Monserrath Vargas L.. 4 marzo
El estudiante solo debe imprimir el marcador (una hoja con un texto), abrir la aplicación y apuntar con el celular. Foto:Jorge Castillo
El estudiante solo debe imprimir el marcador (una hoja con un texto), abrir la aplicación y apuntar con el celular. Foto:Jorge Castillo

Aprender Física será más sencillo e inmersivo para los alumnos de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), pues para estudiar y practicar pueden echar mano de una aplicación llamada Segunda Ley de Newton, que les permite usar realidad aumentada y así hacer sus prácticas.

La aplicación que estará disponible en unas semanas, para dispositivos con los sistemas operativos Android de Google y iOS de Apple, requiere de un marcador, en este caso un trozo de papel con el nombre de la app, al que el estudiante apuntará con su celular y con la aplicación abierta.

Así podrá visualizar las máquinas que suelen encontrarse en los laboratorios e inclusive introducir cifras en ellas y realizar experimentos, cuyos resultados podrán apreciarse en realidad aumentada (animaciones gráficas en su teléfono).

“Esa misma máquina está en los laboratorios, así que, cuando el estudiante llegue al laboratorio real ya sabrá en alguna medida cómo manipularla, qué se va a encontrar, cómo funciona y cómo se mueven las piezas. Eso le va a permitir optimizar el tiempo”, aseguró Fernando Ureña, encargado de la cátedra de Física en la UNED.

La aplicación fue presentada el lunes 25 de febrero, y según explicó Carlos Arguedas, coordinador del Laboratorio de Experimentación Remota llevan un año trabajando en ella, de la mano de la Dirección de Producción de Materiales Didácticos y un equipo multidisciplinario, que incluye a productores.

Fernando Ureña, Marco Conejo y Carlos Arguedas son los involucrados en el proyecto.Foto:Jorge Castillo
Fernando Ureña, Marco Conejo y Carlos Arguedas son los involucrados en el proyecto.Foto:Jorge Castillo

“Esto para nuestros estudiantes es una maravilla, pero queremos que más profesores de secundaria la usen y que haya más niños y más niñas que quieran estudiar carreras de ciencia e ingeniería”, comentó.

Aunque ya se hizo su presentación, aún se afinan algunos detalles para que cuando se lance al público sea “casi perfecta”, dijo Ureña.

El marcador necesario para que la aplicación funcione se colocará en la página de la UNED para descarga, pero “si usted vive en un lugar alejado y no tiene cómo imprimir el marcador tiene una versión web en la que se pueden hacer las mismas prácticas”.

La app cuenta con tres ejercicios diferentes, “pero en cada ejercicio usted puede tener tantas combinaciones que en el laboratorio real, por asunto de tiempo y de equipos quizá no se podría. Mientras que con la app, el estudiante tiene cada equipo para él solo”, comentó Ureña.

“Ahora que se habla tanto de la inversión de las universidades, nosotros creemos que es un tipo de inversión que no solo favorece el aprendizaje en la universidad, sino a todos niveles”, dijo Arguedas.

Esa no es la única herramienta con la que cuentan los estudiantes que deben cursar Física en la UNED, pues también tienen un Laboratorio de Experimentación Remota en el que pueden realizar sus prácticas desde la comodidad de su hogar y por medio de su computadora o teléfono.

Para facilitar que los jóvenes pudiesen hacer las prácticas desde su smartphone, el laboratorio se dedicó a buscar lenguajes de programación que fueran multiplataforma para que los materiales estuvieran disponibles de una manera más sencilla.

Tal y como lo explica UNED en su página web, los jóvenes tienen acceso a esta herramienta con un protocolo de comunicación a través del Internet, de esta forma se potencia la enseñanza de la física en la educación a distancia.

Entre la experimentación que pueden realizar se encuentran un panel eléctrico, el plano inclinado y Visir.

“Este año tenemos pensado tener disponibles tres prácticas más”, comentó Arguedas.

Cuando los alumnos acceden a las prácticas, las ejecutan desde su computadora o celular. Foto:Jorge Castillo
Cuando los alumnos acceden a las prácticas, las ejecutan desde su computadora o celular. Foto:Jorge Castillo

Sin embargo, las prácticas remotas han trascendido la universidad e inclusive se han llevado a secundaria en el Liceo de San Ramón y el Colegio Técnico Profesional de Atenas.

En el 2018, el laboratorio participó en una feria científica en Puriscal donde se impartió un taller a 10 docentes y 10 estudiantes, a estos últimos les costó menos que a los docentes adaptarse al uso de la herramienta y tanto Arguedas como Ureña, sueñan con que cada vez más educadores tengan acceso a estas prácticas y así fomentar las vocaciones científicas desde la secundaria.