Jorge Arturo Mora. 3 septiembre
'Teenage Mutant Ninja Turtles', cinta de 1990. Foto: New Line Cinema
'Teenage Mutant Ninja Turtles', cinta de 1990. Foto: New Line Cinema

Aquella sustancia química llamada Ooze cambió la cultura popular para siempre. Unas inofensivas tortugas, llamadas Leonardo, Miguel Ángel, Donatello y Rafael, mutaron para convertirse en eternos héroes.

Las historietas, una serie de televisión y un videojuego ya habían popularizado a las Tortugas Ninja en la sociedad, pero la película Teenage Mutant Ninja Turtles de 1990 terminó de consolidar en el imaginario colectivo a los cuatro amigos reptiles con vendas de colores en sus ojos.

Esta cinta, que fue la primera en adaptar la historia de las tortugas ninja para la gran pantalla, llega esta semana a la Sala Garbo con el cineclub Serie B.

La película cuenta el proceso de mutación de las tortugas, quienes son entrenadas por el maestro Astillo, una vieja pero sabia rata de las alcantarillas que les enseña las artes marciales con el propósito de prepararse para combatir el crimen.

Una vez que han asumido sus nuevas capacidades, los reptiles se enfrentarán a El Clan del Pie, una secta liderada por Shredder, un villano que desea apoderarse del mundo.

Este largometraje de hora y media fue muy bien recibido a comienzos de los 90. De hecho recaudó más de $135 millones y durante nueve años fue el filme independiente más taquillero de todos los tiempos, hasta que llegó la cinta de terror The Blair Witch Project para destronarla.

En el 2014, se realizó una nueva versión de la cinta que no fue bien recibida por la crítica. En cambio, el filme de 1990 se considera como un clásico del cine B, y buena parte de la cinefilia le rinde culto. Su tono relajado y lejano a cualquier pretensión evoca una experiencia de comedia honesta.

“La película posiblemente esté lejos de ser perfecta, pero justo así debe de ser un filme de las Tortugas Ninja: una historia tontamente divertida, en la que te puedas dejar llevar sin demasiado miramiento”, escribió en su momento Ross Miller, crítico del portal de Verge.

La función será el miércoles 4, a las 7:30 p. m. La entrada tiene un costo de ¢2.000 y se puede adquirir en la boletería del cine. Se proyectará en inglés con subtítulos en español.

Teenage Mutant Ninja Turtles es parte de un ciclo de cine programado con el tema de amistades. Continuará con la película Wayne´s World ,de Penelope Spheeris (1992) el 11 de setiembre; después será el turno de Beavis and Butt-head Do America (1996), de Mike Judge el 18 de setiembre, y finalizará con Rock N´Roll High School (1979), de Allan Arkush, el 25 de setiembre.

La Sala Garbo se ubica en avenida 2, en San José.