Por: Andrés Díaz P..   2 marzo

El videojuego Persona 5 es como aquel amigo idealista que teníamos en el colegio, aquel compa que nos introdujo a Sabato y a Galeano. Ese mismo que también nos llevó a marchar en contra del TLC y que creía con convicción que el mundo se podía cambiar desde las aulas.

Y sí, necesitamos más juegos como Persona 5. Este título desarrollado por el estudio japonés, Atlus, es protagonizado por estudiantes de colegio: jóvenes rebeldes y radicales que ansían cambiar el mundo y vengarse de los adultos que abusan del poder para favorecer sus deseos.

Estos chicos tienen el poder de entrar al subconsciente de las personas para hacerlos cambiar de parecer de manera súbita o como el juego lo llama “robarles el corazón”.

Este videojuego solo está disponible para PlayStation 4.

De día son estudiantes que deben vivir una vida honesta y de noche son los vengadores de Japón, ellos son los Phantom Thieves. Este grupo pone a sudar frío a los empresarios que no pagan horas extras, a profesores machistas y a los políticos corruptos. Estos justicieros están por encima de la ley y son su propia justicia.

Persona 5 derrocha estilo en cada uno de sus segmentos con una banda sonora memorable, un sistema de combate complejo y un modo de relaciones que obliga al jugador a administrar el tiempo para sacarle el máximo provecho al día. Por si fuera poco, su consejero es un gato parlanchín llamado Morgana –no se le puede pedir más a este juego–.

The Legend of Zelda: Breath of The Wild, Persona 5, Cuphead, Super Mario Odyssey, Player Unknown's Battlegrounds y Horizon Zero Dawn fueron los videojuegos que más llamaron la atención en el 2017
The Legend of Zelda: Breath of The Wild, Persona 5, Cuphead, Super Mario Odyssey, Player Unknown's Battlegrounds y Horizon Zero Dawn fueron los videojuegos que más llamaron la atención en el 2017
La historia.

El juego arranca con un chico que ha sido acusado de agredir a un político, quien le marca la hoja de delincuencia, lo cual en Japón es devastador.

El joven deja todo para llegar a nueva ciudad, sin amigos ni familia. En este nuevo lugar el protagonista es catalogado como un delincuente y entra en una escuela con altos estándares de disciplina. Todo el mundo nos recuerda que nuestro personaje es un criminal y el juego es consecuente con eso porque el protagonista no entra a los clubes del colegio, sino más bien termina formando relaciones aquellos que han sido alienados por el sistema escolar, los renegados.

El punto de quiebre ocurre cuando este chico recibe el poder de entrar al subconsciente de las personas para hacerlas cambiar de parecer de manera súbita… pero ¿cómo aprovechar esta nueva habilidad?

Jugabilidad.

Persona 5 es un juego difícil de explicar incluso para los más veteranos en el mundo de las consolas. Es un RPG japonés con toques de simulador de citas, dungeon crawler y drama adolescente, algo a lo que no estamos acostumbrados los nerdos occidentales. Pero entre tantas japonerías hay que admitir que la franquicia de Atlus toma varios géneros y características, y los combina de una manera perfecta para generar una inmersión digna de aplaudir.

Se podría decir que el videojuego se divide en dos: en la vida como estudiante y la vida como vengador, cada una dependerá de la otra.

El sistema de tiempo transcurre en días, cada uno dividido en mañana —cuando se va a la escuela—, tarde —cuando se invierte tiempo para estudiar, ir al cine y mejorar las relaciones con los amigos, trabajar para ganar dinero etc. Por otro lado, en la noche se realizan actividades en casa como hacer ejercicio, leer o ver una película. Esta característica pone un sentido de urgencia a todas las decisiones que se tomen dentro del videojuego.

Por ejemplo, hay un número de días limitado en el calendario para socializar y prepararse para los exámenes. El jugador tendrá que invertir tiempo estudiando para sobrevivir los exámenes o visitar el gimnasio para mejorar la condición física.

Por su parte, la batallas se parecen mucho a las de Final Fantasy VII combinadas con Pokémon. Un sistema de combate por turnos en el que se utiliza distintas criaturas llamadas personas, estas subirán de nivel y se podrán fusionar para desbloquear nuevas habilidades.

Persona 5 no se olvida en ningún momento de ser un videojuego. Todo este poderoso mensaje y crítica a las sociedades modernas se mezcla con mecánicas de un juego de rol tradicional.

En sus diversos capítulos se verá reflejado el acoso escolar, sexual, el machismo, el abuso de poder laboral, la apropiación intelectual y muchísimos más conflictos de la vida cotidiana.

Atlus nos regala una obra idealista que arremete en contra de los que toman las decisiones dentro de un sistema corrupto. Ante esta injusticia un grupo de inadaptados se rebelarán para encontrar su propia justicia. Este es el mejor videojuego del 2017.