Cine

Anthony Hopkins no quiere saber nada de su hija

El actor, recordado por su papel en 'El silencio de los corderos', habló sobre sus relaciones familiares

El aclamado actor Anthony Hopkins no se guarda nada.

Fiel a su estilo, el intérprete de 80 años hizo sorprendentes revelaciones sobre sus relaciones familiares.

Recientemente el actor, que se encuentra en el rodaje de la serie Westworld, hizo unas polémicas declaraciones sobre su hija Abigail, quien ya tiene 48 años. "No sé si soy abuelo, y no me importa", aseguró.

Hopkins no es de esquivar las preguntas delicadas y de índole personal, y al ser consultado por el programa Radio Times sobre su vínculo con su hija Abigail, fruto de su primer matrimonio con Petronella Baker, el ganador de Óscar no se contuvo con sus respuestas.

"La gente rompe relaciones. Las familias se rompen y, ya se sabe, tenés que seguir con tu vida. La gente hace elecciones. No me importa que sea en una u otra dirección", reveló el actor, quien añadió que "no tiene ni idea" de si es abuelo y que tampoco le importa.

"Ella vive en algún lugar de Inglaterra. Tenemos una relación fría. La vida es fría", subrayó.

Sus declaraciones responden a la deteriorada interacción que ha sufrido con su hija, una historia que comienza desde hace media década.

Luego de la separación de Hopkins con Petronella Baker, el actor no volvió a ver a Abigail –quien por entonces tenía cuatro años– hasta cinco años después de ese primer distanciamiento.

Si bien en la actualidad se encuentran alejados, en los noventa Abigail –actriz, directora de teatro y cantante– colaboró con su padre en ciertos rodajes, como en el caso del largometraje Lo que queda del día.

Sin embargo, la relación no pudo sostenerse a lo largo del tiempo y la hija del actor ha llegado a contar que ese mal vínculo le generó pensamientos suicidas, también producto de la depresión y el abuso de sustancias.

Hopkins, por su parte, no hizo eco de esas declaraciones y actualmente vive alejado de Abigal, en California, junto a su tercera esposa, Stella Arroyave.

"Ella es muy buena conmigo, se preocupa porque trabajo demasiado", asegura Hopkins.

Además de esa declaración, el intérprete manifestó que Hollywood le parece un sitio "insidioso y tóxico".