Carlos Arguedas C.. 5 junio
La captura del costarricense se produjo este jueves poco después del mediodía en la comunidad de San Humberto de Los Chiles, en la carretera principal que comunica ese cantón alajuelense con Ciudad Quesada. Foto cortesía de Migración
La captura del costarricense se produjo este jueves poco después del mediodía en la comunidad de San Humberto de Los Chiles, en la carretera principal que comunica ese cantón alajuelense con Ciudad Quesada. Foto cortesía de Migración

Un transportista, al observar un retén de la Policía, bajó del automóvil a tres extranjeros que habían ingresado de manera ilegal, en un intento frustrado por burlar a los oficiales.

El hecho se presentó este jueves poco después del mediodía en la comunidad de San Humberto de Los Chiles, en la carretera principal que comunica ese cantón alajuelense con Ciudad Quesada.

Según informó la Dirección General de Migración y Extranjería, se trata de un costarricense de apellidos García García, y quien se dedica al transporte informal de personas.

Este sujeto quedó detenido y puesto a la orden del Ministerio Público como sospechoso del delito de tráfico ilegal de migrantes. Asimismo, el carro se lo decomisaron.

Alerta ciudadana

De acuerdo con el informe de Migración, este jueves en un puesto de control en el cual habían oficiales de la Policía Profesional de Migración, de la Fuerza Pública y del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se recibió una alerta de un ciudadano, sobre un vehículo en el cual se estarían trasladando personas de manera ilegal.

Poco después del mediodía, los agentes observaron como un automóvil marca Hyundai de color verde se detuvo de manera brusca en la vía y que de dicho auto bajaron tres individuos, que de inmediato se metieron a un sector montañoso.

El auto, luego de bajar los pasajeros siguió, y al ser parado en el puesto de control para revisión, se determinó que viajaban el chofer costarricense y como acompañante una mujer de nacionalidad de nicaragüense que se encontraba en condición migratoria irregular.

Al entrevistar a la pareja, los policías determinaron que las tres personas que descendieron del carro también eran ilegales, por lo que se ejecutó un rápido operativo que permitió la captura de los extranjeros en el sector montañoso.

Uno de ellos dijo ser la pareja de la mujer, otro alegó tener una solicitud de refugio y el tercero no tenía registro alguno en el país.

Las autoridades determinaron que los cuatro extranjeros, incluida la mujer, habían ingresado procedentes de Nicaragua por un puesto no habilitado. Habían pasado la noche en alguna casa cercana a la frontera en espera del momento propicio para iniciar el traslado en vehículo y así se movilizaron hasta la comunidad de El Parque.

Allí abordaron a García, quien les cobró ¢15.000 a cada uno por trasladarlos de El Parque a Muelle de San Carlos. En total, son 62 kilómetros de recorrido en una carretera totalmente pavimentada y en muy buen estado.

Los extranjeros fueron trasladados al puesto migratorio de Los Chiles para el correspondiente rechazo y García quedó a la orden de la Fiscalía.

El transportista de apellido García fue sometido a pruebas para tratar de determinar si estaba infectado de coviv-19. Foto cortesía de Migración
El transportista de apellido García fue sometido a pruebas para tratar de determinar si estaba infectado de coviv-19. Foto cortesía de Migración
Recuento

Desde el 19 de marzo, cuando se ordenó el cierre de fronteras, se contabilizan 17 casos de tráfico ilícito de migrantes, acciones en las cuales se han detenido a 21 personas.

Precisamente, de los implicados dos han sido condenados. La primera de las sentencias se dio el 8 de mayo cuando el Tribunal de Flagrancia de San Carlos condenó a seis años y seis meses de cárcel a un transportista que facilitó el ingreso ilegal de dos extranjeros, por la frontera norte, durante la emergencia por coronavirus.

Se trató de Adonis Santos Ríos, quien fue detenido el viernes 17 de abril en Tablillas de Los Chiles, por ayudar a ingresar de manera ilegal a dos extranjeros al país.

Luego, el jueves 21 de mayo, el Tribunal de Flagrancia de San Carlos sentenció a un nicaragüense de apellidos Téllez Silva, a cuatro años de prisión, también por el delito de tráfico ilícito de migrantes.

Este hombre fue detenido el 22 de abril en el lugar conocido como Los Naranjales, en Los Chiles, por la Policía Profesional de Migración, por ingresar a dos personas extranjeras de forma irregular, en la frontera norte de nuestro país, cobrándoles ¢30.000.

En apariencia, Tellez captó a dos personas indocumentadas provenientes de Nicaragua y, al parecer, les ayudó a ingresar al país por una zona no habilitada.

Presuntamente, cuando estas personas llegaran al lugar de destino, cada uno debía pagarle al encartado ¢15.000 aproximadamente.