1 febrero, 2012

Qué pasará exactamente con los archivos de los clientes de Megaupload y cuándo son preguntas muy difíciles de responder en este momento.

Desde el inicio, las agencias de protección de datos de varios países recomendaron a quienes querían recuperar su información que plantearan demandas ante el Gobierno estadounidense.

Sin embargo, el proceso es engorroso y lento y podría no ejecutarse al mismo tiempo que parece estar moviéndose la justicia en el país del norte.

Por ejemplo, el lunes informó de que el FBI ya había copiado los archivos que considera relevantes para seguir con este caso de posible piratería, y daba por concluida la investigación de todos los documentos almacenados.

Inmediatamente, la oficina del fiscal del Distrito Este de Virginia envió una carta a Carpathia Hosting y Cogent Communications Group (las dos compañías propietarias de gran parte de los servidores que Megaupload subcontrataba), dándoles orden de eliminar todos los archivos este jueves 2 de febrero.

Sin embargo, los ejecutivos de ambas empresas acordaron guardar el material por un mínimo de dos semanas, según Ira Rothken, abogado de Megaupload.

Rothken dijo que la información es crucial para la defensa de Megaupload, por lo que los archivos no deben ser borrados, e hizo énfasis en que esto es necesario para proteger tanto la evidencia como los datos de los usuarios.