Kimberly Herrera. 9 octubre
La cinta tuvo su premiere en el prestigioso Festival de Cannes en el 2019. Foto: Archivo.
La cinta tuvo su premiere en el prestigioso Festival de Cannes en el 2019. Foto: Archivo.

El jurado del Costa Rica Festival Internacional de Cine (CRFIC) otorgó a la película nacional Ceniza negra el premio al mejor largometraje costarricense.

El filme cuenta la historia de Selva, una chica de 13 años, que vive en un pueblo costero del Caribe. Tras la repentina desaparición de su única figura materna, Selva queda al cuidado de un abuelo que se deteriora rápidamente. Entre sombras misteriosas y animales salvajes, Selva se enfrentará sola a sus últimos momentos de infancia y a su paso va adquiriendo una sabiduría inusual para una joven de su edad.

La cinta fue dirigida por la cineasta Sofía Quirós y se filmó en el Caribe sur costarricense entre agosto y setiembre del 2018.

Este es el primer largometraje de ficción de la directora costarricense, quien confía en que el público va a asistir a las salas de cine a disfrutar la cinta.

“Es un honor para todo nuestro equipo, y para toda la comunidad de Limón que fue parte de este sueño. Me gusta pensar que este reconocimiento es un empujón para que mucha gente se acerque a ver la película, ese sería el mejor premio: que esta historia pueda ser vista en el país donde nació” detalló Quirós.

Según el CRFIC el premio se le entrega a Ceniza negra “por la forma natural y fresca en el abordaje de los personajes, así como un profundo trabajo actoral; y por su puesta en escena mágica y las imágenes que transportan a la mística y la intimidad del Caribe costarricense”.

El filme es protagonizado por Smachleen Gutiérrez, Humberto Samuels, Hortensia Smith y Keha Brown y fue producida por Mariana Murillo.

“El arte y la cultura de Costa Rica están pasando por momentos difíciles y eso hace más significativo cada reconocimiento. Desde siempre nuestra mayor ilusión ha sido compartir esta película en nuestro país y tras la pandemia, sentimos que hoy más que nunca es momento de contar nuestras historias, de verlas reflejadas en la pantalla”, comentó Murillo.

La cinta tuvo su premiere en el prestigioso Festival de Cannes en el 2019 y desde entonces ha sido aclamada por la crítica internacional.

El largometraje ha participado en más de cinco festivales internacionales de cine, entre los que se encuentran el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana (Cuba), el Festival Internacional de Cine Latinoamericano de Biarritz (Francia), el Festival Internacional de Cine de Lima PUCP (Perú), el Festival Internacional de Cine de Múnich (Alemania), el Festival de Cine del Cairo (Egipto) y el Festival Internacional de Mar del Plata (Argentina).

Ceniza Negra se estrenará finalmente en Costa Rica, primero como parte de una versión digital del CRFIC y posteriormente en las salas de cine a partir del 12 de noviembre. Además, la producción adelantó que la película tendrá también un recorrido en plataformas digitales a finales de este año.

“Creo que hoy más que nunca tenemos que valorar el impacto del arte y el cine en nuestro entorno cotidiano ya que nos permite viajar y volar, en un contexto cuando no es tan fácil salir de nuestras casas”, añadió Quirós.

La película obtuvo el premio nacional en artes audiovisuales Amando Céspedes Marín 2019, que entrega anualmente el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ).

La película Ceniza Negra se grabó en el Caribe Sur de Costa Rica con la participación de actores de la zona. Foto: Cortesía Pacífica Grey.
La película Ceniza Negra se grabó en el Caribe Sur de Costa Rica con la participación de actores de la zona. Foto: Cortesía Pacífica Grey.

El premio al mejor largometraje costarricense, también está acompañado de un incentivo económico de ₡3 millones.

Los ganadores

Debido a la pandemia, este año el CRFIC se realizó de manera virtual, donde se premiaron varias categorías:

Mejor largometraje de Centroamérica y el Caribe: Nuestras madres (Guatemala).

Premio especial del jurado: La Llorona (Guatemala).

Mejor largometraje costarricense: Ceniza negra (Costa Rica).

Menciones de honor a documentales: Avanzaré tan despacio (que te parecerá que retrocedo) (Costa Rica); y Cachada (El Salvador).

Mejor cortometraje nacional: Marea alta (Costa Rica).

Premio especial del jurado en la categoría de cortos: Lucía en el limbo (Bélgica- Costa Rica).

Mención de honor al diseño sonoro: Velada (Costa Rica).

Mención de honor a la puesta en escena: Alunizaje (Costa Rica).