que es una eminencia en el R&B , el jazz , y el blues .

Eso está por cambiar con el documental La Dixon , de la directora costarricense Adriana Cordero Chacón, que se estrenará el 12 de enero exclusivamente en las salas de cine de Cinépolis, alrededor del país.

La película se proyectará del jueves 12 al domingo 15 de enero en Paseo Metrópoli, Paseo de las Flores, Multicentro de Desamparados, Plaza Lincoln, en Moravia y Terramall, en Tres Ríos.

Según un comunicado de prensa, la permanencia del documental en salas dependerá de la afluencia del público durante su primer fin de semana.

La invitación queda abierta para conocer la voz privilegiada de Dixon, cuya único álbum como solista –titulado Live in Concert y grabado en Buenos Aires– fue publicado en el 2013.

El disco se puede comprar o escuchar en las plataformas digitales iTunes y Spotify.

Detalles. La producción, que se grabó entre Costa Rica y Argentina, recuenta la vida de Dixon, quien es pariente del cantante de jazz y calipso Johnny Dixon, y quien dejó el país desde mediados de los años 90 para dedicarse a la música.

“Esta historia, en realidad, no empieza cuando decido hacer la película y hablo con ella sino cuando, en diferentes momentos de mi vida, la historia de Deborah se empieza a entrelazar con la mía”, explicó la directora en un comunicado de prensa.

El documental se grabó en Argentina y Costa Rica, y reúne las experiencias y opiniones de Dixon, su familia en cada extremo del continente y algunos de los artistas con los que ha colaborado.

Aparecen allí Fito Páez, Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur, del grupo Illya Kuryaki and the Valderramas; el productor musical Bobby Flores y las integrantes del grupo Las Blacanblus con el que Dixon inició su carrera en Argentina.

En el tráiler del documental, la mayoría de estas personas coinciden en que en Buenos Aires son afortunados de tener a Dixon. Por ejemplo, Bobby Flores la destaca como una de las mejores intérpretes que haya visto en su vida. También aparece Dixon admitiendo que nunca se vio en el rol de cantante.

“Deborah y yo compartimos muchos pequeños detalles de nuestras historias de vida y sin quererlo finalmente se cruzaron”, agregó la directora en el comunicado.

El documental se extiende por 63 minutos y fue grabado entre el 2009 y el 2015. “El proceso ha sido largo y la fuerza de Deborah me ayudó a seguir adelante. Tal vez la espera valió la pena y este es el momento justo para el estreno”, agregó Chacón.