Por: Monserrath Vargas L..   27 diciembre, 2017
Este robot permitirá sembrar semillas en menor tiempo y así automatizar los procesos del agro, para hacer a las pequeñas y medianas empresas más competitivas.
Este robot permitirá sembrar semillas en menor tiempo y así automatizar los procesos del agro, para hacer a las pequeñas y medianas empresas más competitivas.

Cuando era niño, Juan Manuel Zamora le dijo a su papá que algún día iba a tener la oportunidad de desarrollar una tecnología para ayudar al sector hortícola. Hoy, con 23 años y una maestría de Innovación Agroempresarial de la Universidad Earth, en Guácimo, el joven está cerca de cumplir su promesa.

“Recuerdo que mi papá se sonrió, como pensando que seguro estaba loco, porque yo lo que quería era estudiar agronomía, no mecatrónica o robótica”, recordó el ingeniero agrónomo, oriundo de Pueblo Nuevo, Estelí, Nicaragua.

La tesis de maestría de Zamora fue considerada sobresaliente y hasta lo hizo graduarse con honores, pues propone la creación de un robot llamado SeedBot, el cual viene a resolver un problema: “la ineficiencia en los procesos de siembra de semillas en bandejas (semillas con las cuales se hacen almácigos previos a ser trasplantados a tierra)".

En la práctica, esas plántulas tienen “una alta tasa de mortalidad debido a las imprecisiones con las que se las siembra manualmente y a lo que se demora un peón en completar una bandeja”, explicó Florencio Marchelli, profesor de Zamora.

Por su parte, el joven nicaragüense aseguró que su propuesta es una máquina automatizada, que se perfila como una opción para generar más eficiencia en la producción de plántulas a nivel hortícola, tanto en recursos, como en tiempo.

De izquierda a derecha: Juan Manuel Zamora, Evan Daily, Alexis Mejía, Wílmer Paz Chavarría, Katherine Suárez y Juan Sebastián Barrios son los involucrados en el diseño del robot.
De izquierda a derecha: Juan Manuel Zamora, Evan Daily, Alexis Mejía, Wílmer Paz Chavarría, Katherine Suárez y Juan Sebastián Barrios son los involucrados en el diseño del robot.

Mientras que de la manera tradicional llenar una bandeja con semillas puede tomar cerca de siete minutos, con una máquina como la que propone Zamora, el tiempo puede ser de hasta 40 segundos por bandeja.

Si se piensa esta posibilidad a gran escala, un robot de este tipo sería capaz de sembrar una hectárea de lechuga con 33.000 plantas en menos de dos horas, en lugar de requerir tres días de trabajo manual.

Además, las semillas colocadas en sustrato de esta forma pasarían por un proceso de desinfección automatizada con UVC, un subtipo de luz ultravioleta que esteriliza “la bandeja y el sustrato, para asegurar que el proceso sea totalmente inocuo”, explicó Zamora a La Nación.

También, SeedBot permitiría generar valor agregado al productor, pues, según su creador, la idea es que venga a mejorar el desarrollo económico y financiero de quienes trabajan en el agro.

Cómplices

Zamora propuso su idea a los compañeros de maestría: “Yo les compartí ese sueño a ellos y a un profesor argentino (Marchelli) que nos estaba dando la parte de automatización de procesos; a ellos les gustó mucho”.

Fue así como comenzaron a diseñar el robot. Para ello, convocaron a expertos en mecatrónica, y también se sumó su profesor.

Pero el robot que siembra semillas –ya diseñado y en busca de inversores– no es la única invención por la que este grupo está apostando. También crearon una empresa llamada Transcending Technologies, que ahora se enfoca en un robot para el triple lavado de envases de agroquímicos.

En algunos lugares, este tipo de recipientes se botan o entierran, prácticas que contribuyen a la contaminación. Con el aporte de esta empresa, se lograría que estos envases puedan ser reciclado o reutilizados.

Según Marchelli, ya se cuenta con dos pedidos de este aparato procedentes de Ecuador.

Florencio Marchelli y Juan Manuel Zamora son parte del equipo de Trascending Technologies.
Florencio Marchelli y Juan Manuel Zamora son parte del equipo de Trascending Technologies.

¿Por qué es importante ligar la tecnología con el agro? Zamora apunta a que para el 2050 seremos cerca de 9.900 millones de personas en el mundo y habrá menos recursos naturales y humanos para producir alimento.

“Latinoamérica y el Caribe desempeñan un papel importante. Representan un 13% de las exportaciones de productos agrícolas en el mundo. Sin embargo, la región se encuentra rezagada en automatización y tecnología, muchas veces porque pensamos que la tecnología es solo para grandes empresas”, comentó el joven.

Además, apuntó a que las máquinas como la que diseñaron no vienen a quitarle empleo a nadie, sino que son un complemento que pretende dar valor en la región de Centroamérica.

Por su parte, Wilmer Paz, uno de sus socios y aliados en el proyecto, quien también estudió en la Universidad Earth, aseguró que quieren llegar a los productores agrícolas con su iniciativa, tanto a los grandes como a los pequeños.

“Nosotros, como hijos de agricultores, vimos que es necesario hacer más eficientes los procesos. Participamos en el diseño agronómico del proyecto y Juan Manuel lo llevó a otro nivel con los ingenieros en mecatrónica”, aclaró.

Además de él, participaron: Evan Daily, Alexis Mejía, Katherine Suárez y Juan Sebastián Barrios.