Alexánder Sánchez. 16 marzo
Los cines de Citicinemas, en Grecia, resienten la llegada del covid-19 al país y el clima social alrededor de la emergencia sanitaria. Fotos: Garrett Britton
Los cines de Citicinemas, en Grecia, resienten la llegada del covid-19 al país y el clima social alrededor de la emergencia sanitaria. Fotos: Garrett Britton

Para contener el contagio del nuevo coronavirus covid-19, el Ministerio de Salud ordenó a los cines ticos que solo permitieran llenar sus salas con un 50% de su ocupación. Sin embargo, tal advertencia resultó completamente innecesaria, pues algunas exhibidoras en Costa Rica reportaron solo un 5% de ocupación la semana pasada.

Los ticos, ya sea por miedo o precaución, están dejando de ir al cine.

“Definitivamente está viniendo poca gente. Por ejemplo, en estos sábados de marzo nosotros estábamos recibiendo unas 300 personas, en cambio; el último, solo tuvimos la visita de 80 personas. Un lunes de clases normalmente vienen 80 o 90 personas y este que recién pasó solo vinieron 8”, comentó Javier Kopper, gerente de Citicinemas Grecia.

Hasta el momento, de poco han servido las medidas preventivas que buscan proteger la salud de los espectadores. Las diferentes cadenas colocaron dispensadores de alcohol en gel en cada sala, revisaron el estado de los aires acondicionados y espaciaron las tandas para poder desinfectar salas y baños después de cada función.

Además, como lo anunciaron la semana pasada, las exhibidoras no permitieron el ingreso de espectadores con algún síntoma de resfrío.

Otras dos exhibidoras locales que reportaron una caída considerable en sus ventas fueron Cinépolis y Novacinemas.

En Cinépolis, las asistencias también son raquíticas. Imagen con fines ilustrativos. Fotografía : Ignacio G. León-Páez (con f
En Cinépolis, las asistencias también son raquíticas. Imagen con fines ilustrativos. Fotografía : Ignacio G. León-Páez (con f

“Esto nos ha afectado. No cabe duda. Existe una baja considerable y se nota. Ni siquiera se está vendiendo el 50% de la capacidad de los cines, que es lo que el Ministerio de Cultura nos recomendó admitir”, dijo Sylvia Clark, gerente de relaciones corporativas de Cinépolis.

Específicamente, Clark menciona que Cinépolis está operando entre un 8% y 15% de ocupación.

“Es muy baja esa cifra, considerando que en los mejores momentos podemos andar entre un 70% y 80% de operación. Es un golpe fuerte pero bueno, seguimos operando siguiendo todas la medidas recomendadas por el Ministerio de Salud, pues no queremos que esto se termine convirtiendo en un caos”, expresó Clark.

En Novacinemas se manejan cifras similares a las de Cinépolis, máximo un 15% de ocupación en salas.

“Es obvio que existe una afectación importante. Debemos ir midiendo, paso a paso, lo que va ocurriendo para ir tomando decisiones al respecto, siguiendo los lineamientos del Ministerio de Salud”, expresó Dany Zúñiga, vocero de Novacinemas.

“Yo creo que si hacemos caso a esas medidas, vamos a regresar a la normalidad en menor tiempo, y por eso es crucial hacerlo”, agregó Zúñiga.

Acciones de sobrevivencia.

Ante tal panorama, las diferentes exhibidoras han implementado medidas para reducir costos, tratando de que el impacto económico a la compañía sea el menor.

“No estamos cerrando ningún cine. Pero lo que estamos haciendo para ir pasando los días es apagando aires acondicionados, enviar a muchos colaboradores a vacaciones y poniendo a funcionar menos salas. Por ejemplo, de cinco que tenemos, solo ponemos a funcionar tres y así se ahorran costos”, agregó Kopper.

"Creo que en esta situación podemos aguantar mes, mes y medio. Luego tendríamos que ver que medidas se toman. Pero bueno, yo tengo la fe en que esto va a pasar ahorita.

En Citicinemas, dispensadores de alcohol en gel se ubicaron por distintos puntos de las salas. Se trata de medidas preventivas, para contener el contagio. Cortesía de Javier Kopper
En Citicinemas, dispensadores de alcohol en gel se ubicaron por distintos puntos de las salas. Se trata de medidas preventivas, para contener el contagio. Cortesía de Javier Kopper

En el caso de Cinépolis, Clark asegura que se han concentrado en aplicar las medidas preventivas para detener la acción del virus. Sin embargo, también han reducido inventario y disminuido las tandas para ahorrar costos de operación.

“Esperamos que esto pase pronto. Sin embargo, en el caso de Cinépolis, la opción de no seguir no hay. No nos hemos ni siquiera planteado la opción de cerrar operaciones, pues somos una empresa muy grande a nivel mundial. Seguimos adelante aportando nuestro grano de arena a la emergencia”, finalizó Clark.

En Novacinemas, al igual que Citicinemas y Cinépolis, han reducido su estructura de operaciones. Con esto buscan proteger a los trabajadores de la compañía y mitigar el golpe económico.

Panorama internacional

La situación de los cines en Costa Rica, es un espejo a menor escala de lo que está sucediendo a nivel mundial. La taquilla norteamericana, por ejemplo, tuvo la venta de boletos de fin de semana más baja en dos décadas, ya que los espectadores se quedaron en casa y algunos cines limitaron sus capacidades para asegurar que los clientes pudieran sentarse cerca de asientos vacíos.

Se estima, además, que esta semana cerraron 100 cines de los 5.000 que existen en América del Norte. Según los expertos, es probable que esta cifra aumente en los próximos días.

Otro detalle que afectará las taquillas de las próximas semanas son los estrenos que fueron aplazados, tales como Mulán y A Quiet Place 2. Estas grandes develaciones, que prometían muchos dólares en las butacas, se iban a ver a finales de marzo, pero fueron atrasadas por sus casas productoras por la emergencia sanitaria.