2 octubre
Aunque en muchos país hay pósters anunciando la nueva película de James Bond, el estreno se reprogramó para el 2021. Foto: AFP
Aunque en muchos país hay pósters anunciando la nueva película de James Bond, el estreno se reprogramó para el 2021. Foto: AFP

Hollywood, California. AFP. Los seguidores de James Bond deberán armarse de paciencia, pues el estreno de la próxima entrega de las aventuras del célebre espía británico, No Time To Die (Sin tiempo para morir), fue aplazada una segunda vez el viernes debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

“MGM, Universal y los productores de Bond, Michael G. Wilson y Barbara Broccoli, anunciaron hoy que el lanzamiento de No Time To Die, el 25.º filme de la saga James Bond, será aplazado al 2 de abril de 2021 para que pueda ser vista en los cines de todo el mundo”, se lee en la cuenta de Twitter oficial de la película.

Esta película, cuyo estreno mundial estaba previsto en un inicio el 31 de marzo en Londres, ya fue pospuesta una primera vez al 12 de noviembre por el Reino Unido y al 25 de noviembre por Estados Unidos.

La decisión de reprogramar de nuevo su lanzamiento se produce en un contexto de un preocupante resurgimiento de la pandemia de covid-19 en muchos países.

En Reino Unido, el país más golpeado de Europa con más de 42.000 muertos, las restricciones locales se multiplican para frenar la propagación de la enfermedad, que infecta a casi 7.000 nuevas personas al día.

“Comprendemos que este atraso decepcionará a nuestros fans, pero estamos impacientes por compartir No Time To Die el año que viene”, añadió la producción en un segundo tuit.

En esta nueva entrega, donde Daniel Craig vuelve a vestir el traje de agente secreto, James Bond dejó sus actividades en los servicios secretos y disfruta al fin de una vida tranquila en Jamaica. Pero su tranquilidad se ve rápidamente interrumpida cuando su viejo amigo de la CIA, Felix Leiter, llega en su búsqueda pidiéndole ayuda.

El "villano" de la historia es interpretado por el estadounidense de origen egipcio Rami Malek, que en 2019 se alzó con el Óscar de mejor actor por su interpretación de Freddie Mercury, cantante emblemático del grupo de rock Queen.

La canción oficial del filme, que se titula igualmente No Time To Die, está interpretado por la joven cantante estadounidense Billie Eilish.