3 febrero, 2017

Estocolmo

Dinamarca presentó el viernes medidas para limitar la "porno venganza" (revenge porn), que consiste en difundir fotos o videos íntimos en las redes sociales sin la autorización de las personas afectadas, y para castigar esa prática con dos años de cárcel.

"Las fotos de examantes son puestas en línea", subrayó el Primer ministro danés Lars Løkke Rasmussen en Facebook. "Las víctimas quedan afectadas (por estas prácticas) durante todas sus vidas", agregó.

En Dinamarca, 17% de los hombres y 13% de las mujeres de 15 a 25 años tienen fotos de ellos desnudos publicados en Internet, según cifras dadas por el gobierno.

Ningún dato indica si esas fotos fueron publicadas en la red con o sin su acuerdo.

El proyecto gubernamental, presentado por los ministros de Justicia, de la Paridad y de la Educación, busca informar a las víctimas del procedimiento a seguir cuando presentan demandas.

Hasta ahora, este tipo de hostigamiento sexista era castigado con seis meses de cárcel.

El gobierno prevé hacer un estudio sobre la percepción por los jóvenes de los géneros, cuerpos y la sexualidad relacionada con su comportamiento en línea.

Un programa educativo debería también ser lanzado en las escuelas.