Monserrath Vargas L.. 12 enero
La versión Lioness 2 se lanzará a mediados de 2020 y las actualizaciones de software llegarán a la versión anterior. Foto: Lioness para LN.
La versión Lioness 2 se lanzará a mediados de 2020 y las actualizaciones de software llegarán a la versión anterior. Foto: Lioness para LN.

Las Vegas. La feria CES, celebrada entre el martes 7 y el viernes 10 de enero en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos demostró que con tecnología todo puede hacerse más inteligente, hasta los orgasmos.

Aunque en el 2019, la organización del evento fue sujeto de críticas por otorgar un premio a un juguete sexual llamado Osé, eliminar el galardón por considerarlo “obsceno e inmoral” y luego restablecerlo y disculparse con la creadora del dispositivo, este 2020, han querido enmendar su error.

¿Cómo lo han hecho? Con un pabellón en el que diversas compañías exhibieron sus innovaciones en materia sexual.

Así, mostraron un vibrador llamado Lioness que, conectado a una aplicación, utiliza inteligencia artificial para aprender de los orgasmos que tienen las personas y brindarles mejores experiencias, o bien, aparatos que se pueden operar de forma remota para darle placer a su pareja, aunque esta se encuentre a kilómetros de distancia, como el Satisfyer.

Inteligencia artificial

Lioness 2, un vibrador de $229, unos ¢ 130.000, permite obtener datos anónimos de la calidad de los orgasmos de quien utiliza el dispositivo y aunque en apariencia se ve como cualquier otro vibrador este incluye tres sensores que miden presión, temperatura y movimiento.

Así con el primero de esos sensores se podrá determinar la presión que ejercen los movimientos del piso pélvico (contracciones vaginales), las cuales, según las creadoras del dispositivo, son uno de los mejores indicadores para determinar la excitación y el orgasmo.

Por otro lado, el sensor de temperatura permite el seguimiento de la temperatura corporal y por último, el acelerómetro y giroscopio que incorpora el aparato ayudan a entender cómo se utilizó el vibrador en cada sesión.

Una vez que se ha utilizado el aparato, se puede sincronizar con una aplicación donde se podrá visualizar, entender y de esa forma mejorar los orgasmos futuros.

Aquí es donde entra la inteligencia artificial, pues basado en el análisis de 30.000 sesiones anónimas, es decir, utilizando big data o grandes cantidades de información, se ofrecerán recomendaciones para mejorar el placer, así como recomendaciones personalizadas para cada usuario.

El dispositivo estará disponible a mediados del 2020.

Control remoto

La fabricante de Satisfyer, uno de los vibradores de moda, quiso mostrar en el CES 2020 sus novedades.

Esta línea de vibradores que funciona con ondas de presión de aire para estimular el clítoris, mostró una app que trabaja como control remoto.

De esta forma, si una persona se encuentra a kilómetros de distancia, podrá estimular a su pareja poniendo a funcionar el vibrador, con ayuda de la aplicación.

Asimismo, el Satisfyer tiene la posibilidad de conectarse a Spotify y Apple Music. ¿Para qué?, para que las vibraciones sigan el ritmo de su canción preferida.

Su puesto fue uno de los más populares, pues el fabricante instaló una ruleta que los visitantes, tanto hombres como mujeres hicieron girar, para ganar productos de la compañía.

Para 2024, la industria del bienestar sexual representará cerca de $40.000 millones según consignó AFP en una de sus informaciones.