Cine

Filme 'Medea' se llevó los máximos honores en el Costa Rica Festival Internacional de Cine

Película nacional recibió los premios por mejor largometraje centroamericano y mejor largometraje costarricense.

La historia de una joven costarricense que oculta su embarazo se llevó dos premios en el Costa Rica Festival Internacional de Cine.

Se trata de Medea, ópera prima de la costarricense Alexandra Latishev, que se llevó el título de mejor largometraje centroamericano y mejor cortometraje costarricense.

La competencia, organizada por el Centro de Cine del Ministerio de Cultura y Juventud, entregó sus premios este sábado 16 de diciembre en el Cine Magaly.

Medea ya había viajado por festivales como San Sebastián, en España; BAFICI, en Buenos Aires, Argentina; y el de Lima, Perú, aunque sin alcanzar preseas. Ahora, sus dos victorias en le darán al filme un estímulo de ¢3 millones.

La película, fue producida entre Costa Rica, Chile y Argentina. Se espera que sea estrenada en salas nacionales en el 2018.

Según el veredicto del jurado, Medea recibió el premio a mejor largometraje nacional “por su honestidad a la hora de exponer una situación de negación a través del cuerpo de una actriz (Liliana Biamonte) que encarna el conflicto hasta sus últimas consecuencias”.

Asimismo, se le reconoció como mejor largometraje centroamericano “por el rigor de su apuesta formal y conceptual, que denota una voluntad de exploración en la que discurso y técnica van de la mano, proponiendo al espectador un viaje no exento de riesgo que le plantea un desafío”.

Filmes ganadores

El director nacional Federico Montero se llevó con su obra Umbral el premio a mejor cortometraje costarricense, que vino con una dotación de ¢1 millón.

El corto nacional El hilo, de Pietro Bulgarelli y Juan Pablo Polanco recibió una mención de honor del jurado.

Insyriated, del director Philippe Van Leeuw, ganó el premio a mejor largometraje internacional y a la vez, el premio del público.

En las categorías de corto nacional y largometraje centroamericano, las favoritas del público fueron La familia de la vejiga (de Juan Manuel Montero) y 500 años (de Pamela Yates), respectivamente.

El Costa Rica Festival Internacional de Cine se desarrolló del 7 al 16 de diciembre, con proyecciones en distintas sedes del Valle Central, siendo una de ellas fue el centro penitenciario Centro de Atención Institucional (CAI) Luis Paulino Mora, en San Rafael de Alajuela.

Los espectadores del CAI le otorgaron un reconocimiento especial a la película La ocarina, producida en Costa Rica, de la directora María Inés Pijuan.

Premios Industria

La ceremonia de premiación fue aprovechada para entregar los Premios Industria 2017, dedicados a impulsar las producciones aún en construcción.

El proyecto El hombre de piel manchada​, participante en el foro de presentación de proyectos, recibió un pase directo a Cinéma en Développement de Cinélatino-Rencontres de Toulouse, Francia. El filme dirigido por André Robert y producido por Gimena Cortés recibió también un incentivo económico de ¢3 millones.

El corto El despertar de las hormigas, de Antoneña Sudasass, recibió un incentivo de ¢3 millones así como el premio para traducción y subtitulaje a dos idiomas.

El brujo, animación del panameño Tomás Cortés, recibió un incentivo económico de ¢2,5 millones y un premio para post-producción de sonido.

Apego, de por Patricia Velásquez, recibió el premio de diseño de key art.

Carlos Soto Campos

Carlos Soto Campos

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Latina y estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Masas. Escribe sobre música y temas culturales.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.