30 estudiantes de la Escuela España, en Belén, visitaron el centro de innovación de esa compañía

Por: Silvia Artavia 24 agosto, 2017
Los niños disfrutaron de juegos de realidad virtual y realidad aumentada.
Los niños disfrutaron de juegos de realidad virtual y realidad aumentada.

Un tour de realidad virtual y demás tecnologías exponenciales o en crecimiento, intenta hacer que niños y jóvenes le pierdan el miedo a esa escena futurista en la que los robots toman el control de las acciones humanas y, más bien, los invita a sumarse a ella.

Se trata del Centro de Innovación de Intel, en Belén de Heredia, a donde asistieron este jueves 24 de agosto, 30 niños de la Escuela España, ubicada en ese mismo cantón.

Además de experimentar con juegos de realidad virtual y realidad aumentada, los escolares aprovecharon atracciones en las que se expusieron a otros avances, como la impresión en 3D, la robótica y el desarrollo de software.

La jornada fue parte de la serie de visitas organizadas por Intel a su Centro de Innovación, inaugurado en noviembre del 2016, con el objetivo de acercar a los estudiantes a la tecnología.

"Lo que queremos lograr en los niños es que no solo se vean como usuarios, sino como creadores de tecnología. Intentamos darles orientación vocacional, para que empiecen a considerar áreas como la ciencia, las ingenierías y las matemáticas como una oportunidad para el futuro", comentó Timothy Scott, gerente de Asuntos Gubernamentales y Relaciones Públicas de Intel Costa Rica.

Una visita interactiva

En la primera de las actividades, los alumnos utilizaron equipos completos para realidad virtual y realidad aumentada. Con goggles (anteojos y audífonos que dan una experiencia de inmersión digital) y joysticks (controladores de mano) realizaron distintas tareas.

"Fue como si uno estuviera ahí. Agarramos unos discos y los metimos en una computadora. Fue una experiencia muy bonita. Nunca había hecho algo así", contó Daniela Venegas Rodríguez, de 10 años y alumna de cuarto grado.

En la segunda parte del recorrido, un apartado sobre impresión en tercera dimensión, los chicos observaron cómo se realiza un diseño en computadora, para luego imprimirse en materiales plásticos con relieves.

En la sección de robótica, divididos en dos grupos, los niños armaron dos carros eléctricos y los pusieron a competir.

La robótica también fue parte del recorrido.
La robótica también fue parte del recorrido.

Finalmente, en el área de desarrollo de software, jugaron con una plataforma llamada Scratch. En esta programaron un dibujo animado, el cual era un gato al que debían darle órdenes. Para que el animal recibiera ciertos comandos, los pequeños tuvieron que programar.

"Queremos que aprendan lo que es ser ingenieros a través del juego. Más que ser un proceso formal en un aula, este debe ser un asunto de experimentación", prosiguió Scott.

El gerente afirmó que las visitas se adaptan según la edad del grupo. Los colegiales, por ejemplo, tienen la oportunidad de conversar con los ingenieros de la empresa, quienes les cuentan, de primera mano, cómo es un día de labores.

Desde su apertura, el Centro de Innovación de Intel ha recibido a unas 450 personas; 250 de ellas, estudiantes de escuela, colegio y universidad.

Si está interesado en visitar este sitio, escriba a: cr.innovation.center@intel.com.

Intel opera en Costa Rica desde hace 20 años y emplea a 2.150 personas.