Alexánder Sánchez. 16 octubre
Fotograma de 'Dos Fridas', en que se aprecia a Maria de Medeiros en el papel de Judith Ferreto e Ishtar Yasin como Frida Kahlo. Cortesía de Astarté Producciones.
Fotograma de 'Dos Fridas', en que se aprecia a Maria de Medeiros en el papel de Judith Ferreto e Ishtar Yasin como Frida Kahlo. Cortesía de Astarté Producciones.

“Tiene muchas similitudes con Frida Kahlo, es como su reencarnación (en el cine)...”. Ese fue quizá el piropo más grande que ha llegado a oídos de Ishtar Yasin sobre su tributo fílmico a la célebre pintora mexicana. Es especial, sobre todo, porque la cineasta costarricense de 51 años lleva varios lustros fascinada con la gran Frida.

Tanto ha sido su idilio con la artista –ícono latinoamericano que falleció en 1954 tras luchar contra sus dolencias físicas– que no solo se atrevió interpretarla en el teatro en varias ocasiones, sino que llegó a darle vida en una película: su propia película, titulada Dos Fridas (2019).

Dos Fridas se estrenará comercialmente este jueves, en el Cine Magaly, en Costa Rica, pero se develó oficialmente en México el 8 de agosto, nada más y nada menos que en la Casa Azul, donde vivió Kahlo.

Allí, en las paredes donde todavía se puede sentir la energía de la pintora, Ishtar revivió la conexión sensorial que mantiene con la gran Frida y la compartió con todos los presentes.

“Eso es lo que más decían quienes vieron la película ese día. Qué la película se siente como un poema. Que yo represento a Kahlo desde su interior, que era su mundo dibujado en una cinta, en sus imágenes internas, en sus sueños”, expresó la cineasta tica emocionada y hasta sorprendida por los halagos.

“Además dicen que me parezco físicamente a Kahlo, pero creo que además de ese parecido exterior, lo que puede existir es un lazo interior. Una fuerza, un arquetipo antiguo de una mujer salvaje, creativa, artista”, agregó la cineasta.

Y aunque quizá Ishtar nunca esperó tantos elogios hacia su trabajo como directora y actriz del filme, lo que coincidió por completo con sus aspiraciones fílmicas fue la lectura que han hecho los espectadores sobre la película: un viaje onírico y sensorial hacia las profundidades y misterios de una mujer convertida en leyenda.

Un viaje que, como es lógico, necesita un vehículo para llegar a su destino: la enfermera Judith Ferreto, que se presenta como el personaje central de la obra.

Ferreto fue una costarricense que, en la vida real, cuidó a la célebre pintora en sus últimos años de vida.

En la cinta, Ferreto es encarnada a los 25 y los 70 años por la actriz portuguesa Maria de Medeiros, quien ha participado en películas tan importantes como Pulp Fiction (1994), de Quentin Tarantino.

Medeiros, además de ser considerada en su país como una de las mejores actrices de su generación, protagonizó el filme Tres hermanos (1994), de Teresa Villaverde, que le valió el premio a la mejor actriz del Festival de Cine Venecia.

En 'Dos Fridas', el trabajo en maquillaje y vestuario fue clave para el filme. En la foto, Maria de Medeiros (Ferreto) muestra una parte de estos esfuerzos. Cortesía de Aldo Gutiérrez.
En 'Dos Fridas', el trabajo en maquillaje y vestuario fue clave para el filme. En la foto, Maria de Medeiros (Ferreto) muestra una parte de estos esfuerzos. Cortesía de Aldo Gutiérrez.

Y en Dos Fridas, Medeiros vuelve a mostrar su poderoso talento, pues ella lleva todo el peso del drama. Su personaje mueve los hilos de una historia no lineal, que juega con el lenguaje cinematográfico en materia de tiempos y de ritmo.

Dos Fridas se inspira en la relación que mantuvieron Kahlo y Ferreto, pero reconstruida desde el singular universo de la segunda.

“A través del prisma de la memoria de Judith se entrelazan sueños, pesadillas, mitos, y realidad”, detalla la sinopsis oficial de la cinta.

“En los últimos días de vida, Judith revive momentos de complicidad junto a la pintora, que desde entonces tejen la trama de su destino”, agrega la información oficial del largometraje.

En síntesis, son sus recuerdos los que le dan la oportunidad a Yasin de desnudar a Kahlo, en la intimidad de su existencia.

Para Yasin, Ferreto es como “la otro yo” de Kahlo, su doble, su amiga más que su enfermera. Se trata de una referencia clara a la famosa pintura Las dos Fridas (1939), donde Kahlo se autorretrata junto a una doble, con una vena que une los corazones de ambas figuras.

En los recuerdos de Judith Ferreto, Frida Kahlo se dibuja constantemente. Aparece en medio de imágenes muy cuidadas estéticamente y de gran fuerza poética. Cortesía de Astarté Producciones.
En los recuerdos de Judith Ferreto, Frida Kahlo se dibuja constantemente. Aparece en medio de imágenes muy cuidadas estéticamente y de gran fuerza poética. Cortesía de Astarté Producciones.

“Es una película que habla sobre la transmisión. Vivimos cosas, acumulamos experiencias y las transmitimos; en este caso es Judith la que se posiciona así, recibe algo de Frida y lo transmite a los demás”, dijo Medeiros, en una conferencia de prensa realizada en México.

“Creo que todas nos podemos sentir identificadas con estas dos mujeres que, a pesar de todo lo que les pasó, pudieron seguir adelante con sus vidas. Para mí protagonizar esta película fue una experiencia emocional, artística, estética”, agregó Medeiros.

También es obvio que la pintura influencia el título de la película. Sin embargo, más allá de ese importante detalle, lo que realmente importa es la investigación de la cinta, que refuerza la idea de dos Fridas conectadas por un sentimiento superior.

Más de 10 años de recopilar información y estudiar a la célebre pintora mexicana, que implicaron la mudanza de la propia Yasin a México (hace ocho años), fueron parte de sus esfuerzos por ser fiel a la historia de ambas mujeres.

“Te puedo decir que entre Frida y Judith hubo amor. Si fue físico o espiritual es algo que vos mismo deberás de responderte”, le respondió Yasin a un periodista mexicano, que luego de ver la cinta quería conocer el tipo de relación que mantenían los personajes.

“Es algo que se deja al misterio. A la conclusión del público. Yo lo que pude averiguar es que ella (Frida) le regaló a Judith un anillo; hubo cartas que le mandó Judith a Frida y cartas que le envió Frida a Judith, y muchos elementos que fueron armando esta historia”, detalló Yasin en la Caza Azul, durante la premier del filme.

Lo cierto es que, más allá de si entre Frida y Judith hubo o no un romance, lo que queda claro es que hubo una mística que enlazó sus almas, detalle que apasionó a Yasin.

Es que eso es precisamente lo que le gusta a la cineasta, “contar los estados del alma más que representar formas externas”, aseguró la costarricense en el Festival Internacional de Cine Gibara, en Cuba.

Escena de 'Dos Fridas' en la que se evidencia la conexión emocional entre Kahlo y Ferreto. Cortesía de Aldo Gutiérrez
Escena de 'Dos Fridas' en la que se evidencia la conexión emocional entre Kahlo y Ferreto. Cortesía de Aldo Gutiérrez
Conexiones costarricenses

El rodaje Dos Fridas se realizó de agosto a setiembre del 2016 en suelo mexicano.

La cinta se filmó en una casa de la capital mexicana –donde se recreó la vida de Ferreto en Costa Rica– y también en las grutas de Cacahuamilpa y la antigua Hacienda San Juan Bautista en Taxco, Guerrero.

No hubo ningún rodaje en nuestro terruño, por lo que uno podría pensar que las únicas referencias costarricenses en la película se limitan al relato de Judith y al ambiente costarricense recreado en un set. Sin embargo, no es así. Yasin recurrió a talento nacional, entre los que sobresalen actores, músicos y productores criollos, para terminar de delinear su película. En otras palabras los importó a México para terminar de imprimirle el sello costarricense a su obra.

Entre los actores podemos mencionar figuras como Grettel Méndez, Vicky Montero y Milena Picado. Las dos últimas, en particular, tuvieron una misión especial en la cinta: dieron vida a las reconocidas escritoras costarricenses Carmen Lyra y Yolanda Oreamuno, respectivamente.

La actriz nacional Vicky Montero como Carmen Lyra, en 'Dos Fridas'. Cortesía de Astarté Producciones
La actriz nacional Vicky Montero como Carmen Lyra, en 'Dos Fridas'. Cortesía de Astarté Producciones

“A parte de que ambas escritoras murieron en México, todo se conecta con la temática de la cinta. Tengo que decir, además, que a Carmen Lyra le hacemos un homenaje en esta película, lo que ha provocado en audiencias internacionales el deseo de conocer más sobre su obra; ha sido una manera de darla a conocer como se merece”, comentó Yasin.

Los personajes de las escritoras ticas aparecen en la película en una especie de inframundo, en el que Ferreto tiene la oportunidad de compartir una mesa con grandes figuras de la humanidad.

Milena Picado, quien personifica a Oreamuno, expresó: “En mi caso fue un honor representar a una persona tan relevante en Costa Rica. A ella ya la había leído, pero tuve que estudiarla mucho y ver algunas de sus fotos para capturar su esencia”.

“Además, la idea de estar en el inframundo, compartiendo una especie de cena con personajes tan relevantes, fue algo mágico. Cada uno de los personajes es identificable gracias al gran trabajo de vestuario y maquillaje”, agregó.

La actriz Grettel Méndez, por su parte, hace el papel de la cuidadora de Ferreto. En la parte técnica-artística del filme, más costarricenses aportan su grano de arena: en la parte coreográfica sobresale el trabajo de David Calderón, mientras que, en los arreglos musicales, el compositor Alex Catona hace su parte.

Una cena que realiza en el inframundo de 'Dos Fridas'. A ella acuden figuras como Carmen Lyra y Yolanda Oreamuno. Cortesía de Aldo Gutiérrez.
Una cena que realiza en el inframundo de 'Dos Fridas'. A ella acuden figuras como Carmen Lyra y Yolanda Oreamuno. Cortesía de Aldo Gutiérrez.

Dos Fridas, cinta que en el Cine Magaly solo puede ser vista por mayores de 15 años, es un filme a cargo de la empresa de Yasin, Producciones Astarté, el productor Luis Javier Castro y la empresa azteca Romanos Films. Entre algunos respaldos económicos que ha recibido, el filme cuenta con apoyo de Ibermedia, el Fondo nacional El Fauno y Proartes.

La primera vez que Dos Fridas se vio en el país fue durante el Costa Rica Festival Internacional de Cine, edición 2019, en que participó en la competencia costarricense de largometraje.

La enfermera Judith (recuadro)

Judith Ferreto nació en Costa Rica en 1908. Estudió enfermería en el Hospital San Juan de Dios y luego en el Memorial Hospital de Nueva York. Viajó a México siendo enfermera de la escritora Carmen Lyra, a quien cuidó hasta su muerte en 1949. En 1950, se convirtió en enfermera de Frida Kahlo y después de su deceso, en 1954, se convirtió en enfermera de Diego Rivera, muralista y esposo de la enigmática pintora. La sobrina-nieta de Judith, Li Sáenz, fue colaboradora especial del guion de Dos Fridas. Judith murió en Costa Rica en 1987.

Judith Ferreto en el diploma que la acredita como enfermera. Foto es propiedad del coleccionista Toru Mishiyama
Judith Ferreto en el diploma que la acredita como enfermera. Foto es propiedad del coleccionista Toru Mishiyama
Ficha técnica (recuadro)

Dos Fridas, 2019

País: Costa Rica-México

Directora: Ishtar Yasin

Elenco: Maria de Medeiros, Ishtar Yasin Gutiérrez, Grettel Méndez

Duración: 92 minutos

Cine: Magaly

Póster oficial de 'Dos Fridas'. Cortesía de Astarté Producciones
Póster oficial de 'Dos Fridas'. Cortesía de Astarté Producciones