Monserrath Vargas L.. 16 febrero, 2018

Saber si sus hijos ya llegaron a la escuela, subieron al transporte escolar o incluso conocer específicamente dónde se encuentran son algunas de las posibilidades que brindan una aplicación llamada Ellephant creada por costarricenses y el reloj Move Time Watch de Alcatel.

La primera de las alternativas es idea de los jóvenes Mónica Figueroa, Amir Translateur, Luis Carlos Morales y Jairo Navarro.

Una pulsera o una tarjeta serán las herramientas que utilizará la aplicación Ellephant para saber si sus hijos llegaron a la escuela o van en el transporte escolar. El proyecto de esta startup recibe el apoyo de la incubadora Costa Rica Open Future. Fotos Melissa Fernández.
Una pulsera o una tarjeta serán las herramientas que utilizará la aplicación Ellephant para saber si sus hijos llegaron a la escuela o van en el transporte escolar. El proyecto de esta startup recibe el apoyo de la incubadora Costa Rica Open Future. Fotos Melissa Fernández.

Ellephant funciona acompañado de una pulsera o una tarjeta. Cuando el escolar ingresa a la buseta o centro educativo, debe acercar los dispositivos a un punto de chequeo que se ubicará en esos puntos y que está equipado con un sistema de identificación por radiofrecuencia (RFID).

Este se encargara de enviar información que llegará a la app y notificará a los padres de que ya sus hijos subieron al transporte o llegaron a clases.

Actualmente, el proyecto está anuente a que escuelas interesadas ejecuten planes piloto de forma gratuita.

“Lo que hacemos con esta tecnología es darle tranquilidad a los papás. No todos ellos pueden recoger a los niños en la escuela. Este no es un tracking (seguimiento) activo, ni estamos invadiendo el espacio personal del niño, únicamente vemos dónde se encuentra en el momento, hacia dónde se dirige y el tiempo aproximado en llegar”, explicó Translateur.

Los emprendedores desarrollan esta iniciativa con el apoyo de Open Future, una incubadora público-privada, conformada por Telefónica (Movistar), el Centro Nacional de Alta Tecnología (Cenat) y el Consejo Nacional de Rectores (Conare).

Luis Carlos Morales, Mónica Figueroa, Amir Translateur y Jairo Navarro son los creadores de Ellephant, un sistema para registrar el ingreso de niños en busetas escolares y centros educativos.
Luis Carlos Morales, Mónica Figueroa, Amir Translateur y Jairo Navarro son los creadores de Ellephant, un sistema para registrar el ingreso de niños en busetas escolares y centros educativos.

Según Luis Carlos Morales, la idea es que esta tecnología —que llegará al mercado costarricense en las próximas tres semanas— esté al alcance de la mayoría de familias ticas. El precio se dará a conocer en su momento, explicó.

“Estamos seguros de que mantendrá a los niños seguros y a los cuidadores tranquilos, respetando el espacio privado de los menores”, agregó Morales.

La aplicación estaría disponible para los sistemas operativos iOS y Android, es decir, sería de fácil descarga y acceso.

El portador de la pulsera deberá acercarla a un sistema de identificación por radiofrecuencia (RFID), así los datos serán enviados a la aplicación, instalada en los teléfonos de los padres de familia. Fotos Melissa Fernández.
El portador de la pulsera deberá acercarla a un sistema de identificación por radiofrecuencia (RFID), así los datos serán enviados a la aplicación, instalada en los teléfonos de los padres de familia. Fotos Melissa Fernández.

Los responsables de Ellephant aseguraron que una de las ventajas que tiene su propuesta, con respecto a otras que se encuentran en el mercado, es que las pulseras y las tarjetas que utilizan no son costosas o llamativas, por ende, no ponen en peligro a quienes las portan.

Por otro lado, Amir Translateur resaltó que otra de las facilidades que ofrece su propuesta es que no utiliza baterías, lo cual hace que su durabilidad sea más grande y evita que el niño tenga que recargarlo frecuentemente.

Move Time Watch

Una alternativa similar que ingresó en el mercado recientemente a través de la operadora Claro es Move Time Watch.

Se trata de un reloj para niños de entre cinco y nueve años, que facilita a los padres conocer la ubicación exacta de sus hijos y hasta llamarlos o dejarles mensajes de voz.

El aparato tiene una capacidad de almacenamiento de 4 GB.

Además, incorpora un sistema de geolocalización, que funciona de la siguiente manera: los padres descargan una aplicación llamada TCL Move en su teléfono y por medio de un código QR que aparece en la pantalla del reloj del niño, sincronizan ambos dispositivos.

Esta solución puede ser útil para padres que consideran a sus hijos muy pequeños para tener un celular, pues se pueden hacer y recibir llamadas de voz por medio del reloj.

Los padres pueden colocar una lista de contactos, tanto de familiares como amigos en el dispositivo y el niño, con solo tocar la pantalla los llamará.

Asimismo permite establecer zonas seguras por donde el menor podrá circular. ¿Eso qué quiere decir? Que si el niño vive en Moravia, y solo suele circular por esa área, cuando vaya a Cartago o San José centro, una zona no permitida por sus padres, estos recibirán una alerta en su teléfono.

También viene equipado con un botón de emergencia, que el niño deberá sostener por 5 segundos para indicar que está en peligro. Tras tocar el botón, el teléfono llamará a los tres contactos que se hayan indicado como favoritos en su dispositivo.

Carolina Sánchez, vocera de Claro Costa Rica explicó que las características del “Move Time lo hace 100% amigable para los niños por: sus colores, sus bandas intercambiables, la duración de hasta dos días de batería, la facilidad del cargador de imán, la simpleza de sus botones y la resistencia a las salpicaduras de polvo o agua”.

El reloj se puede obtener con el plan pospago Sin Límites 1, a una mensualidad de ¢10.800 por 24 meses, o bien, en su modalidad prepago el cliente puede adquirir el reloj por ¢69.000 y recargar la línea periódicamente.