El Universal. 22 junio
El proteger nuestros celulares va más allá de métodos para que solo nosotros podamos acceder, también tiene que ver con la forma en la que utilizamos las conexiones públicas a Internet. Imagen con fines ilustrativos
El proteger nuestros celulares va más allá de métodos para que solo nosotros podamos acceder, también tiene que ver con la forma en la que utilizamos las conexiones públicas a Internet. Imagen con fines ilustrativos

El 85% de los teléfonos móviles que usan los mexicanos no están protegidos. Y eso se repite en otros países de la región, según un estudio realizado por The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Los especialistas buscan hacer conciencia en el usuario, sobre una de las principales tareas pendientes en el camino hacia el uso seguro de la tecnología.

“Aún existe gran desconocimiento sobre los ataques de los que podemos ser víctimas a través del móvil”, dijo Francisco Cayuela, responsable de la empresa proveedora de productos de seguridad Allot en México.

Los smartphones no están exentos de amenazas que, además, aumentan conforme se incrementa su uso.

“Son comunes las amenazas automatizadas como los gusanos o virus que se instalan en el sistema operativo cuando se descargan archivos o se accede a ciertos sitios; también el robo de los aparatos para extorsionar a los usuarios; asimismo es peligroso el spam, el 16,4% de los correos recibidos en esta categoría en México contienen enlaces maliciosos”, dijo Cayuela.

Las principales amenazas que enfrentan los usuarios son: robo de datos, pérdida de información, robo de identidad, fraude, extorsión, secuestro de datos, interrupción de servicios y daño a la reputación.

Los usuarios pueden ser víctimas debido a la descarga de aplicaciones no seguras, conexiones Wi-Fi no fiables y la no actualización del software del teléfono.

“Para protegernos es importante cambiar las contraseñas predeterminadas, hacer una limpieza del contenido descargado mínimo cada seis meses y actualizar el software”, recomendó Cayuela.

Además, antes de actuar, aconseja preguntarse si de verdad es necesario conectarse a una red desconocida o dejar que otros equipos entren a nuestra red segura.

Destacó que, de manera particular, los teléfonos Android se ven amenazados por el cryptojacking y por las carteras móviles de criptomonedas que tienen un alto riesgo de ser atacadas. Otro de los ataques más comunes son los malwares bancarios cuyo objetivo es robar la información de tarjetas de crédito.

“En los últimos años, el malware bancario para Android no ha dejado de incrementarse. Si analizamos solo la cantidad de nuevas variantes de Android/Spy.Banker, veremos que este número se ha incrementado en 127% respecto a 2018”, explicó Cayuela.

El experto advirtió que iOS tampoco se salva de los ciberataques, pues durante 2018 se descubrieron 125 vulnerabilidades.

Por último, el directivo comentó que Home Secure de Allot, es una solución efectiva para proteger los dispositivos inteligentes del hogar y las oficinas.

“La solución se ofrece como un servicio que gestiona de manera sencilla la seguridad, informando de los ataques ocurridos y su solución a los usuarios, sin que ellos tengan que hacer nada”, afirmó.