8 septiembre, 2015

Bruce Dickinson, el cantante de Iron Maiden, le reveló al diario Le Journal de Montreal de Canadá que el 6 de mayo de 1988 estuvo tentado a golpear a Axl Rose en un concierto realizado en Quebec.

En esa oportunidad, Guns N' Roses le abrió un concierto la Doncella de Hierro y, al parecer, Axl Rose no estaba encantado con el hecho de que la audiencia estuviera compuesta, en su mayoría, por francoparlantes y que le hablaran en francés. El disgusto no se hizo esperar por parte de Rose, quien lo expresó sin mucha cortesía y con comentarios soeces hacia los asistentes.

Tras bastidores, Dickinson montó en cólera. “Yo debería haber llegado al escenario y darle un puñetazo”, expresó el front-man de Iron Maiden. “¿Cómo podía atreverse a hablar con mi público de esta manera? Siempre me arrepentí de no haberlo hecho”, agregó.