El Tiempo, GDA . 6 abril
La encuesta se produce después de una ola de escándalos sobre la manipulación en las redes sociales. Foto: iStock
La encuesta se produce después de una ola de escándalos sobre la manipulación en las redes sociales. Foto: iStock

A pesar de que la mayoría de la población estadounidense usa redes sociales como Facebook o Twitter “Propagar información errónea y dividir al país” es el principal temor por el impacto que estas tienen.

Así lo reveló una encuesta hecha por la cadena de televisión NBC y The Wall Street Journal que encontró que el 57% de los estadounidenses cree que las redes sociales contribuyen a dividir el país, mientras que el 55% aseguró que es más que probable que difundan “mentiras y falsedades” que noticias genuinas e información.

“Las redes sociales, y Facebook en particular, tienen algunos problemas serios en esta encuesta”, afirmó Micah Roberts de la empresa republicana Public Opinion Strategies, que junto a la demócrata Hart Research Associates, hicieron el estudio.

Según el reporte, el 61% de los estadounidenses cree que las redes sociales contribuyen a difundir ataques injustos y rumores contra figuras públicas y corporaciones, en comparación con el 32% que dice que ayudan a esas figuras.

Además, el 82% afirmó también que el tiempo invertido en las redes es tiempo perdido, mientras que solo un 15% dijo que era una buena inversión. A pesar de estos datos, el 69% de los encuestados reconoció que usa las redes sociales al menos una vez al día.

Las redes sociales, y Facebook en particular, tienen algunos problemas serios en esta encuesta

El estudio reveló también que los estadounidenses creen que la tecnología tiene más beneficios que inconvenientes. Alrededor del 60% de los encuestados dijeron que no confían en Facebook para proteger su información personal. Mientras que la desconfianza en otras organizaciones, como Amazon (28%), Google (37%) y el gobierno federal (35%), es mucho menor.

Solo uno de cada tres encuestados afirmó no estar de acuerdo con la práctica de las redes sociales de recopilar datos personales para permitir a los anunciantes dirigirse a ellos a cambio de recibir servicios gratis o de bajo coste.